Herri Kirolak

Aitzol Atutxa: «Estoy saturado de aizkora; debo recuperar el apetito»

Aitzol Atutxa./P. MARTÍNEZ
Aitzol Atutxa. / P. MARTÍNEZ

El aizkolari de Dima se acerca en el palmarés a los grandes campeones aunque valora que cada vez hay más igualdad y cuesta más ganar

IÑIGO GOÑISAN SEBASTIÁN.

Aitzol Atutxa, con 29 años, ya es cuatro veces campeón de Euskadi. El vizcaíno es rápido cortando troncos, pero también se desenvuelve como pocos ante los medios de comunicación. La victoria del domingo en el Gasca fue la txapela que más le ha costado de las logradas, pero no se plantea ninguna apuesta.

- ¿Qué sensaciones tiene después de que hayan pasado 24 horas?

- Todavía estoy aterrizando, pero las primeras sensaciones son que ha sido la txapela más costosa de todas y que noto agujetas. La verdad que Iker Vicente me apretó mucho y el cuerpo lo nota.

- Nunca antes había ganado una txapela con tan poca diferencia.

- En el Campeonato de Euskadi no. Sí ha habido campeonatos que me ha costado ganar, pero las anteriores tres txapelas las logré con más margen. Esta vez supe administrar mi ventaja y la final. No cedí en ningún momento y tampoco desistí en ningún momento. No me pasó en ningún momento y eso también era significativo que me seguía con dificultades. Si tuviera más fuerzas hubiera pegado alguna serie para coger la delantera, pero creo que los dos cortábamos ya al límite de nuestras fuerzas.

- Al finalizar la final aseguró que fue la peor final en cuanto a cortes. ¿Cuál cree que es la razón?

- Cuando la final es más igualada los nervios afloran con más facilidad. El cansancio también es mayor y se pierde seguridad en los cortes. Se me cerraron varios troncos y anduve dando vueltas cuando en anteriores finales no me había pasado. También se pierde fuerza.

- Tarde o temprano era consciente de que se igualaría la final.

- Estaba preparado para cuando sucediera. Y ha sido en esta final. Iker Vicente lleva tiempo arriba, Larrañaga también está preparado para dar guerra. Azurmendi ganó un campeonato a Nazabal creo que por seis segundos. La posibilidad de poder perder existe y es muy real. En mi primera final quedé quinto, en la segunda cuarto y en la tercera segundo. Después he ganado cuatro seguidas, pero soy consciente de que en la próxima puedo perder y ese día llegará.

«He ganado cuatro seguidas pero soy consciente de que la próximo puedo perder»

«Para mí Larretxea es como si fuera Messi. No me creía haber igualado su palmarés»

- Ya se escuchan voces de rivalidad deportiva para el futuro entre Atutxa y Vicente. Eso ayudaría a la especialidad.

- Si en lugar de dos somos cuatro todavía mejor. Iker Vicente no es el futuro de la aizkora, ya es el presente. Ha sido subcampeón, dos veces ha ganado el campeonato de Navarra. Pero no hay que olvidar a otros rivales.

- ¿Le gustaría cerrar alguna apuesta con Vicente u otro aizkolari?

- El lunes lo hablaba con Mugertza, con el que tengo mucha y muy buena relación. Y ahora estoy saturado de aizkora y necesito recuperar el apetito por la aizkora. Pienso más en cualquier otro reto que en un desafío de aizkora. Antes solo existía el campeonato de Euskadi y el resto del año se llenaba con apuestas, pero es que ahora existen un montón de competiciones y no hay descanso. Uno termina saturado. La semana que viene tenemos la final de la Liga, luego empieza la Copa, después el Parejas, después el individual, después en verano exhibiciones y la Urrezko Kopa, y de nuevo los campeonatos. No hay descanso.

- Es junto a Arrospide y Mindegia el único que ha ganado cuatro txapelas de forma consecutiva. ¿Qué le dice eso?

- Es algo increíble y todo un honor. Mi primera gran victoria llegó con 19 años en el Parejas con Donato Larretxea y para mí Donato era como si fuera Messi. Cuando gané la tercera e igualé en el palmarés a Larretxea no me lo creía. Entrenaba con mi ídolo y estar en la nómina de los Mindegia, Arrospide, Larretxea, Olasagasti, Nazabal...a Astibia y Arria II no les vi cortar.

- Es el gran referente de la aizkora vizcaína en la historia.

- Así es, pero es una pena que por detrás no haya todavía ningún aizkolari más en primera, ni tampoco en segunda. Las grandes referencias siempre han sido Navarra y Gipuzkoa, solo hay que ver el palmarés de los campeonatos. Mi primer título llegó la primera vez que no había ningún navarro por ejemplo en una gran final aunque ellos y los guipuzcoanos marcan la pauta.

Fotos

Vídeos