Herri Kirolak

El Campeonato de Gipuzkoa de segalaris del domingo no tiene un favorito claro

I. G. SAN SEBASTIÁN.

Asteasu acogerá el domingo, a las 12.00 horas, la final del Campeonato de Gipuzkoa de segalaris. Un campeonato abierto y sin un favorito claro, aunque con dos serios candidatos. El actual campeón y defensor del título Julen Gabirondo y el multicampeón de Euskadi y Gipuzkoa Jexuxmari Ormaetxea 'Urki'.

Ambos parten en principio con el beneplácito de la cátedra por sus trayectorias, pero Iban Pardo y Jokin Etxeberria son dos segalaris temibles y puede hacer saltar la sorpresa en las campas del caserío Bulano de Asteasu.

El trabajo a realizar por los cuatro segalaris será de una hora y el que más kilos sume será el que se lleve la txapela de campeón de Gipuzkoa de segalaris. El escenario es el mismo en el que Gabirondo logró su primer campeonato de Gipuzkoa hace un año. En aquella ocasión aventajó en pocos kilos al gran ausente, que no es otro que Igor Esnaola. Sus problemas de espalda impedirán ver las evoluciones del dominador de la especialidad en los últimos años.

Jokin Etxeberria es de Amasa y repite la final del año pasado. Su objetivo será mejorar el tercer puesto de 2016. Iban Pardo no estuvo en la final de 2016, pero es un segalari experimentado y con un bagaje importante detrás. El de Zestoa se clasificó con una buena eliminatoria. A pesar de quedar entre los finalistas, fue el que menos kilos cortó.

Urki es en teoría el principal rival de Gabirondo. El de Orendain ha sido varias veces campeón de Euskadi y Gipuzkoa. Pese a sus intermitentes apariciones en los campeonatos, cuando lo hace es para ganar o estar cerca de los títulos. En la eliminatoria ya dejó constancia de sus capacidades.

En Zizurkil Julen Gabirondo fue el mejor con 1.522 kilos por delante de Jokin Etxeberria (1.490,5 kilos), Urki (1.469 kilos) e Iban Pardo (1.380 kilos).

Hay que reseñar que esas marcas las realizaron en dos tandas diferentes y en 30 minutos. No es la referencia más fiable, ya que en la final el trabajo el mayor y en vez de disputar 30 minutos, lo harán una hora.

Otro factor a tener en cuenta es la hierba. Habrá que ver en qué condiciones está la campa de Bulano. Las lluvias de la semana pasada habrán mejorado el estado de la campa y habrá crecido la hierba. Además, esperan que la hierba haya cogido más peso, aunque esta semana no ha llovido y mitigará algo la dificultad. Eso hará que sea una competición mucho más dura.

Fotos

Vídeos