Balonmano

La Liga aguarda en Barakaldo

La Liga aguarda en Barakaldo

El Super Amara se jugará en la última jornada la conquista de su quinta Liga tras el triunfo del Guardés

XABIER GALARTZA

Por tercera vez habrá que aguardar hasta el cierre del campeonato para poder entonar el alirón. Sería la quinta vez en la historia. El Super Amara completó ayer su trabajo de manera exquisita. Su cometido era superar al Elche Mustang y lo hizo afrontado un buen partido en líneas generales. El Guardés, equipo con el que aparece empatado a puntos, hizo lo propio frente al Rincón Fertilidad Málaga, de ahí que se la tengan que jugar a una carta la próxima semana en Barakaldo, en el derbi vasco que afrontará el viernes contra el HGB Zuazo (21:00 horas, Teledeporte).

El hecho de que las ilicitanas llegaran con los deberes hechos y la permanencia asegurada quitó un poco de tensión al encuentro, pero eso no significa que le restara intensidad y resultara vistoso para el numeroso público, más del habitual, que se dio cita en Bidebieta.

El Bera Bera fue el auténtico dominador del partido, que si bien estuvo equilibrado hasta el filo des descanso, la salida que tuvieron en la reanudación posibilitó que quedará visto para sentencia con gran antelación.

El equipo saltó muy centrado al terreno de juego. Un dato objetivo de ello fueron las tres recuperaciones de balón que efectuaron en defensa dentro de los primeros cinco minutos.

El Elche le recibió con una defensa abierta y muy profunda, situación de la que supo zafarse a través principalmente de Maitane Etxeberria, que se mostró muy cómoda tanto lanzando desde el extremo como corrigiendo su trayectoria para acabar lanzando desde la posición de pivote.

De cara a portería la aportación de las dos extremos zurdas, la propia Maitane y Andrea Cardoso, en esta primera parte fue determinante, hasta el punto de ser las autoras de nada menos que once de los quince goles que subieron al marcador en esta primera mitad.

El Elche fue solventado de manera paulatina los serios problemas que tenía de salida para salvar la muralla defensiva donostiarra. La única fórmula que encontraron inicialmente fueron a través de las penas máximas. Aún así, consiguieron retrasar el despegue en el marcador que se vislumbraba a través de sus penetraciones y lanzamientos exteriores, faceta en la que destacaron la extremo Hernández y la lateral Flores. El Elche probó diferentes recetas para ver portería. Rápidamente descartó la opción del doble pivote y se inclinó en jugar por fuera.

29 Super Amara Bera Bera

Castellanos (1, 10 paradas); Ezkurdia (1) Menéndez, Etxeberria (8), Azurmendi, Berasategi (1), Arderíus (3) -equipo inicial-; Zugarrondo (1 parada), Gorostidi (3), Arrojeria (4), Guarieiro (1), Cardoso (7, 2p) y Ederra. Lanzamientos: 38. Pérdidas: 15.

23 Elche Mustang

Sánchez (1, 7 paradas); Zhukova (2), Gangel (1), Musons (2), Flores (6), Hernández (6, 1p), Bertrand (1) -equipo inical- Ocáriz (1), Arcos (3, 2p) y Méndez.

árbitros
Peñaranda y Yagüe (Aragón). Excluyeron a Berasategi (2) y a Cardoso por el Bera Bera y a Méndez por el Elche.
marcador cada cinco minutos
Peñaranda y Yagüe (Aragón). Excluyeron a Berasategi (2) y a Cardoso por el Bera Bera y a Méndez por el Elche.

La primera ocasión en la que el Bera Bera dispuso de superioridad numérica lo aprovechó para abrir el primer hueco importante (9-5), después de que Cardoso convirtiera de manera consecutiva sus dos penaltis. Pero una vez que las visitantes recuperaron todos sus efectivos volvieron a entrar de lleno en el partido al colocarse a un solo gol (9-8). La propia Cardoso fue la que dio más espectáculo al juego y regaló a la afición el gol más vistoso al terminar con una rosca un contragolpe que estuvo a punto de detener la acertada guardameta Susi Sánchez.

Al Bera Bera se le veía con hambre de victoria y de no ser por los palos y el larguero, elementos que siempre juegan, el dominio en el marcador hubiera sido mucho más claro. Este afán en busca de la victoria, sin pecar de precipitación y sin acumular excesivas pérdidas de balón le devolvió de nuevo la autoridad y le permitió volverse a despegar de manera definitiva (15-10).

En la reanudación el Elche salió en tromba con el propósito de recuperar terreno prodigándose en el lanzamiento. Su acometida fue brillantemente respondida por la guardameta Castellanos al detener cuatro lanzamientos casi de manera consecutiva.

Feliz debut de Gorostidi

La lesión de Leire Aramendia y la baja de Lizarbe posibilitó a la juvenil de 17 años Anne Gorostidi debutar felizmente con el primer equipo, tras completar una destacada actuación durante los veinte minutos de que dispuso en la segunda mitad.

Sus nuevas compañeras le buscaron en todo momento y ella no se amilanó a la hora de encarar portería. Tampoco le intimidó el hecho de errar su primer lanzamiento desde el extremo y un contragolpe claro. A la tercera vez que recibió el balón la zarauztarra anotó desde su posición natural de extremo izquierdo el primero de los tres goles que logró en total. Esta es una prueba más de la buena salud que tiene la cantera guipuzcoana.

El Bera Bera entró en el tercer tercio con el partido prácticamente decidido. Como de costumbre en las últimas jornadas Guarieiro salió en la reanudación. Esta vez no fueron necesarias sus aciertos como ha ocurrido en las últimas citas para encarrilar la contienda.

El bloque funcionó en general. Y en lo que respecta de cara al gol, ayer se consiguió una gran variedad. Felizmente, el contragolpe no fue determinante, aunque sí fue el recurso al que más se recurrió con acierto. Se anotaron ocho goles a la contra y dos quedaron por el camino. Aunque lo que más llamó la atención ayer fue la aportación desde los extremos, posición desde la que se convirtieron ocho goles, una cifra que no suele ser muy habitual, como tampoco la media docena desde el exterior, tanto en suspensión (2) como en apoyo (4). El número de penetraciones hasta los seis metros fue de cinco. Hasta la portera Merche Castellanos participó en el festival de goles, al anotar desde su propio área, aprovechando la ausencia de la portera Sánchez.

Abrazos, llantos y besos en la despedida de Ederra y Puche

El partido de ayer tenía un significado especial, no sólo porque se sigue peleando por la Liga, sino por ser como todos los años el último partido del campeonato en Bidebieta y la despedida de las que abandonan la nave. En particular, fue un día señalado las dos mujeres más veteranas de la plantilla, la entrenadora Montse Puche, que dice adiós tras tres temporadas y la pivote Silvia Ederra, que recaló en la campaña que se conquistó la primera Liga. Puche se vio visiblemente emocionada. El cariño que recibió del público y de su cuadrilla de Pasai Donibane le llevó hasta el llanto. Ella respondió a los gesto que le hizo la afición recorriendo las gradas y lanzándole besos, ataviada con el pañuelo que le colocaron sus amistades y un ramo de flores.

Seguidamente, Silvia Ederra luciendo igualmente el pañuelo y portando un ramo idéntico correspondió también a las muestras de afecto y a la cálida ovación que les dedicó el público. Estas son dos de las ausencias que tendrá el equipo de cara al año que viene, pero el número puede aumentar en los próximos días, al no haberse cerrado el ciclo de renovaciones. A otras jugadoras también se les escapó alguna lágrima, no sólo contagiada por el ambiente sino como mera premonición. Este es el caso por ejemplo de la convaleciente lateral Mónica Ausás. Hubo también un actos de homenaje para el equipo filial por haber conseguido el ascenso a la División de Plata y para el chófer Jacinto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos