Diario Vasco

más deportes

«El deporte es una herramienta fabulosa para ser mejor persona»

Vicente del Bosque será uno de los ponentes de la mesa redonda 'Deporte y Esperanza'.
Vicente del Bosque será uno de los ponentes de la mesa redonda 'Deporte y Esperanza'. / ÓSCAR CHAMORRO
  • Vicente del Bosque participará el próximo martes en San Sebastián en una conferencia sobre 'Deporte y Esperanza'

Ha dedicado toda su vida al fútbol y en consecuencia a la formación de muchos jugadores. Desde que abandonara la selección española este verano, Vicente del Bosque recorre la geografía española ofreciendo charlas y conferencias acerca de la importancia del deporte y de los valores que ha transmitido a sus pupilos durante todos los años de su larga y exitosa carrera como entrenador. El próximo martes 29 visitará San Sebastián para acudir a una mesa redonda organizada por el Teléfono de la Esperanza de Gipuzkoa bajo el lema 'Deporte y Esperanza', en la que participará junto a Jon Karla Lizeaga, entrenador de deportistas de élite.

Para Del Bosque, el deporte es «una herramienta estupenda para aplicarla en todos los ámbitos de la vida. Es salud, es convivencia, aprender a relacionarse. Lo tiene todo para poder paliar momentos difíciles. Y también es integrador, estoy convencido de que puede ayudar a aquellos que se sienten aislados, ya que les transmite mecanismos útiles para aprender a socializar».

Elementos especialmente valiosos para los jóvenes, a quienes considera que la práctica deportiva ayuda en su desarrollo personal. «El deporte hace mejores a los chavales, les hace ser más felices. Por no mencionar los valores que reciben, como la capacidad de esfuerzo, la solidaridad, el compañerismo, o el respeto a los demás, también al árbitro y al entrenador», señala el exseleccionador nacional.

Para muchos jóvenes, el entrenador se convierte muchas veces en una figura a la que acudir, al que pedir consejo. «Viven en tres ámbitos: el familiar, el escolar y el deportivo. Somos sus referentes, además de los padres o de los profesores. El entrenador tiene que ejercer ese papel y ayudarles cuando lo necesiten».

Algo sabe Vicente del Bosque sobre liderar grupos, controlar egos y gestionar relaciones. Ha sido el 'jefe' de vestuarios de muchos quilates, de jugadores de primer nivel. «Un líder tiene que tener muchas condiciones, como la templanza, la educación, saber escuchar... Pero sobre todo tiene que ser ejemplar. Si no da buen ejemplo a sus jugadores, es difícil que consiga ganarse su respeto». Una ejemplaridad que también ha exigido a sus jugadores, ya que considera que son «el referente de muchos chavales, y como personajes públicos tienen que ayudar a transmitir los mejores valores».

Considera que el fútbol, el deporte al que ha dedicado toda su vida, ha sido para él «una escuela de vida» y que es un «derecho que tenemos todos para sentirnos bien, para ser felices. Incluso para aquellas personas que tienen algún tipo de limitación o discapacidad. Hay que concienciar a la gente de que el deporte es una salida muy buena para ser mejores personas», añade Del Bosque, padre de un joven con síndrome de Down.

La gloria y el fracaso se encuentran separados por una delgada línea. El exentrenador de la selección española ha ganado partidos importantes, como la final que le hizo campeón del mundo, pero también los ha perdido. Sin embargo, considera que es fundamental transmitir que el deporte se trata, simplemente, de un juego. «Los chicos y chicas que juegan a fútbol o a cualquier otro deporte tienen que ser felices practicándolo. Eso es lo más importante. Está claro que también es competir y ganar, pero muchas veces lo dramatizamos, y es muy importante educar a los chavales en admitir la derrota, no solo en el fútbol, si no en todos los aspectos de la vida».

En esa tarea tienen mucho trabajo los entrenadores, pero su consejo para todos ellos es sencillo: «utilizar el sentido común y tratar de ser justos».

«Nadie es perfecto»

El martes acudirá a Donostia para participar en una charla bajo el lema 'Deporte y Esperanza', organizada por el Teléfono de la Esperanza de Gipuzkoa. Aunque está acostumbrado a expresarse en público, reconoce que «no le gusta hablar mucho como ejemplo», porque asegura que «nadie es perfecto». «En las conferencias intento trasladar lo que considero que es la mejor conducta a través de lo que he aprendido como entrenador. Pero sobre todo insistir en el aspecto de banalizar la importancia que tiene, en que hay que asumir la derrota, si no estamos haciendo una mala sociedad».

En la conferencia del próximo martes participará junto a Jon Karla Lizeaga, entrenador de deportistas de élite como la atleta Naroa Aguirre o el golfista Txema Olazabal. «Será una conversación con un tío estupendo y buscaremos transmitir aquello que hemos aprendido en nuestras vidas, a través de unas reflexiones sobre lo que pensamos del deporte. Lo importante es que lo que digamos les sirva de algo a aquellos que acudan», confía Del Bosque.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate