Diario Vasco

LA PRÓRROGA

En busca del oro de Serbia a golpe de stick

Ilusión. Iker Barandiaran, Pablo Alberdi y Lucas Serna, con sus sticks en la pista del Txuri de Donostia.
Ilusión. Iker Barandiaran, Pablo Alberdi y Lucas Serna, con sus sticks en la pista del Txuri de Donostia. / USOZ
  • Tres jugadores del Txuri disputan desde ayer en Novi Sad el Mundial sub 18 con el objetivo de lograr el triunfo y subir de categoría

Uno de los sectores más importantes de la industria de Serbia es la minería. En sus yacimientos extraen carbón, cobre, plomo, oro... También plata, un mineral con el que no quieren toparse Lucas Serna, Iker Barandiaran y Pablo Alberdi, los tres jugadores del Txuri Urdin que han sido convocados por la selección para el Mundial sub 18 de la División II, grupo B, que comenzó ayer en la localidad serbia de Novi Sad -vencieron ayer a Bélgica 7-1- y que acaba el domingo.

Parten con el objetivo de ganar el torneo, lo que les permitiría ascender al grupo A. El subcampeonato no conlleva el ascenso, de ahí que no quieran oír hablar del segundo puesto. «Ya toca que la selección logre el oro, porque creo que van cinco medallas de plata seguidas», apunta Lucas Serna, que la pasada temporada jugó en Swindon, cerca de Bristol, donde estaba estudiando.

Para el guardameta será su tercera cita mundialista tras una con los sub'16 en Logroño -junto a Ander Arraras- y la de hace un año con la sub'18 en Valdemoro (Madrid), donde coincidió con Iker Barandiaran. En este campeonato cayeron en el último partido ante Estonia (5-4), que subió de categoría. «Estuvimos muy cerca de ganar», recuerda Barandiaran, un delantero que en la selección integra el grupo de defensas.

El único debutante en un Mundial es Pablo Alberdi. Por ello, el delantero donostiarra es consciente de que, a sus 17 años, va a vivir «una experiencia especial y me hace ilusión poder jugar con la selección». Sin embargo, una vez de ir, «intentaremos ganarlo».

Además de la selección estatal, el grupo B lo integran Holanda, Serbia, Islandia, Bélgica y Australia. Los tres donostiarras consideran que su principal rival en tierras serbias será el combinado holandés, dado que la pasada temporada militó en el grupo A pero perdió la categoría. Ese dato significa «que tienen un gran nivel».

Tampoco se olvidan del factor cancha del que gozará Serbia. «Es un equipo muy duro y tiene la ventaja de jugar en casa. Bélgica también será difícil», añade Barandiaran. «En un Mundial todos los rivales terminan siendo difíciles», tercia Alberdi. Los tres jugadores del Txuri han estado concentrados con el resto de la selección y desde el lunes pasado se encuentran ya en Serbia para compenetrarse con sus compañeros y familiarizarse con la pista y el ambiente.

Entrenan con el Txuri sénior

Alternan los entrenamientos del equipo júnior del Txuri con los del sénior, que está a un paso de lograr el título de Liga tras ganar los dos primeros partidos al Jaca en Donostia. Tanto Pablo Alberdi como Iker Barandiaran han llegado incluso a disponer de minutos en las rotaciones de Tito Marcelino, lo que «ayuda a mejorar».

Lucas Serna aún no ha podido debutar con el primer equipo, al ocupar una demarcación tan específica como la de portero. «Con cinco años mis padres me llevaron a ver un partido y me enganché. Me apunté a la escuela de patinaje y de ahí a la de hockey. Hasta los 11 años era jugador, pero yo tenía claro que quería ser portero».

Barandiaran también pasó primero por el patinaje «con cuatro años», animado por «unas primas que hacían artístico. Como los de hockey estaban cerca, un día me dijeron que probara, y aquí estoy desde los siete». Alberdi se inició «hace 9-10 años», siguiendo los pasos de su hermano Javier. Su padre, Josetxo, es fisioterapeuta del Txuri.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate