Diario Vasco

rugby

Tonga resiste el empuje de Estados Unidos

fotogalería

El pilier de Estados Unidos Taufete, que puso en muchos problemas a sus rivales, trata de avanzar ante el placaje y la defensa de Tonga. / JOSE MARI LÓPEZ

  • Los oceánicos ganan 20-17 a los estadounidenses y hacen disfrutar a Anoeta, con cerca de 15.000 espectadores

Tonga se impuso a Estados Unidos (20-17) en Anoeta en un partido igualado y en el que los detalles decidieron el choque. La primera parte tuvo a Tonga como dueño del encuentro y en la segunda parte Estados Unidos le cogió el relevo e incluso fue merecedor de ganar el 'match'. Al final un golpe de castigo mediado el segundo tiempo a favor de los tonganos decidió la victoria. Los cerca de 15.000 aficionados que se acercaron el Estadio de Anoeta salieron contentos de ver un partido que gustó y que tuvo momentos emocionantes y en el que se vieron acciones de gran mérito por parte de los protagonistas.

Cada equipo enseñó sus armas. Sorprendió el dinamismo y el juego a la mano de los americanos que pusieron en aprietos en toda la segunda parte a los oceánicos. Buscaron en todo momento el ensayo y Tonga sufrió lo indecible para llevarse la victoria, aunque al final pudieron sujetar el empuje de las 'Águilas'.

La primera parte tuvo color rojo de los locales, esa condición la tenían los tonganos, y dominaron desde el inicio. Los estadounidenses tuvieron problemas en las recepciones y eso lo aprovecharon los jugadores de Tonga para meter a las Águilas en su zona de 22. Las defensas trataban de parar a los ataques, pero la calidad, fuerza y velocidad de los atacantes se imponían a los defensores. En esa tesitura lo importante era tener y mantener la posesión y es ahí donde Tonga estuvo mejor.

A los diez minutos abrieron la lata. Tras una melé Takulua sacaba rápido el oval y el zaguero Veainu rompía la defensa americana por el centro y anotaba el primer ensayo. Impresionó la potencia del zaguero tongano. Con el 7-0 Estados Unidos buscó sus primeros puntos y a los cinco minutos llegó la respuesta con un golpe de castigo que suponía el 7-3. Con el oval en las manos los americanos eran capaces de enlazar fases de juego y poner en dificultades a sus rivales.

A pesar de ello perdían rápido el balón y Tonga no desaprovechaba los regalos. A los 22 minutos y tras una touche el tercera tongano Ram quebraba a su defensa creando ventaja y pasaba al ala Vainikolo que conseguía el segundo ensayo. Los pateadores estuvieron implacables. Acertaron todas las patadas a palos y con el 14-3 el partido parecía empezar a tener dueño.

Una de las jugadas clave del encuentro llegó casi a la media hora. El capitán de Tonga Piutau fintaba y lograba anotar el tercer ensayo, pero el árbitro anulaba el ensayo tras visualizarlo en la pantalla durante varios minutos. Interpretaron que hubo pantalla y una jugada que suponía el 21-3 se quedó en nada.

Tras esa acción se enfrió algo el encuentro y después de unas buenas defensas americanas buscaron apretar el marcador antes de llegar al descanso. Se barruntaba el ensayo de Estados Unidos y este llegó a falta de un minuto para irse a vestuarios a cargo de Iosefo. Con el 14-10 no había nada decidido y quedaba todo en el aire. Ambos equipos se marchaban al vestuario tras un golpe de castigo anotado por Tonga que subía el 17-10 al marcador.

Estados Unidos aprieta

A la vuelta de los vestuarios cambió por completo la decoración del encuentro. Ya en los minutos finales del primer acto ya se vislumbró superioridad de ritmo de las Águilas y ese efecto se acentuó a lo largo de todo el segundo periodo. Los primeros cinco minutos Tonga apretó a Estados Unidos en su zona de 22, pero fue un espejismo. Los americanos se zafaron la presión de los oceánicos y se hicieron dueños del partido. Buscaban con ahínco el ensayo del empate y a los once minutos el pilier Taufete'e anotaba el segundo ensayo de las barras y estrellas junto al palo. La sencilla patada empata el partido a 17.

Si en la primera parte el colegiado anuló un ensayo tongano, en la segunda le tocó a EEUU sufrir la decisión del árbitro. En una jugada que levantó al público de sus asientos el zaguero Hughes lograba un ensayo espectacular, pero esta vez la pantalla mejor dicho la obstrucción de un compañero a un placador anuló la marca. La acción fue clara y la decisión se tomó con rapidez.

El zaguero Hughes demostró tener una habilidad y un juego de muchos quilates. Volvió loco a la defensa tongana, pero el partido se decidió por detalles y ahí Tonga estuvo más acertado. Un golpe de los delanteros no lo desaprovechaba Takulua para volver a dar ventaja a los de rojo: 20-17. Quedaban muchos minutos por jugar y cualquier cosa podía pasar.

Tonga buscaba mantener la ventaja y Estados Unidos se centró en buscar el ensayo. Más cuando a falta de diez minutos para el final se quedaron con uno más sobre el campo tras la amarilla que vio un delantero de Tonga.

La valentía estadounidense no tuvo premio. En lugar de lanzar el golpe a palos buscaron el ensayo de forma insistente, pero varios errores y la buena defensa de Tonga lo impidieron. A cambio abierto lograban encadenar varias fases consecutivas, pero al final se topaban con la delantera de Tonga que impedía los avances de EEUU. A falta de ocho minutos una acción individual del centro Palamo estuvo cerca de conseguir su objetivo.

En los últimos cinco minutos y más una vez recuperado la igualdad de efectivos, Tonga controló mejor el oval y terminó jugando en campo del rival hasta que el árbitro pitó el final de un partido que agradó a la afición del rugby. Se disfrutó en Anoeta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate