Diario Vasco
Un jugador del Ampo se hace con el oval ayer en un Line out.
Un jugador del Ampo se hace con el oval ayer en un Line out. / MARIN

rugby

El cambio de entrenador refuerza a Ampo

  • Garmendia y Marotias se estrenaron en el banquillo con uno de los mejores partidos de los ordiziarras de la temporada

El dicho de entrenador nuevo victoria segura se cumplió ayer en Altamira después de que Ampo Ordizia se impusiera 36-20 a la Santboiana. Los ordiziarras jugaron el partido más completo de la temporada y ofrecieron una excepcional imagen ante sus aficionados y uno de los gallos de la Liga.

Esta vez los jugadores locales dieron poquísimas oportunidades al rival. Desde el primer minuto y hasta el final superaron al contrario, que buscó el ensayo cuando el encuentro lo tenían cuesta arriba, pero que en general no inquietó a los de Ordizia. Hasta en los instantes más complicados la respuesta de los dirigidos por Garmendia y Marotias fue contundente y no permitieron a los catalanes meterse en el partido.

Los dos momentos más tensos se produjeron cuando tras un primer ensayo local la ventaja de 5-0 se vio neutralizada con dos golpes de la Santboiana. A los veinte minutos Ampo perdía 5-6 a pesar de dominar ese primer cuarto de encuentro. La respuesta no se hizo esperar y en los siguientes diez minutos, dos golpes de Valentín Cruz y un ensayo de Fajardo devolvía una ventaja, esta vez clara de 18-6, a favor de los ordiziarras. El apertura argentino aumentaba la renta con un tercer golpe hasta el 21-6 y justo antes de llegar al descanso el fantasma del encuentro ante el Cisneros aparecía por Altamira cuando los visitantes recortaban distancias 21-13 con su primer ensayo.

A la vuelta de los vestuarios llegó la segunda reacción de Ampo Ordizia. Esta vez no dejaron respirar a los de Sant Boi y nada más empezar de nuevo Cruz anotaba un drop que suponía aumentar la renta a once puntos. Un ensayo de garra de López en el minuto 51 confirmaba que esta vez los ordiziarras iban en serio y que no iban a dejar escapar una victoria de prestigio y que refuerza mucho al equipo.

El dominio de Ampo era tal que el rival no pisó campo ordiziarra hasta el minuto doce. Eso sí, una vez que lo hizo pasó a dominar y sacó dos golpes de castigo que les ponían por delante 5-6. La respuesta de Ampo no se hizo esperar. El segundo ensayo levantó a la afición de sus asientos. Álvarez Eulate sacó el oval de un ruck como si fuera un medio melé y Cruz abría el juego con una patada a la zona de marca en el que Fajardo atrapaba el oval y lograba el ensayo. Con el 21-13 antes comentado se iban los dos equipos al vestuario. Ampo era un equipo serio, fuerte, consistente en un partido que estaba siendo vistoso, rápido y dinámico.

Bien durante todo el partido

Esta vez a la vuelta de los vestuarios el nivel de los locales no bajó. Se mantuvo y eso permitió que para los diez minutos el encuentro estuviera casi sentenciado. Quedaban muchos minutos, pero la consistencia de Ampo era tal, que no se veía ninguna grieta donde podían entrar los visitantes. El encuentro entró en una fase más estática y sin tanto ritmo. Los cambios se sucedían y en una de esas entró Julen Goia, que reapareció tras su lesión.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate