MAS DEPORTES

Aimar Irigoien luce ya la novena

Jokin Eizmendi terminó en segunda posición. / MICHELENA
Jokin Eizmendi terminó en segunda posición. / MICHELENA

Firmó 53 alzadas, distribuidas así: siete a la rectangular de 200, quince al cilindro de 175, trece a la cúbica de 150 y dieciocho a la bola de 125. Vence en el Campeonato de Euskadi de piedras grandes con 8.225 kilos

IÑIGO GOÑI SAN SEBASTIÁN.

Aimar Irigoien está más cerca de la décima, después de que ayer en Asteasu se calara la novena txapela de campeón de Euskadi de piedras grandes. El harrijasotzaile de Errezil dominó la competición a partir de la segunda piedra, el cilindro de 175 kilos, y no dio opción a Jokin Eizmendi, subcampeón.

El frontón de Asteasu presentó un aspecto más frío de lo habitual en este campeonato, lo que contagió a los levantadores. Suele ser una plaza que congrega a mucha gente, pero quizás el derbi entre el Athletic y la Real y sobre todo el día tan desapacible provocaron que no se animara tanta gente a ver el espectáculo. Tampoco eran las mejores condiciones para conseguir buenas marcas y los registros se resistieron, sobre todo en el caso del ganador. Aimar Irigoien era el favorito indiscutible y no falló, aunque no demostró la brillantez del año pasado.

CLASIFICACIÓN

Harrijasotzaile - Kilos
1
Aimar Irigoien 8.225
2
Jokin Eizmendi 6.975
3
Xabier Aranburu 'Guzta' 5.125
4
Jon Unanue 'Goenatxo III' 5.075
5
Aimar Galarraga 5.050
6
Imanol Illarramendi 'Kortaberri' 5.025

El trabajo de los harrijasotzailes consistió en levantar cuatro piedras en tandas de tres minutos: la rectangular de 200 kilos, el cilindro de 175 kilos, el cubo de 150 kilos y la bola de 125 kilos.

El sorteo indicó que el primero en participar iba a ser Aimar Galarraga. Después vendrían, en este orden, Illarramendi, Goenatxo III, Irigoien, Eizmendi y Aranburu. Con la rectangular de 200 kilos hubo empate a siete alzadas entre Eizmendi e Irigoien. El año pasado, el de Errezil dio una más y el registro ya indicaba que no iba a acercarse a los espectaculares registros de la edición anterior. Aranburu firmó seis alzadas y dejaba constancia de que era el candidato principal para el tercer puesto, que al final confirmó. Goenatxo III levantó cinco veces la piedra de 200 kilos, al igual que Galarraga, e Illarramendi se quedó en cuatro.

Aimar Irigoien suele dejar sentenciado el campeonato de piedras grandes con el cillindro de 175 kilos. Es la piedra con la que mayor ventaja logra sobre el resto y ayer no fue ninguna excepción a pesar de que terminó con dos alzadas menos que hace doce meses. Sumó un total de quince en los tres minutos de que dispuso y aventajó en cuatro a Jokin Eizmendi. Esa renta de 700 kilos en el total era ya insalvables para el resto.

El cilindro, su preferido

Ver a Aimar levantar el cilindro gusta y agrada. No hizo la exhibición de 2016, pero alzar una mole de 175 kilos con esa facilidad solo está a su alcance. Sin duda, pasará a la historia de este deporte el dominio con un cilindro de semejante tamaño.

Por detrás suyo, la pelea entre los otros cuatro harrijasotzailes resultó muy cerrada. Todo se decidió en una diferencia de menos de 200 kilos.

Eso sí, por delante de los demás Aimar Irigoien seguía a lo suyo. Con el cubo logró trece alzadas y Eizmendi completó once. Por si había alguna duda de la victoria, quedó despejada con esta piedra. Levantar el cubo siempre es complicado. Más aún si pesa 150 kilos. Irigoien conoce bien esta piedra ya que es con la que ha hecho marcas excepcionales.

La bola era puro trámite y el ganador dio otras 18 alzadas para sumar un total de 53 y concluir con 8.225 kilos. Eizmendi dio 16 para un total de 45 alzadas y sumó 6.975 kilos. Hay que resaltar que superó los 6.925 kilos del año pasado. También es verdad que en 2015 se llevó la txapela con 7.200 kilos. Esta vez estuvo a 225 de esa marca.

El tercer puesto recayó en Xabier Aranburu 'Guzta'. Autor de un buen trabajo, se mantuvo en esa posición desde la rectangular, a pesar de que por detrás le apretaron todos. Cuarto se clasificó Jon Unanue, hijo de Goenatxo y tercero de la dinastía azkoitiarra. Sigue creciendo año a año y cada vez es mejor harrijaso-tzaile. Ayer superó con creces el registro de un año antes.

También lo rebasó Aimar Galarraga, pero no le sirvió para adelantar puestos en la tabla. Cerró la clasificación Imanol Illarramendi, que también se mostró satisfecho con la mejora de su marca.

Saralegi contra Vicente

La atención del herri kirolak se centrará hoy en Otxandio, donde se conocerán los últimos finalistas de la Urrezko Aizkolarien Kopa y del Gabonetako Harrijasotzaile Kopa. En la aizkora los primos Ruben Saralegi e Iker Vicente dirimirán quién se une a Mindegia y Rekondo en la final del domingo 31. Entre los harrijasotzailes, Inhar Urruzuno e Iñigo Eizagirre 'Eiza' se miden para conocer el contrincante en la final de Urra e Izeta IV. La cita, a partir de las 12.00 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos