Diario Vasco

hockey hielo

Cambia de sexo, pero no de equipo

Cambia de sexo, pero no de equipo
  • El transexual canadiense Harrison Browne sigue en la liga femenina de hockey hielo pese a reconocerse hombre y cambiar de nombre

Ocurrió el 7 de octubre en la pista de hielo de la franquicia de los Beauts de Buffalo, la segunda ciudad más grande del estado de Nueva York. En la presentación del equipo local, el locutor anunció la presencia de Harrison Browne, nuevo nombre de la hasta entonces Hailey. «Escuchar mi nuevo nombre junto a mi apellido me ha emocionado», declaró. «Me he sentido liberado. Más aún con los gritos de ánimo de los espectadores. Sabía que iba a ocurrir tarde o temprano, pero por fin oí el nombre que llevaré el resto de mi vida».

Nacida mujer hace 23 años en Canadá, en Oakville, unos días antes Browne reveló en un periódico que se sentía hombre y su deseo de que le llamaran Harrison, el nombre que había elegido. Pese al cambio de género, quiere seguir compitiendo en la NWHL, modesta liga femenina estadounidense de hockey hielo donde percibe un sueldo de 15.000 dólares anuales, el equivalente a 14.000 euros. Recaló en las filas de los Buffalo Beauts en 2015.

«El hockey me ha dado mucho», confiesa. «No lo voy a abandonar. Me ha permitido estudiar gratis en Estados Unidos. Tengo toda mi vida para transformarme de mujer a hombre, pero no para jugar al hockey hielo».

La NWHL acepta la nueva situación de Harrison Browne e incluso ha modificado su reglamento para que una persona transexual pueda participar en esa liga sin impedimentos de ningún tipo. Más aún, estará presente el domingo en el All Star que tendrá lugar en Pittsburgh gracias a los votos de los seguidores de este deporte.

«Me ha sorprendido recibir llamadas de teléfono de responsables de firmas comerciales», apunta Harrison Browne, sometido a una alta exposición mediática. «He visto en las redes tuits y comentarios negativos, pero también numerosas muestras de apoyo».

Durante su periodo escolar Browne comenzó a sentirse chico y a notar que le gustaban las chicas. Mostraba unas silueta andrógina y rostro de adolescente. Estuvo a punto de seguir un proceso médico y de operarse para ser hombre, pero la posibilidad de seguir su carrera en el hockey hielo femenino le retrajo. Tomar hormonas masculinas le habría puesto en una situación comprometida en los controles antidopaje.

La pasada temporada jugó como Hailey Browne pese a que en su entorno más cercano le conocían ya como Harrison. Hasta que hace pocas semanas decidió hacer pública su condición de transexual.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate