Balonmano

El Bidasoa busca sensaciones

Jon Azkue, en un lance del partido contra el Huesca de la primera jornada en Artaleku. /F. DE LA HERA
Jon Azkue, en un lance del partido contra el Huesca de la primera jornada en Artaleku. / F. DE LA HERA

Los irundarras, que seguirán sin poder contar con el chileno Salinas, reciben en Artaleku al Ademar de León a partir de las ocho y media

BORJA OLAZABAL IRUN.

La Liga Asobal vuelve esta tarde a Artaleku y lo hará con un auténtico partidazo. Y es que el Bidasoa-Irun recibe a partir de las ocho y media al Ademar de León. Se trata de un duelo entre dos equipos históricos. Dos equipo que años atrás peleaban por conseguir los títulos más importantes.

A día de hoy son los leoneses los que miran más arriba, el año pasado fueron segundos en liga y esta temporada están disputando la Champions League, mientras que los bidasotarras tienen objetivos mucho más modestos. Sobre todo, en el encuentro de hoy.

El curso pasado un recién ascendido Bidasoa-Irun plantó cara al Ademar en León y estuvo cerca de ganarle en Artaleku. De hecho, con el 27-28 en el marcador y en plena remontada bidasotarra, el veterano Juanín García marcó con medio cuerpo dentro del área de seis metros. El tanto subió al marcador a pesar de la infracción y los de León acabaron ganando 28-31. En esta Liga Asobal el Barça es el único equipo al que nadie le puede hacer frente, pero al resto de grandes, cuando uno juega como local, se les puede dar más de un susto.

Este debería ser el pensamiento de los bidasotarras de cara al encuentro de esta tarde en Artaleku, pero las miras van por otro lado. Los hombres de Jacobo Cuétara han comenzado la temporada con dos derrotas, una inesperada en la primera jornada ante el Huesca en Artaleku y otra dolorosa, el 34-25 del sábado en Puente Genil. Lo peor de todo, que las sensaciones que ha dejado el equipo no han sido del todo buenas.

Por ello, y aunque ganar es el gran objetivo de cada partido, lo principal en el encuentro de hoy para el Bidasoa es recuperar su mejor versión. Acercarse a ese equipo que quiere ser a lo largo de la temporada. A ese equipo que no quiere oír hablar del descenso. El Bidasoa busca recuperar sensaciones.

De hecho, el propio Jacobo Cuétara dijo en la rueda de prensa previa al partido contra el Ademar que «lo más importante es que juguemos bien al balonmano. Si no damos nuestro nivel no vamos a optar a la victoria. A partir de ahí veremos qué Ademar nos encontramos y qué dificultades podemos plantearle. Si no jugamos bien contra un equipo de Champions nos va a ganar de diferencia, pero lo primero es que nosotros lo hagamos bien».

Aunque también quiso recalcar que «estoy contento con el trabajo que está realizando el equipo y con cómo está evolucionando. No voy a cambiar eso por un partido malo».

Ausencia importante

A estas alturas de la temporada, con solo dos partidos disputados, no se puede hablar de urgencias clasificatorias, por lo que el gran problema del Bidasoa está en la enfermería. El entrenador espera poder contar con Jon Vázquez, que no se ha estrenado esta campaña, y con Adrián Crowley, que se perdió el último partido, pero no podrá hacer uso del que debe ser la máxima referencia ofensiva del equipo, el chileno Rodrigo Salinas. El lateral se lesionó los ligamentos del pulgar de su mano derecha contra el Huesca y sigue siendo baja.

Menos fuerza para intentar ganar a los Cupara, Costoya, Juanín y compañía, pero la meta, como hemos dicho, debe ser otra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos