Balonmano

El Bidasoa mete miedo pero cae ante el Barça

Nonó lanza ante la oposición de Viran Morron./PHOTODEPORTE
Nonó lanza ante la oposición de Viran Morron. / PHOTODEPORTE

El equipo irundarra cuaja un gran partido en el Palau y es el que por menos goles ha perdido visitando al campeón (29-26)

BORJA OLAZABAL

En los partidos que cualquier equipo juega contra el Barça en la Liga Asobal, la premisa siempre suele ser la misma: a ver cuánto tiempo le aguantamos al campeón.

El Bidasoa-Irun ha visitado el Palau, una cancha en la que los locales no pierden desde el 12 de mayo del 2012, y ha estado a punto de dar la sorpresa. Ha aguantado hasta el minuto 59. De hecho, el irundarra es el equipo que en más aprietos ha puesto a los catalanes en su cancha esta temporada en la competición doméstica. El Bidasoa ha perdido por solo tres goles, 29-26, cuando el triunfo más 'ajustado' de los blaugrana había sido por siete.

Y no solo emoción ha tenido el partido. Asier Zubiria, después de tres encuentros en la grada, ha cuajado un gran choque y se ha ido hasta las diez paradas. De hecho, ha sido el que ha mantenido el pulso ante el arrollador inicio del Barça y uno de los que ha posibilitado la igualdad en el tramo final.

Mención aparte merece también la dupla arbitral, que ha ayudado todo lo que ha podido a los locales. No, el Bidasoa no ha acabado perdiendo por culpa de los árbitros.

Y es que no es normal que un impacto de Borges con las dos manos sobre el rostro de Azkue se quedara en exclusión, cuando debió ser roja, y Aldaba tuviera la misma sanción por cortar, voluntariamente a criterio de los colegiados, un pase con el pie. O esos más que rigurosos dos minutos sobre Popovic, con el 27-26 en el marcador y a falta de un minuto para el final. Pero no hemos venido aquí para hablar de los árbitros. Es mejor quedarse con la más que notable imagen mostrada por los amarillos.

Ataque pausado

Una de las claves del encuentro ha estado en el ataque pausado que ha puesto en escena el cuadro bidasotarra, más dado a un balonmano de ritmo alto. Esto le ha evitado pérdidas y ha impedido goles fáciles del Barça. Los irundarras no se han salido del guión ni tras un 4-1 inicial que hacía presagiar lo peor y, poco a poco, le han ido recuperando terreno a los locales

El Bidasoa no solo ha demostrado sobriedad, también ha dado espectáculo. Geniales han sido el caderazo de Leo para el 10-9 y el roscón de Popovic al filo del descanso, que ha dejado un 14-13 que nadie esperaba al término de la primera parte.

El show ha continuado tras el paso por los vestuarios. Lancina y Salinas han dibujado un fly para mantener la desventaja en un gol, 15-14, y tras otro zurriagazo de Mem desde los nueve metros, lo siguiente ha sido un parcial de 0-3 que ha puesto por primera vez a los de Irun por delante.

Ha marcado Kauldi, ha recuperado el Bidasoa, ha marcado Serrano, Zubiria le ha hecho un paradón a Syprzak y Serrano ha puesto en ventaja a su equipo, 16-17, en el minuto 36. El partido podía haber acabado ahí, pero quedaba un mundo y el campeón de liga no ha dejado escapar los puntos de su cancha.

Los locales se han recuperado con un parcial de 0-4 (20-17) y los de Jacobo Cuétara han ido a remolque hasta el final. Pero nunca se han rendido. El Barça se ha agarrado al lanzamiento exterior de Mem y a las paradas de Gonzalo, pero Azkue, de penalti, ha puesto el 27-26 a 1.20 del final. Acto seguido ha llegado la exclusión a Popovic y el arreón de los culés para el definitivo 29-26.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos