Montaña

La BUTS cerró el círculo con la Donostia-Bilbao

Poco antes de salir de Donostia hacia Bilbao, los corredores recibieron un aurresku de honor. / JMS

La Basque Ultra Trail Series llegó a Bilbao tras recorrer las cuatro capitales vasco-navarras con claro dominio de los corredores vizcaínos

JUAN MANUEL SOTILLOS SAN SEBASTIÁN.

El pasado fin de semana tuvo lugar la cuarta carrera de las que se ha compuesto la primera edición de la Basque Ultra Trail Series, realizadas en diferentes épocas a lo largo de este año, dándose el pasado viernes a las 11 de la noche se la salida a esa última etapa que unía por montaña Donostia y Bilbao. Y los vizcaínos fueron profetas en su tierra copando el podio.

Más de 130 corredores iniciaron la carrera en plena noche en los jardines de Alderdi Eder, llegando el primero en casi 20 horas tras recorrer 140 kilómetros con 16.600 metros de desnivel acumulado y ascendiendo a dieciséis cimas, pasando primero por el arco de meta del muelle del Arenal en Bilbao Jon Erdaide, natural de Gorliz y residente en Cataluña, con un crono de 19h53:32. 33 minutos después entraron juntos en meta sus inmediatos seguidores, los también vizcaínos Arkaitz Iturriagaetxebarria, de Abadiño y Erlanz Zandunbide, de Iurreta, quienes se desviaron del camino y anduvieron unos kilómetros perdidos.

En el último tramo del recorrido un grupo de cazadores había retirado las balizas que señalizaban un tramo del camino. Y para terminar de completar el protagonismo vizcaíno, la santurtziarra Leire Martínez de Santurtzi fue la primera de las féminas con un crono de 20h50:43, seguida de la navara Nerea Martínez y la barakaldesa Silvia Trigueros, quien ganó en el cómputo de las cuatro carreras. En hombres, el triunfo en la clasificación general fue para el irundarra Carlos García.

Corriendo solos por la noche

Muy bien preparados tienen que ir estos corredores, además de físicamente y sicológicamente, ya que la carrera empieza de noche y muchos de los participantes lo hacen absolutamente solos. Fernando J. Pérez, director de la BUTS, explicó a los corredores minutos antes de la salida las últimas novedades del recorrido, adelantándoles que haría frío nocturno. Tras recorrer el paseo de La Concha, los primeros corredores se adentraron en las laderas de Igeldo enfilando hacia Orio corriendo en absoluta nocturnidad y solos.

Así resumía su carrera el ganador después de casi veinte horas corriendo. «Al principio he ido solo, no he cambiado el ritmo. Los primeros kilómetros he disfrutado, pero luego lo he pasado muy mal. Y he entrado en meta con la rodilla dolorida. En la primera carrera de BUTS quedé segundo, en la segunda me lesioné, en la tercera hice unos pocos kilómetros y en esta, por fin, he ganado. Estaba en deuda con la organización y necesitaba hacer algo así».

La BUTS bienal

Esta gran carrera de cuatro etapas ha estado inspirada en la travesía por montaña que hizo en 1953 el montañero tolosarra Shebe Peña, uniendo las cuatro catedrales saliendo de Bilbao hacia Gasteiz, después Iruña y Donostia, para terminar en el punto de partida en la capital vizcaína, de la que nació el libro de Shebe, 'Al mismo tiempo que Hillary y Tensing'», como tributo a la primera ascensión al Everest.

Al término de la cuarta y última carrera, Fernando J. Pérez declaraba su satisfacción con el proyecto que ha nacido este año y adelantaba que posiblemente tenga una perioricidad bienal. «Ha sido una experiencia impresionante e increíble. Las cosas han salido bien y hemos ido mejorando de carrera en carrera». Empezó la primera etapa de Bilbao a Gasteiz el último fin de semana de febrero. Después, el primer fin de semana de mayo fue Gasteiz, Iruña; en agosto, la tercera etapa de Pamplona a Donostia, y el pasado fin de semana cerrando el círculo salió de Donostia para llegar al punto de partida en Bilbao. En total 500 kilómetros, 24.600 metros de desnivel, 78 cimas ascendidas....

«Hay que analizar si podemos continuar, si van a seguir apoyándonos patrocinadores, instituciones, etc. Si seguimos. adelanto que la BUTS será bienal», señaló Pérez. Y añadió que «para ser la primera edición, pensamos que lo hemos hecho bien, aunque hay mucho recorrido para mejorar. Hemos captado que los propios corredores se han sentido muy bien tratados, agradeciendo a la organización estas carreras por todo Euskal Herria. Si ellos están contentos, nosotros estamos contentos». El director de la BUTS no quería olvidarse de «agradecer a todos los voluntarios su entrega, esfuerzo y dedicación en las cuatro provincias por las que ha discurrido la carrera. Desde luego, no hubiera sido posible sin ellos».

Fotos

Vídeos