Herri Kirolak

Alex Txikon se recupera de una nueva recaída

Alex Txikon, en el desafío mixto de Azpeitia.
Alex Txikon, en el desafío mixto de Azpeitia. / G.S.

Tuvo que ingresar otra vez en el hospital de Mendaro el pasado martes y ayer volvió a ser dado de alta

IÑIGO GOÑI SAN SEBASTIÁN

. Alex Txikon fue reingresado en el hospital en la tarde-noche del pasado martes. Debían monitorizar su estado de salud debido a la fuerte debilidad que arrastraba tras su desfallecimiento y posterior evacuación al hospital de Mendaro (Gipuzkoa) en la noche del pasado sábado después del desafío con el aizkolari Mikel Larrañaga.

Desde la noche del martes, el equipo médico que le ha atendido le ha practicado diferentes analíticas y pruebas sobre su estado de salud -se encontraba en estado de observación-. Ayer al mediodía le dieron el alta hospitalaria ya que había una clara mejoría de su estado de salud en todos los parámetros analizados. Con los indicadores ya totalmente normales y recuperados, le han recomendado descanso, tranquilidad e hidratación.

Por otra parte, en la tarde-noche del miércoles, Txikon escribió a su equipo de producción, mediante WhatsApp, un largo texto explicando los errores deportivos que ha cometido ante el reciente desafío con Mikel Larrañaga.

En el mismo, además de pedir perdón por los errores cometidos, Alex cuenta cómo vivió su preparación previa. También describió como fue su dramática evacuación al hospital tras sufrir un grave cuadro de deshidratación que derivó en una importante insuficiencia respiratoria. que no hipoglucemia como dijeron algunos el sábado en la plaza. Todo ello puso en serio riesgo su vida.

«Lamento lo ocurrido»

Desde el hospital Alex Txikon rememora lo sucedido en Azpeitia. «Llega el momento que empiezo a darle la vuelta y a preguntar. 'Andoni, ¿ya no me voy a morir, verdad? ¡Andoni, ya no me voy a morir!'».

El montañero asegura que es el «único responsable de lo sucedido y trataré de aprender. No debí salir a la plaza en ese estado».

Txikon lamenta lo ocurrido y por ello, «una vez más pido disculpas por mi falta de criterio y agradezco a los y las que me han ayudado».

A pesar de ello, recrimina «la actitud de la federación de Gipuzkoa de Herri Kirolak ya que cuando sabían cuál era mi estado, recibido el espadazo a punto de morir, prohibieron terminantemente darme agua desde fuera. Durante toda la prueba amenazaron con descalificación. Al local le dejaron cortar el primer tronco sin camiseta cuando está prohibido y acabó recibiendo ayuda externa».

El alpinista se sintió desatendido ya que «no había ni un médico que obligase a parar la prueba».

Fotos

Vídeos