Hockey

«En Brasov no somos favoritos, pero espero que tengamos opciones»

Pablo Puyuelo./MICHELENA
Pablo Puyuelo. / MICHELENA
Pablo Puyuelo, capitán del Txuri Urdin

El Txuri Urdin debuta hoy en la Continental Cup en Rumanía frente a los locales del Corona Brasov Pablo Puyuelo Capitán del Txuri Urdin

I.I.SAN SEBASTIÁN.

Pablo Puyuelo (Jaca, 24 años) es el capitán del Txuri Urdin que desde hoy hasta el domingo disputa la segunda eliminatoria de la Continental Cup, un play off en Brasov, Rumanía. El jugador blanquiazul no esconde las dificultades que entraña medirse hoy a los locales del Corona (14.00 horas), mañana (18.00) al campeón húngaro, el Jegesmedvek Miskolc y el domingo (14.00) al Estrella Roja de Belgrado, el rival más asequible a priori. Pero asumida esa realidad, Puyuelo destaca la ilusión con que afrontan esta aventura.

- Ha llegado la hora. Esta tarde, Corona Brasov-Txuri.

- Estamos con muchas ganas. Es el primer viaje al extranjero del equipo. Algunos estamos acostumbrados a hacer un papel importante con la selección, pero aquí nos toca estar en otra situación. Es un premio a la temporada pasada y no tenemos obligación de ganar, pero está claro que nuestra idea es hacer un buen papel. Nos vamos a encontrar un hockey de otra dimensión.

«Los favoritos son los rumanos y los húngaros, todos sus jugadores son profesionales»

- ¿Qué partidos espera?

- Los favoritos son los húngaros y los rumanos, con todos sus jugadores profesionales. Podemos estar más cerca del equipo serbio, porque con la selección disputamos partidos igualados. Aunque su liga es mejor que la nuestra, espero que tengamos opciones.

- Todos coinciden en destacar que se lo toman como un premio.

- Sí, porque es la opción de competir en otro país y contra equipos diferentes. Por eso hemos venido todo el equipo, porque queremos disfrutarlo.

- ¿Conocía la pista?

- Sí, he jugado aquí con la selección. Disputamos en Brasov un Mundial y fue una experiencia muy bonita. Es buena, con gradas en todo el perímetro, lo que siempre genera un ambiente especial, que gusta al jugador. El equipo rumano tratará de aprovechar esa ventaja, porque seguro que estará abarrotado.

- ¿Han podido entrenarse en el escenario de los partidos?

- No, después del viaje (salieron de Donostia ayer a las 4 de la madrugada) nos fuimos a descansar. Además, nosotros estamos acostumbrados a entrenar tres días a la semana y jugar un partido. Con tres encuentros en tres días no hace falta meter más carga.

- ¿En estos países se vive mucho el hockey?

- Sí, pero nosotros no tenemos nada que envidiar con el apoyo que tenemos de nuestro público. Se nota que el Txuri va para arriba en estos últimos años. Pero es verdad que aquí en Brasov vamos a vivir un gran ambiente de hockey.

- ¿Dónde se notará más la superioridad de los equipos rivales?

- Tanto rumanos como húngaros sos profesionales y son muy grandes y muy físicos. Cobran por jugar. Además tienen extranjeros buenos, franceses, eslovacos, canadienses...

«Disputé un Mundial en Brasov en esta misma pista, es buena»

- ¿Llegar con los deberes hechos tranquiliza?

- Antes del partido del Puigcerdá, Tito Marcelino (el entrenador) nos dijo que era importante llegar al parón con cuatro victorias de cuatro para poder disfrutar de la competición europea, y lo logramos.

- ¿Cómo valora ser líderes en solitario desde tan pronto?

- Tenemos los pies en el suelo. Estamos aún en la primera vuelta y faltan otras tres. Desde luego, empezar así es dar un paso de gigante, sobre todo al haber ganado en Jaca y tener 12 puntos, frente a los ocho de ellos.

Fotos

Vídeos