Diario Vasco

«Dar 200 vueltas a la plaza de toros es más duro que correr la Behobia»

Arria V deberá superar a Kañamares y Jauregi para ganar la apuesta de 12.000 euros. «Ya han demostrado que son dos aizkolaris a tener en cuenta y merecen todo el respeto del mundo», apunta el errezildarra. En la pareja, el aizkolari que comience a cortar los diez primeros kanaerdikos será el que termine la carrera a pie. Su compañero cortará el segundo lote de diez kanaerdikos y a continuación correrá los primeros diez kilómetros de la pareja. Dará cien vueltas a la plaza de toros.

Arria V se ha preparado de forma exhaustiva para un trabajo que cataloga de «criminal. Correr 200 vueltas en una plaza de toros es durísimo. Es bastante más duro que correr la Behobia-San Sebastian por ejemplo y hay que sumarle la carga de los veinte kanaerdikos que traes de 'aperitivo'. Basta comparar las marcas de corredores como Mariano Haro en pista y en la plaza de toros».

La preparación no es sencilla ya que combinar el entrenamiento para la carrera a pie y cortar troncos es complicado. Más aún cuando el trabajo se dilata en el tiempo. «No hay que perder tono muscular para la aizkora, pero eso tampoco ayuda a la hora de correr veinte kilómetros. Es el reto más complicado al que me he enfrentado nunca».

El miércoles realizó un entrenamiento sobre el tartán de Berazubi en Tolosa. «Al principio tuve que entrenar unos días cortando madera y otros corriendo. Combinarlos puede llegar a ser peligroso y puedes lesionarte. A medida que se acerca la apuesta empiezas a combinar ambos trabajos poco a poco. Estas apuestas combinadas y tan largas implican entrenarte muchas horas a diario. Ha sido duro, pero llego en excelentes condiciones»

Para Arria también es un reto de estrategia. «No puedes guiarte por las sensaciones. Si vas bien, aprietas un poco más y luego te pasa factura. Hay que calcularlo todo y no salirte de unos parámetros».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate