Diario Vasco

panorama deportivo

La exhibición de la Real mereció más premio

La exhibición de la Real mereció más premio
/ LUSA
  • Jokin Altuna tuvo la final de pelota en su mano

El deporte del fin de semana ha ofrecido muy buenos espectáculos y algunos resultados que merecieron ser incluso mejores de lo que fueron. La Real y el pelotari Jokin Altuna fueron dos ejemplos de una gran actuación, pero sin poder cantar una victoria total. Otros como el Eibar o los kenianos en el maratón donostiarra si que pudieron llevarse la parte más gorda del pastel que estaba en juego.

Por partes, el partidazo de la la Real ante el Barça fue de los que merece la pena recordar, porque fue todo un baño de fútbol el que los de Eusebio infringieron al equipo de Luis Enrique, incapaz de recuperar un balón que, algo que nunca le ocurre al Messi Team, hasta la posesión del balón fue superior por parte realista. Empataron a uno, pero hasta los culés reconocieron que fue excesivo premio para lo que merecieron unos y otros, porque la exhibición de juego esta vez la hizo la Real, que parecía haberse cambiado la camiseta con el equipo que mejor sabe conducir la pelota probablemente en el mundo entero.

Pero algo tiene Anoeta para el Barça que por séptimo año consecutivo se tuvo que ir sin una victoria, más aún, probablemente en el partido en que la Real fue más superior que nunca. No hubo goles en la primera mitad, pese a que los realistas remataron en ocho ocasiones, algunas claras para poder marcar, pero lo mejor para los azulgranas fue llegar al descanso con el resultado inicial, porque sólo intentaron a última hora un par de disparos lejanos que no inquietaron a Rulli.

En la segunda parte se temió que el Barça empezara a circular el balón, pero la Real no se lo permitió y Willian José aprovechó un remate de Vela rechazado por Ter Stegen para llevar el balón a la red sin que Piqué lo llegara a desviar suficientemente. La Real estaba crecida y Vela pudo haber marcado el segundo en un balón que tuvo en el área pero le faltó en esa ocasión rapidez para el remate. Así que se escapó por primera vez Neymar por su banda izquierda y el servicio lo aprovechó Messi para empatar. Muy injusto, porque fue la única ocasión del Barça en todo el partido.

Por contra, la Real buscó el triunfo y de hecho marcó un segundo gol que el árbitro anuló erróneamente influido por su auxiliar de la banda que entendió que Juanmi estaba en fuera de juego, cuando las imágenes demostraron lo contrario. Los dos postes de Vela, los remates postreros de Granero, que debutaba en la temporada y algún otro acercamiento bien merecían ese triunfo que no llegó, pero que la grada festejó como si hubiera ganado la Real.

El Eibar mientras tanto sumó los tres puntos en Ipurua, el viernes por la noche, ante el Betis al que también sometió con su juego. La agresividad de los de Mendilibar quedó patente y la expulsión de un jugador bético permitió la superioridad sin duda del equipo armero. Tan solo unos minutos cuando Lejeune cometió el fallo que propició el gol andaluz y puso el 2-1 en el marcador de incertidumbre, pero de nuevo Pedro León, que había marcado el primer gol con un disparo de falta primoroso, disparó para que el rechace del meta Adan lo llevara a la red Kike y así festejar el triunfo y su cumpleaños.

En la pelota, la final del cuatro y medio supuso otro espectáculo impresionante, en una pelea sin cuartel entre el veterano Oinatz Bengoetxea y el joven Jokin Altuna, que por momentos tuvo el partido en manos del guipuzcoano, aunque el leitzarra resolvió el empate a 21 con un último tanto estrellando en el txoko a su rival que también hizo un partido formidable y augura un futuro más que interesante para la pelota guipuzcoana, juanto a Iker Irribarria, que como saben ganó el manomanista esta temporada con unas demostraciones de calado frente quienes han dominado este mundo pelotazale tantos años.

En deportes de equipo hubo de todo, porque el GBC perdió claramente en Pumarín tante el Oviedo, por ocho puntos m(72-64), después de entrar en el último cuarto dieciséis puntos abajo. Tampoco el Bidasoa pudo traerse nada de Cuenca, más que una derrota por la mínima (29-28), sin poder aprovechar los cuatro goles de ventaja que llegó a tener en la segunda mitad. Menos más que el IDK Gipuzkoa consiguió un buen triunfo ante el CREF (86-54), el Ampo Ordizia venció al Santboiana (36-20) en su mejor partido y el Hernani perdió en Barcelona (30-18) en la máxima división del rugby. El Txuri venció con apuros 2-3 al Majadahonda que entrena el donostiarra Karlos Gordovil. El Bera Bera de voleibol se imponía 3-1 al Alcorcón en la Primera División.

En Anoeta, donde por la noche hubo tanta emoción, por la mañana, los keniatas Kipromo, Tumo y Samoei completaron el podio de la maratón donostiarra. Entre las mujeres se impuso María Casanueva, por delante de Yolanda Gutiérrez y Sebastiana Llabres. Participaron casi tres mil atletas, muy animados por el numerosos público que salió a las calles a apludirles.

Del exterior hay que destacar el primer mundial de pilotos para Niko Rosberg, por sólo cinco puntos en una carrera final ganada por Hamilton en Abu Dhabi con el alemán en segundo lugar y emoción hasta el último giro. Como la emoción que tuvo la final de la Copa Davis de Tenis, en la que todo parecía decidirse en favor de Croacia, por el 2-1 tras el doble y los dos sets que Cilic tenía de ventaja sobre Del Potro en el cuarto partido. Pero el espigado tenista argentino dio la vuelta al marcador y ganó el set definitivo 6-3 y en el partido decisivo Delbonis desarmó al cañonero Karlovic y Argentina cantó victoria.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate