Balonmano

Demasiado Barça en Artaleku

Eduard Nonó se dispone a lanzar a portería. /DE LA HERA
Eduard Nonó se dispone a lanzar a portería. / DE LA HERA

El Bidasoa-Irun ha perdido 25-34 contra el Barça en un partido en el que ha conseguido llegar con vida al descanso (11-12), pero en el que no ha tenido nada que hacer a la vuelta de los vestuarios

BORJA OLAZABAL

¿Qué se puede hacer ante un equipo en el que juegan algunos de los mejores jugadores del mundo de balonmano? ¿Qué se puede hacer ante un equipo que llevaba 131 victorias seguidas en la Liga Asobal antes de visitar a Artaleku? ¿Qué se puede hacer contra un equipo que, una vez comenzada la competición, te ficha a una de las estrellas de este deporte? ¿Qué se puede hacer ante un equipo que ha ganado las siete últimas ligas? No se puede hacer nada. Como no lo han hecho ninguno de los equipos de la categoría en los cuatro últimos años.

Algunos pensarán que se puede intentar inventar de nuevo la pólvora. Jugar con los elementos para encontrar un arma que destruya al más poderoso de los enemigos. O jugar como lo hizo el domingo en el Palau el Rhein Neckar Löwen, con siete atacantes y doble pivote. Pero ¡ay! amigos, la pólvora ya está inventada y el Bidasoa-Irun no es el vigente campeón de la Bundesliga. El #Bidasoa tiene objetivos que no pasan por ganarle al Barça y lo de ayer no fue más que un valioso entrenamiento convertido en espectáculo.

Porque eso es lo que quería Jacobo Cuétara, que los bidasotarras no perdieran su esencia y utilizaran el encuentro ante los blaugrana para seguir mejorando de cara a partidos mucho más trascendentes, como el de dentro de diez días en Zamora.

Y eso es lo que quería también el público que se acercó a Artaleku, ver un espectáculo balonmanístico. Ver el debut liguero de Palmarsson, las paradas de Pérez de Vargas, la dirección de Entrerríos o los zambombazos de Mem.

Xoan, con trece paradas, y Kauldi, con siete goles y 100% de efectividad, fueron los mejores

Lo más bonito de todo esto es que la realidad, como decía aquel, no tiene que estropear un buen titular. Y en los minutos previos al partido el eterno sueño de ganarle al Barça empezó a estar más que vivo. ¿Y si le ganamos? ¿Y si les damos un susto? ¿Y si tienen un mal día?

Esos momentos de delirio imaginativo tuvieron su sustento con lo que pasó sobre la cancha. El despertador, ese dichoso aparato que borra de un plumazo los sueños, no sonó hasta el inicio de la segunda parte. Al menos, hubo treinta minutos en los que Artaleku pudo recordar aquellos tiempos, lejanos ya, en los que era posible ganarle al Barça. Pero hoy en día, esa posibilidad está reducida a la mínima expresión. Ningún deportista habla de imposibles, pero con la de ayer en Irun, los blaugrana llevan 132 victorias de manera consecutiva.

«Siguiendo el guión hemos podido estar en partido»

Jacobo Cuétara comentó al término del encuentro que «el partdo nos ha servido para ir teniendo ritmo de competición, pero tengo que estar muy orgulloso por la gran primera parte que hemos hecho. Hemos seguido el guión establecido y ahí hemos podido plantar cara al Barça, pero en la segunda parte hemos dejado de hacer las cosas que hacemos bien y se han acabado yendo. En estos partidos lo que nos tenemos que preguntar es si hemos hecho bien nuestro juego o no. En la primera lo hemos hecho y en la segunda no».

Además, añadió que «cuando desplegamos nuestro juego somos de los mejores de la liga, lo tenemos que sacar a partir de ahora».

Espectacular Ledo

El inicio de partido permitió creer en lo imposible. Desde la primera acción del encuentro. Empezó atacando el Barça y en pocos segundos podían haber mostrado todo su potencial, pero no lo hicieron. Los hombres de Jacobo Cuétara defendieron con corrección y consiguieron bloquear la ofensiva catalana. Incluso los árbitros llegaron a levantar la mano advirtiendo de pasivo.

Pero el rival de ayer también tiene recursos cuando está atascado. Palmarsson, que debutó ayer en la Asobal, sacó a relucir parte de su magia con un lanzamiento de media distancia que sorprendió a Xoan Ledo. Esa sería la única vez que el portero gallego se dejaría sorprender en la primera parte.

Ledo estuvo espectacular en la tarde noche de ayer. Hizo su mejor partido de la temporada. Sacó balones de todos los colores. Lejanos, desde los seis metros, contraataques. Once paradas en treinta minutos. Levantó a Artaleku e hizo volar a un Bidasoa que consiguió meterle miedo al monstruo.

La conexión entre Entrerríos y Syprzak mató a los de Irun tras el paso por los vestuarios

Nonó y Kauldi pusieron el 2-1 en el marcador. Otro de Nonó el 3-2. El partido se mantuvo igualado hasta el 6-7 y entonces el Barça pegó su primer arreón, pero no le sirvió para mucho. El choque se podía haber roto con el 6-10 y tras nueve minutos sin goles amarillos, pero entonces Lancina rompió la sequía, Kauldi le secundó y Lancina volvió a marcar para volver a ajustar las cosas.

Al descanso se llegó con un resultado de ensueño. Un 11-12 que permitía pensar en machadas pretéritas. ¿Se le iba a poder ganar al Barça? No, no se iba a poder.

Una marcha más

Los de Xavi Pascual reaccionaron a la vuelta de los vestuarios. Le metieron una marcha más al partido y fueron imparables. Dejaron el duelo visto para sentencia con un 1-7 inicial y ya solo tuvieron que gestionar rentas que se llegaron a ir hasta los diez goles. Sus bombarderos empezaron a atizar y la conexión entre Entrerríos y el pivote Syprzak fue un lujo para los ojos pero un martirio para los jugadores del Bidasoa.

Tras la dura derrota de ayer, y van tres seguidas, vuelve la liga de verdad para los de Irun. Soñar y ganar.

25 Bidasoa-Irun

Ledo (13 paradas), Vázquez (1 gol), Nonó (3), Popovic, Redondo, Salinas (2), Kauldi (7, 1 de penalti) -siete inicial- Zubiria (2 paradas), Cavero, Crowley, Serrano (2), Muiña, Renaud (5), Lancina (5).

34 Barcelona

Ristovski (5 paradas), Ariño (3), Mem (3), Palmarsson (3), N´Guessan, Gómez, Sorhaindo (2) -siete inicial- Pérez de Vargas (7 paradas), Tomás (2), Entrerríos (3), Rivera (3, 1 p.), Syprzak (7), Hernández (1), Viran (2), Lenne (1), Jallouz (4).

marcador cada cinco minutos
2-1, 3-3, 5-7, 6-7, 6-10, 11-12 (descanso) 12-17, 14-21, 15-24, 18-27, 23-32, 25-34.
árbitro
Bustamante y Mata. Excluyeron al visitante Viran Morros y expulsaron con roja directa al barcelonista Hernández en el minuto 54 de partido.
incidencias
1.800 espectadores en Artaleku.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos