Diario Vasco

balonmano

Exigente debut en la EHF ante el Brest

La plantilla del Bera Bera posa al completo ayer en la pista del polideportivo José Antonio Gasca.
La plantilla del Bera Bera posa al completo ayer en la pista del polideportivo José Antonio Gasca. / USOZ
  • El Super Amara continúa su periplo continental y se enfrenta hoy (19.00) en el Gasca al equipo revelación de Francia y actual campeón de Copa

El bombo de la EHF le ha sido esquivo en las dos últimas temporadas al Super Amara Bera Bera, al corresponderle en suerte dos equipos de entidad. Si el año pasado su debut en esta competición se produjo ante su verdugo, el Iuventa Michalovce eslovaco, esta vez le ha tocado medir sus fuerzas con el emergente Brest de Bretaña, considerado equipo revelación de Francia. El Brest ha pasado a la historia de su país por ser el primero que conquista la Copa gala militando en segunda división.

En condiciones normales, el palmarés e historial asignaría automáticamente la condición de favorito para el partido de hoy (19.00 horas-Polideportivo Gasca) al equipo guipuzcoano, campeón de Liga de las cuatro últimas ediciones (cinco Copas, seis Supercopas) y que afronta su partido número 93 en Europa en veinte temporadas. El Brest no tiene argumentos para rebatir en este sentido al contar solamente con su recién conquistada Copa. Este año se estrena en Europa.

Sin embargo, es el equipo galo el que aparece como claro candidato a superar la eliminatoria, en virtud de la plantilla que ha logrado configurar en tan solo dos años. De las quince que integrantes del plantel, las tres más veteranas del equipo afrontan su tercera temporada. Siete se incorporaron en la pasada campaña y cinco en la actual.

La apuesta del club bretón en hacer un equipo competitivo en tiempo récord se está haciendo realidad. Tan solo cuenta con dos jugadoras foráneas: la canaria Marta Mangué y la rumana Melinda Geiger. Si de algo puede presumir este equipo es de contar con mucha calidad. No en vano, nueve son internacionales, aunque solo cuatro estuvieron presentes en los Juegos de Río de Janeiro, las citadas extranjeras y las francesas Allison Pineau (central) y la extremo derecho Marie Prouvensier, que se hicieron con la medalla de plata. Este cuarteto se puede considerar su mayor potencial.

Pineau tras su paso por el Metz ha sido campeón de Macedonia con el Vardar y de Rumanía con el Oltchim Valcea y su compañera Geiger ha hecho lo propio con el Baia Mare y el Ramicu Valcea rumanos y con el Thüringuer alemán.

No se puede desdeñar la aportación de su guardameta Cléopatre Darleux (plata en los mundiales de 2011 y 2009) y de su pivote Astride N'Gouan, uno de los cinco rostros nuevos de este año.

El Super Amara puede competir en este apartado al contar entre sus filas con hasta ocho jugadoras que han llegado a ser internacionales, aunque tan solo tres de ellas viajaron a Río (López, Elorza y Sans). Ambos equipos presentan una media de edad parecida, aunque el Super Amara es ligeramente más joven por situarse en los 25 años, un año y medio menos que las bretonas.

Si en la Liga el conjunto donostiarra puede presumir de ser líder después de nueve jornadas, el Brest se presenta como cuarto clasificado con un partido menos y un punto menos que los dos equipos que le preceden (Nantes y Dijon). Se da la paradoja de que ha conseguido vencer a los tres equipos que le preceden, incluido al líder Metz, al que doblegó a domicilio (21-22), pero ha caído derrotado con el Niza (noveno o antepenúltimo) en la jornada inaugural con el agravante de hacerlo en casa (21-22) y con el penúltimo, Chambray (23-22), en la última jornada disputada el pasado día 4.

«Defender a muerte»

Montse Puche asume que las francesas son las favoritas en esta eliminatoria y que será fundamental «defender a muerte» para poder seguir teniendo opciones. Lejos de pronosticar un resultado comenta que «me conformo con hacer un buen partido». Su objetivo es «tratar de que ellas tengan problemas para trabajar en ataque y que podamos correr. Debemos evitar las pérdidas y los errores no forzados», sentenció.

Todas las jugadoras del Super Amara se enfrentarán por primera vez al Brest, salvo la extremo internacional Marta López, que se midió en cuartos de final de la Copa francesa defendiendo la camiseta del Fleury Loiret. Vencer al Fleury supuso la primera campanada sonora del Brest, luego superó la gesta con creces al doblegar al Metz en semifinales y al Toulon en la final. Lo que la extremo más teme del Brest es «su lanzamiento exterior y su contraataque en segunda oleada».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate