Balonmano

El Bidasoa-Irun estuvo a merced del que será su primer rival liguero (26-33)

El Bidasoa-Irun no estuvo fino ante un Huesca más fresco y hábil

I. A. Irun

El Bidasoa-Irun tiene hasta el 9 de septiembre para corregir los errores que le llevaron a perder (26-33) el amistoso ante el Huesca, equipo que le visitará en la primera jornada liguera.

Mejor no alarmarse porque la pretemporada está para trabajar y para hacer equipo, pero ayer el Bidasoa-Irun no estuvo fino ante un Huesca más fresco y hábil. Los irundarras pueden achacar su cansancio al partido del jueves en Zumaia, pero es que su rival había jugado el miércoles en Granollers y viajado ayer a Irun, por lo que ese argumento pierde peso.

Los irundarras entraron con buen pie en el partido y uno de los fichajes de este verano, Rodrigo Salinas, ya había marcado tres goles para el 4-2. 8-6 seguían por delante los de Cuétara cuando éste para el minuto diez ya había cambiado a todos sus jugadores de campo –como siguió haciendo durante el partido– pero un parcial de 0-5 dio ventaja a los oscenses, que llegaron al descanso ganando 15-17.

De nuevo los amarillos brillaron en los primeros minutos y Muiña puso el 21-20 al quinto minuto de la reanudación. Esta vez el parcial fue de 0-4 y a partir de ahí el Bidasoa-Irun fue aumentando su repertorio de errores hasta acabar perdiendo 26-33.

Alineación: Ledo (5 paradas), Aldaba (2), Nonó (3), Kauldi, Salinas (4), Popovic, Lancina (3) siete inicial-, Zubiria (1 parada), Cavero (3), Crowley (1), Serrano (4), Muiña (4), Renaud (2), Azkue y Redondo.

Marcador cada cinco minutos: 4-2

6-5

8-8

9-13

12-16

15-17

21-20

21-23

22-24

23-27

25-30

26-33

Fotos

Vídeos