Golf

Adrián Otaegui: «Me veo pronto en el Masters»

Optimista. El donostiarra Otaegui completó satisfecho el primer recorrido en el Open de España.

J.M. CORTIZAS

Llevaba dos meses sin jugar y el cuerpo le pedía acción. Adrián Otaegui, el 'pirata', inició ayer su participación en el Open de España dispuesto a todo. «Ilusión» es el estado de ánimo que más repite el golfista donostiarra, al que desbordan las «ganas» por volver a disputar un torneo después de una larga espera. «A veces no puedes elegir cuándo hacer los parones, pero son buenos. Paras, trabajas y haces otras cosas. Y vuelves con más energía, ganas y motivación». Más en este caso porque tras el Open de España «vienen Marruecos, China y, sin darte cuenta, todo lo gordo en verano». El golfista donostiarra no define metas más allá de «seguir mejorando», aunque espera que eso le lleve a «jugar Majors y mejorar en el ranking mundial. Es año de Ryder, todo es ilusionante. Hay que buscar opciones para estar arriba en los torneos», afirma.

Las cosas le van conforme a su hoja de ruta, así que los cambios son mínimos. «Nada especial. Trabajo el 'swing' como desde el final de la pasada campaña y solo tengo un juego nuevo de hierros, los mismos que antes pero renovados». Porque su déficit en los 'greens' ya logró equilibrarlo antes de que acabara 2017. «A veces te obsesionas y entras en un bucle negativo. Este año estoy pateando mejor y muy cómodo».

Sobre el Open de España que ayer comenzó, el de Goiburu habla de un recorrido «que en condiciones normales provocaría un concurso de putts, pero como está será muy complicado. El tiempo va a ser el factor clave». Y también el nivel de juego de favoritos como Rahm y Cabrera-Bello, recién llegados del Masters. «Es muy buena su presencia para el torneo y se agradece el esfuerzo que han hecho». El Masters de Augusta, un torneo «que a todo el mundo le gusta ver» y en el que Otaegui reconoce que «me veo pronto». Supondría otro paso importante en su progresión.

Es lo que había venido buscando y parece que ha encontrado. Al menos en la primera jornada del Open de España, que ayer cerró con una tarjeta de 69 golpes, tres bajo el par y a otros tantos de los colíderes, el escocés Warren y el irlandés Dunne. Otaegui se marcaba como prioridad sentirse bien, cómodo, sin tener que rebuscar para sacar su juego. Siempre quedan dudas tras casi dos meses de inactividad en torneos, pero no tardó en despejarlas. Se marcó sendos 'birdies' en las dos primeras banderas. Fluido de 'tee' a 'green', fue el inicio de su juego de manual. Hacía frío y el viento aparecía esporádicamente, tanto a favor como en contra. El resto del 'front nine' lo saldó con el par, pero el de Goiburu no bajó el pistón.

Termina 23º el primer día

Veía que leía bien el campo y solo le apartaba de mejorar su tarjeta aterrizar algo más cerca del hoyo. En el 10 volvió a dar en la diana y se codeaba con los mejores del turno matinal. Pero en el 3 y 4 se metió en problemas y sendos 'bogeys' parecieron echar por tierra lo mucho y bueno mostrado antes. Y emergió el Otaegui más agresivo, el 'pirata' que clama pelea. Trío de 'birdies' entre el 5 y el 7. Y un rasguño en la bandera final del 9. Se cobró tres pares 5 y se metió en problemas en dos pares 3, lo que le queda como materia para el análisis.

Concluyó 23º y satisfecho. «He empezado bien y he seguido jugando bien de 'tee' a 'green'. Me he sentido bien después de este parón y era lo que quería. Volver a sentir, tener buenas sensaciones en el campo. El día no estaba del todo fácil. Hacía fresco, viento y al final con -3 estoy contento».

Le tocó salir pronto, a las 8.35 de una mañana fría, pero seca. «Por la temperatura no hay problema. Un buen calentamiento ayuda y en cuanto salgo al uno entro fácil en calor. En teoría es un campo que permite hacer muchos 'birdies' y resultados bajos. Luego depende de la meteorología. Si sopla el viento no se harán tantos 'birdies'. Y si viene mejor tiempo los resultados serán cada vez más bajos». De cara a la segunda jornada, Adrián Otaegui tiene las ideas claras. «Intentar tener buenas sensaciones, dejarme en el campo las máximas ocasiones posibles de birdies y a ver cuántas salen».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos