El canal de Pau no tiene piedad con Crespo y Hernanz

Un momento de la bajada de Joan Crespo. / Bat Basque Team

Los dos se llevan sendas decepciones al quedar eliminados en la semifinal de K-1 del Campeonato del Mundo

I.A.

El slalom de aguas bravas es un deporte a la vez precioso y cruel. Su belleza y plasticidad llaman la atención y más si están recubiertos del envoltorio de un Campeonato del Mundo como el de Pau. Este deporte tiene miles de licencias y más seguidores en Francia, por lo que le hecho de que se celebre el Mundial al pie de los Pirineos es un acontecimiento que ha despertado mucho interés. Este viernes, primer día en el que se entregaban medallas individuales, el Stade d’Eaux Vives registró una sensacional entrada, pero como en jornadas previas. Aunque con espectadores de muchas nacionalidades, la mayoría eran franceses que acabaron el día con una mueca, ya que sus opciones de medalla cayeron en saco roto, solo salvadas por el oro del C-2 masculino, categoría que está perdiendo peso por su salida del programa olímpico.

Mueca más grande todavía puso la delegación española, ya que tres de sus mejores piragüistas también se quedaron sin nada. Primero la catalana Nuria Villarrubla, aspirante a medalla en C-1 femenino y que se saltó una puerta, por lo que quedó fuera de la final. Y después en K-1 masculino, el hispano-galo del Atlético San Sebastián Samuel Hernanz y el donostiarra Joan Crespo. En un deporte tan volátil como éste es complicado saber si merecían la etiqueta de aspirantes a medalla, pero sus trayectorias recientes y el conocimiento del canal invitaban a pensar que al menos en la final sí podrían estar. De hecho, fueron tercero y sexto en la clasificatoria del miércoles. Sin embargo, los dos tuvieron que ver la final de la categoría reina desde la orilla, con cientos de espectadores más.

De mejor a peor

De los dos, salió primero Crespo. Ya en la cuarta puerta tenía un toque, pero a pesar de ello en el primer punto de cronometraje estaba a medio segundo del mejor tiempo. Sus problemas llegaron en la parte media-baja del recorrido. Un toque en la puerta 14 le sumó otros dos segundos y, sobre todo, le descentró, tocando tres de las últimas cinco puertas del recorrido. Puesto 38, a más de doce segundos del corte para la final.

Antepenúltimo de los 40 semifinalistas salió Samuel Hernanz, quien en el primer tercio tenía el segundo mejor tiempo de todos los competidores. Todo iba bien hasta esa puerta 14 ayer maldita para los guipuzcoanos, porque no solo Hernanz la tocó, sino que además perdió la trayectoria y el fundamento de su trabajo. Tanto, como que más adelante incluso sufrió un vuelco. Pese a tanta penuria, solo quedó a menos de cuatro segundos de poder alcanzar la final, en el puesto 29.

Crespo reconoció que «a pesar de estar muy preparado, de haberme sentido muy bien en el última mes y de haber hecho una muy buena manga el miércoles, no ha podido ser. Con los toques que llevaba (puertas 4 y 14), en la parte final me he desinflado».

Por su parte Hernanz consideraba que «tenía el potencial para hacerlo muy bien. Es un canal que conozco, me sentía muy bien en el agua. Este año he estado lesionado parte de la temporada y haberme perdido el trabajo de invierno también influye. Si no estás tan bien técnicamente lo puedes suplir con el físico, pero no tenía este recurso. Ni estaba cómodo técnicamente ni he podido compensarlo físicamente. Toca asimilar lo que ha pasado y aceptar esta decepción».

Mikel Sarasola y Aitor Goikoetxea, del Atlético San Sebastián, competían también en la semifinal, en este caso de C-2. También tocaron la puerta 14, pero para entonces ya llevaban otros tres toques y además se saltaron la 17, por lo que acabaron precisamente en esa posición.

Chourraut y Elosegi, este sábado

Ya hemos comentado lo cruel que puede ser este deporte y algo así sería que Maialen Chourraut (Atlético San Sebastián) y/o Ander Elosegi (Santiagotarrak) quedaran este sábado fuera de la final. Pero nadie puede poner la mano en el fuego por ellos, por mucho que estén en el ramillete de favoritos. Maialen es tercera en su ránking y no ofrece dudas y Ander, decimosexto, aunque se está mostrando muy veloz este año, en el que no ha terminado de dar en la diana por culpa de los toques, faceta que debe controlar.

A las 10.33 horas empezará la semifinal de K-1 femenino, con cuarenta piragüistas en busca de diez plazas de finalista y Chourraut saliendo en el puesto 36. En las mismas proporciones se repartirá la suerte en el C-1 masculino a partir de las 11.38 y en el mismo puesto saldrá Elosegi. Ambos fueron quintos en la primera ronda y esperan poder estar en sus respectivas finales, a las 15.22 la de K-1 femenino y a las 16.09 la de C-1 masculino.

Fotos

Vídeos