Herri Kirolak

Arria V demuestra que es el mejor en apuestas combinadas

El saludo final de los dos contricantes en la plaza de Azpeitia/Usoz
El saludo final de los dos contricantes en la plaza de Azpeitia / Usoz

Se ha embolsado los 4.000 euros en juego al superar con claridad en casi cuatro minutos a Zaldua

IÑIGO GOÑIAzpeitia

Xabier Orbegozo 'Arria V' ha despejado cualquier duda sobre quien es el mejor especialista del momento en las apuestas combinadas. El de Errezil se ha impuesto con total claridad a Xabier Zaldua 'Gurrutxazpi' en un trabajo sobre diez kanaerdikos y diez kilómetros de carrera y de paso se ha embolsado los 4.000 euros en juego por cada parte. Arria ha empleado un tiempo de una hora, cuatro minutos y 23 segundos en terminar su labor, mientras que Gurrutxazpi ha necesitado tres minutos y 41 segundos más.

Arria V era el favorito según cantaban los corredores en el coso taurino de Azpeitia y los pronósticos no han fallado, aunque ha ganado con más autoridad de la esperada. No ha habido color desde el primer hachazo y no ha habido emoción en ningún momento. Ni siquiera en la transición de la aizkora al atletismo, que suele ser un momento delicado. La experiencia del ganador no dejaba lugar a un posible error de cálculo de fuerzas.

Tiempos

Xabier Orbegozo 'Arria V'
1H04:23 (22:32)
Xabier Zaldua 'Gurrutxazpi'
1H08:04 (25:08)

El ganador ha comenzado corriendo con una renta de dos minutos y 36 segundos de ventaja sobre Zaldua, demasiada renta para que hubiera peligrado su victoria, y en el primer kilómetro, dando vueltas a la plaza de toros, ya se ha visto que incluso en ese segundo trabajo Arria V era más que el contrincante. Los alrededor de 500 personas que han aguantado de forma estoica el frío de Azpeitia se han quedado sin una lucha cerrada, pero al menos han visto una exhibición de facultades de Arria V.

Arria V ha roto el hacha

Desde el primer hachazo y hasta el último metro ha hecho una demostración de fuerza, técnica y capacidad física. En los días previos al desafío hablaba de que sería complicado sacar un minuto de desventaja a Zaldua cortando los diez kanaerdikos, pero la previsión se ha quedado corta. Para el primer tronco ya le aventajaba en 22 segundos y para el tercero la distancia era de alrededor de un minuto. Los kanaerdikos que ha puesto Gurrutxazpi en la plaza eran buenas, pero había algunos con nudos interiores. El más sucio era el cuarto de Arria e incluso ahí ha roto la aizkora. Ha perdido unos segundos, aunque no se ha descentrado en ningún instante y ha seguido a lo suyo, sabiendo que el de Zumarraga tendría que partir ese tronco más adelante.

A partir del quinto tronco la ventaja ha vuelto a aumentar rápido. Zaldua ha lidiado con el nudo en el sexto suyo y la desventaja ya era casi de dos minutos. Al final del trabajo de hacha, diez kanaerdikos, Arria ha comenzado a correr dos minutos y 36 segundos antes. El tiempo empleado ha sido de 22 minutos y 32 segundos por los 25:08 de Zaldua. Las transiciones de uno y otro no les han hecho perder más de 15 segundos, han sido rápidas.

Arria V, más rápido corriendo

Cuando Gurrutxazpi ha empezado a correr Arria V ya había recorrido 550 metros, o sea había dado ya cinco vueltas y media a la plaza de toros. En 2013 cuando se enfrentaron ambos ya se vio que corriendo los dos contendientes estaban parejos y ayer sucedió algo parecido, solo que esta vez Arria ha corrido incluso más rápido. Había que dar cien vueltas a la plaza y en las primeras seis Arria ya le había quitado casi media vuelta. Su rtimo era constante entre 4:05 y 4:10 cada kilómetro.

Zaldua iba algo más despacio y cuando Arria le ha atrapado media vuelta ha habido marcaje del de Errezil. Como ha asegurado después este tipo de pruebas son traicioneros y nunca se sabe cuando pueden fallar las fuerzas. Arria no ha querido arriesgar y ha corrido varios kilómetros junto a Gurrutxazpi. En el kilómetro cinco la ventaja se ha estabilizado en los dos minutos y 45 segundos y seis vueltas de ventaja. Y así han sido hasta los últimos kilómetros. Cuando faltaban ya menos de cuarenta vueltas Arria ha acelerado su ritmó y ha marchado raudo y veloz en pos de la victoria.

Sus últimos tres kilómetros han sido los más rapidos, bajando incluso de los cuatro minutos el kilómetro. Ha parado el reloj en una hora y cuatro minutos y 23 segundos. Un gran registro y sin exprimirse al máximo. Zaldua, a su ritmo, ha seguido durante tres minutos y 41 segundos más, que ha sido la renta que le sacó el ganador. El de Zumarraga va a tener que recuperarse rápido del esfuerzo, ya que en el mismo escenario, el próximo 30 de diciembre, se medirá en el mismo trabajo a josean Etxeberria, con el hándicap que el joven navarro tendrá que correr un kilómetro y medio menos.

El que tampoco ha descartado un próximo desafío fue Arria V. Se le ha visto cortando fino, suele preparar las apuestas con mimo y este domingo se ha presentado en la plaza con menos kilos que nunca, pero eso no le ha afectado en el golpe. La aizkora entraba con fuerza en el tronco y aunque la pérdida de peso suele condicionar ese golpe, en el caso del de Errezil no se ha notado desde fuera. Seguro que en próximas fechas vuelve a lanzar algún desafío y habrá que estar atentos quien es el receptor del mensaje.

'Arria V': «He terminado muy a gusto»

'"He terminado muy a gusto en los dos trabajos, primero cortando y luego corriendo". Y eso que rompió el hacha en uno de los troncos. "En la parte interior de alguno de los troncos había nudos", ha declarado 'Arria V'. Al final no ha querido arriesgar en busca de una marca. "Ni se me ha pasado por la cabeza. He ido a asegurar la victoria, 100 son muchas vueltas y en cualquier momento te puede venir el bajón, cuando he visto la victoria asegurada, en las últimas veinte vueltas, he acelerado".

Zaldua: «Arria es el mejor en estos trabajos»

Xabier Zaldua ha vuelto a demostrar una deportividad exquisita como en él es habitual. "'Arria V' ha hecho un trabajo impresionante. Ha demostrado que es el mejor y me ha impresionado su fortaleza". El de Zumarraga no se sintió a gusto con la aizkora. "Estaba nervioso y no podía librar el hacha. Me atasacaba. He visto pronto que no iba a poder ganar la apuesta y he ido a hacer mi trabajo lo mejor posible", ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos