Mushing

Campeón con el mejor amigo del hombre

Ekaitz y 'Flynn' pueden estar tranquilos o compitiendo al máximo nivel. / LUSA
Ekaitz y 'Flynn' pueden estar tranquilos o compitiendo al máximo nivel. / LUSA

El hondarribiarra Ekaitz Erauskin y su perro 'Flynn' han logrado el oro en el estatal de mushing en la modalidad de skijoring

BORJA OLAZABAL

Ekaitz Erauskin y 'Flynn' son uno. Ekaitz es un chico normal, de Hondarribia. 'Flynn' es un perro, un mestizo con madre Greyster y padre Alaskano. Juntos se han proclamado campeones de España de mushing en su modalidad de skijoring. El mushing son las carreras de trineos tirados por perros, pero el atleta guipuzcoano practica la disciplina en la que la persona hace esquí de fondo y es tirada por un solo animal.

Las pruebas de esta edición del estatal tuvieron lugar en Pla de Beret, en la estación de Baqueira, a donde el hondarribiarra se desplazó con 'Flynn'. La competición constó de dos mangas en formato de contrarreloj. La primera tuvo lugar el sábado, la segunda el domingo y cada una consistió en darle una vuelta a un circuito de 12,5 kilómetros. El guipuzcoano y su perro fueron los más rápidos, algo que no se esperaban.

Erauskin cuenta que «viendo los que estaban inscritos sabía que podía luchar por hacer podio, pero pensaba que ganar sería imposible. Uno de mis rivales está entre los diez mejores de Europa, pero este deporte depende de muchos factores y a mí me salió todo bien. El perro se comportó de una manera excelente y conseguimos ganar».

Sus pronósticos no correspondían a una falsa modestia, ya que la dupla Ekaitz-'Flynn' no había logrado nunca un resultado tan bueno. «Lo mejor que había conseguido era un cuarto puesto en una Copa de España de canicross. De lo que me he dado cuenta en los últimos tiempos es que 'Flynn' compite mucho mejor sobre nieve».

Este tipo de deporte no es el más habitual que uno se puede encontrar, aunque en los canicross cada vez se ven más participantes. La afición a Ekaitz le viene de tiempo atrás y explica que «llevo siete u ocho años haciendo canicross. Empecé con el perro de casa y luego un amigo me pasó uno de mushing, que es con el que compito ahora. Me animó mi pareja porque nos gusta mucho ir al monte con los perros y yo también solía salir a correr con ellos. Fui entrando más en el mundillo, viendo que había otras modalidades y acabé descubriendo las pruebas sobre nieve. Primero hice un canicross sobre nieve y luego empecé con los esquís».

Difícil para entrenar

Correr por el monte con 'Flynn' y preparar un canicross no es un problema para Ekaitz, pero encontrar nieve en Hondarribia es algo así como imposible. ¿Cómo hace entonces para entrenar? «La verdad es que tenemos muy pocas oportunidades para poder trabajar sobre la nieve. Antes del campeonato de España, por ejemplo, me inscribí en el de Castilla y León, que se disputó en la estación de Vegarada, y también hice el campeonato Vasco-Navarro, en Linza. Lo que sí he hecho es aprender algo más de técnica esquiando. Yo no era, ni soy, ningún experto del esquí de fondo, pero he mejorado un poco en las subidas y eso me ha ayudado. Aunque en nieve importa mucho el perro. Sobre tierra, si uno se para, no avanza, pero en nieve el perro puede tirar de ti en algunas zonas».

Ganar en Pla de Beret fue una sorpresa para el guipuzcoano, pero ahora quiere más. Por ejemplo, acudir al próximo campeonato de Europa. «Normalmente va el que gana el estatal, pero hay que ser seleccionado y podrían llevar a otro. Me gustaría poder ir para disfrutar de la experiencia».

Ekaitz y su perro 'Flynn' ya han demostrado de lo que son capaces. Como dijo 'Flynn' tras lograr el título, ¡guau!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos