Diario Vasco

balonmano

Los Hispanos no dan opción a Argentina

Valero Rivera dispara en una acción del encuentro de ayer ante Argentina en un Artaleku repleto de aficionados.
Valero Rivera dispara en una acción del encuentro de ayer ante Argentina en un Artaleku repleto de aficionados. / DE LA HERA
  • El partido entre las selecciones española y catarí (13.00), final virtual del Memorial Domingo Bárcenas

  • Incluso sin Raúl Entrerríos ni Julen Aginagalde, España fue muy superior a la selección sudamericana

El Torneo Internacional de España 'Memorial Domingo Bárcenas' ya tiene su 'final'. El formato del torneo es de liguilla, pero teniendo en cuenta los resultados que se han dado hasta el momento, el partido que enfrentará hoy a partir de la una del mediodía a las selecciones de España y Catar determinará el campeón del 'Domingo Bárcenas'. El tercer y cuarto puesto, por lo tanto, se decidirá con el Polonia-Argentina de las once de la mañana.

En la tarde de ayer la selección comandada por Jordi Ribera pasó por encima de Argentina, mientras que Catar tuvo que sudar más para ganar a Polonia.

Diez minutos de partido

La presentación de los jugadores, en las que los nombres de Gurutz y Julen quedaron para el final, fue lo que más entusiasmó al público de Artaleku en el partido que enfrentó a España y Argentina. Y es que al contrario que el viernes, los irundarras no tuvieron protagonismo en el partido. La superioridad fue total y Jordi Ribera se pudo permitir dar minutos a hombres como Figueras, Goñi o Costoya, que luchan por seguir en la selección y no ser el último de los descartes.

El encuentro en sí no tuvo mucha historia. En diez minutos se acabó. Fue entonces cuando los argentinos marcaron su primer tanto, en el 9:46 y de penalti. Pero los Hispanos ya habían hecho seis y la renta no hizo más que ir creciendo durante todo el encuentro. Al tiempo de descanso se llegó con un 17-10 en el marcador, y aunque el graderío siempre se había mostrado más favorable a la selección de Jordi Ribera, empezó a animar a Argentina. Y es que la gente quería disfrutar de buen balonmano y lo que menos interesaba es que el partido se acabara antes de tiempo.

Pero los ánimos no fueron suficiente para frenar el rodillo Hispano. La defensa volvió a ser prácticamente infranqueable y los hombres rápidos de España, entre los que destacó el MVP Ángel Fernández, se hincharon a correr y marcar.

A pesar de lo abultado del marcador, el 38-25 no fue, ni mucho menos, exagerado.

Emoción hasta el final

Interesante duelo de banquillos el que se vivió en el primer partido de la tarde de ayer en Artaleku. Por un lado, el hombre que lo ha ganado todo y en muchas ocasiones. Por el otro, el cerebro de uno de los mejores equipos del balonmano español de los noventa y un entrenador que también lo ha ganado todo. Hablamos de Valero Rivera, que dirige a Catar, y Talant Dujshebaev, técnico de Polonia. Todo un Barça-Teka. Estos torneos están hechos para los amantes del balonmano y también para los nostálgicos.

En las bandas de Artaleku había ayer un palmarés imposible de igualar. Sus copas, medallas o ligas necesitarían un pabellón entero para ser expuestas. Torneos como el que se está disputando en Irun no solo tienen espectáculo en el 40x20, también es un lujo saborear todo lo que tienen alrededor. En los banquillos y también en las gradas.

En Artaleku se están dando cita jugadores de la Asobal como los Naturhouse La Rioja Sánchez Migallón, Cacheda o Peciña. También se han dejado ver juntos Kauldi Odriozola, Ander Torriko y Dani Dujshebaev, tres de las grandes referencias de la selección júnior. Los dos primeros jugadores del Bidasoa y el segundo del Atlético Valladolid e hijo del seleccionador de Polonia.

En el Polonia-Catar de ayer, además de mucho balonmano en los banquillos, también hubo mucho balonmano en la cancha. Al menos, emoción hasta el final.

Parecía que el encuentro iba a ser un camino de rosas para los catarís, que en la primera parte llegaron a tener hasta seis goles de ventaja con el 4-10 y se fueron al descanso con cuatro de renta, 11-15, pero en la segunda mitad todo fue diferente.

Los hombres de Talant Dujshebaev fueron recortando distancias y con un gol de Krajewski, desde los siete metros, empataron a diecinueve. En la remontada polaca tuvo especial relevancia la actuación de su portero Adam Malcher, con cinco paradas en la segunda parte. Pero finalmente fueron los de Catar los que se llevaron el gato al agua. Con el 22-22, el extremo Zouoaui hizo tres goles, uno desde su campo, y sentenció el partido.

Los asiáticos acabaron ganando 25-26 y su portero, el gran Al Abdulla, la mole de más de cien kilos, se llevó el MVP. Artaleku se volvió loco.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate