Herri Kirolak

Aimar Irigoien vuelve a recuperar el título vasco de piedras pequeñas

Aimar Irigoien vuelve a recuperar el título vasco de piedras pequeñas

El errezildarra logra su novena txapela con 12.862,5 kilos, el mejor registro desde 2009

IÑIGO GOÑI SAN SEBASTIÁN.

Aimar Irigoien recuperó el título de campeón de Euskadi de piedras pequeñas, en Aizarnazabal, después de levantar 12.862,5 kilos con la suma piedras en tandas de tres minutos. Es la novena txapela (2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2015 y 2017) en este campeonato para el de Errezil, que se vio superado el año pasado por Inhar Urruzuno, que no pudo defender su txapela debido a que todavía no está en la mejor forma después de una lesión que le ha tenido apartado casi un año.

A pesar de la baja de Urruzuno, Irigoein no quiso dejar ninguna duda de quien es el mejor harrijasotzaile del momento y su marca fue la segunda mejor desde que en 2009 estableciera el récord con 13.362,5 kilos. Antes en 2008 ya levantó 13.262,5. El trabajo realizado por Aimar en Aizarnazabal fue espectacular. Su secuencia de alzadas fue la siguiente: 31 a la rectangular de 125 kilos, 32 al cilindro de 125 23 al cubo de 112,5 y 24 a la bola de 100 para sumar un total de 110 alzadas. El campeón de Errezil fraguó su victoria en las dos primera piedras y sentenció con el cubo. Sus últimas victorias rondaban entre los 12.225 y 12.462,5 kilos y esta vez estuvo por encima de esos registros. La secuencia es la misma que cuando hizo sus mejores marcas, pero entonces con la bola daba cuatro y cinco alzadas más.

Segundo se clasificó Mikel Lopetegi 'Urra'. Se espera mucho del joven harrijasotzaile zarauztarra e hizo un gran trabajo, aunque al nivel actual de Irigoien es difícil hacerle frente. Logró un registro nada desdeñable de 11.987,5 kilos. Se quedó cerca de los 12.100 con los que ganó el año pasado por ejemplo Urruzuno. Dio en total 103 alzadas; 30, 28, 19 y 26. Es el tercer mejor harrijasotzaile de los últimos años que logra una marca de tal envergadura. Con la bola estuvo a un nivel excelso e incluso superó en dos las 24 logradas por el ganador.

Cerró el podio Hodei Iruretagoiena 'Izeta IV' con 10.975 kilos y 94 alzadas en total; 26, 27, 20 y 21. Xabier Peñagarikano tuvo cerca el podio, pero terminó cuarto con 10.800 kilos. Quinto acabó el abulense pero que compite por Bizkaia Julio Jiménez con 7.300 kilos y cerró la clasificación Gorka Etxeberria con 6.087,5.

El siguiente gran campeonato de los harrijasotzailes es el Campeonato de Euskadi de piedras grandes, donde Aimar volverá a intentar sumar un nuevo título. Su leyenda sigue creciendo y no hay ningún caso con tantos títulos vascos en la suma de campeonatos de Euskadi de piedras grandes y pequeñas. Su caso es único en la historia del levantamiento.

Récord de Izeta con una mano

Aimar Irigoien no fue el único protagonista. Joxerramon iruretagoiena 'Izeta II' se va a retirar en breve, pero antes quiere dejar constancia de su clase y de su capacidad como levantador de piedras. Así, tras finalizar el campeonato de piedras pequeñas, Izeta II realizó un intento de marca o de récord con el cilindro de 100 kilos a una sola mano, en un minuto. El de Aia logró 19 alzadas, en un minuto, y dejó sellado ese récord de mucha categoría y quilates.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos