Balonmano

La brasileña Ligia da Silva cubre la baja de Judith Sans

La fichaje del Bera Bera, de 21 años y 1,90 metros, milita en la actualidad en el Pogon de Polonia y está tomando parte en el Mundial de Alemania

XABIER GALARTZASAN SEBASTIÁN.

A grandes males, grandes remedios. Esta máxima parece haber seguido el Bera Bera, además con gran celeridad, para reponerse del último contratiempo que supuso la repentina e inesperada marcha de Judith Sans a la Liga danesa, al fichar por el Midtjylland. En el mismo instante la internacional catalana notificó su decisión de aceptar la oferta del club danés se puso manos a la obra y dirigió su mirada de inmediato al Mundial de Alemania.

En pocos días, el Bera Bera ha cerrado un acuerdo con Ligia Costa Maia da Silva, que ha militado las dos últimas temporadas en el Pogon Baltica Szczecin. La brasileña tratará de cubrir el enorme hueco dejado por la internacional Judith Sans, aunque a última hora la catalana no ha llegado a formar parte de la lista de Carlos Viver para Alemania.

La jugadora brasileña no cuenta con un gran bagaje a nivel internacional a pesar de estar en el combinado estatal a las órdenes de Jorge Dueñas y de tomar parte en la Liga polaca.

Además de tener que ser una baza ofensiva, ocupará el centro de la defensa con Azurmendi

El compromiso del Bera Bera con la pivote brasileña es hasta final de temporada

El entrenador vizcaíno apenas ha contado con ella en este Mundial, al convertirse en la segunda jugadora de campo con menos minutos en los siete partidos disputados. Brasil no fue capaz de superar el corte para jugar los octavos de final al saldar su concurso en la fase de grupos con dos derrotas ante las potencias de Rusia (24-16) y Dinamarca (20-22), una victoria sobre el colista Túnez (22-23) y dos empates con Montenegro (23-23) y Japón (28-28). Seguidamente ganaron a Camerún por 28-26 y perdieron con Polonia por 29-27, de manera que se han despedido de este Mundial que sigue en liza desde la decimoctava posición.

Ligia da Silva es una de la media docena de ofertas que le han llovido de inmediato al conjunto donostiarra tras anunciarse la marcha de Sans. La mayoría de las candidatas eran extranjeras y el club se ha decantado por esta opción, al considerar que era claramente la mejor alternativa para reponerse del último varapalo sufrido por su plantilla.

A pesar de su gran complexión física, ya que se trata de una pivote que alcanza nada menos que 1,90 metros, Da Silva se caracteriza por su rapidez de movimientos. La brasileña se convierte no solo en el techo de la actual plantilla, sino en el del club a lo largo de sus casi tres décadas en la máxima categoría.

Ataque y defensa

Su labor no se va a reducir únicamente al terreno ofensivo, sino que se le requiere para ser el eje defensivo, tarea que desempeñaba su precedente.

Da Silva pasará a compartir el centro de la defensa con Nora Azurmendi. La jugadora carioca se ha comprometido con el club en un principio hasta el final de temporada. Entre tanto, sus nuevas compañeras jugarán varios amistosos y la Copa de Euskadi antes de que se reanude la Liga en enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos