Diario Vasco

rugby

El Hernani es la bestia negra del Ampo Ordizia

fotogalería

Espectacular touche ganada por el Hernani en el derbi de ayer en Landare. / JOSÉ MARI LÓPEZ

  • Los hernaniarras vuelven a ganar el derbi a los ordiziarras por sexta vez consecutiva

La historia se volvió a repetir y el Hernani se impuso a Ampo Ordizia por 23-8 en el derbi guipuzcoano del rugby por sexta vez consecutiva. Está claro que los dirigidos por Patrick Polidori se han convertido en la bestia negra de los goierritarras. Al más puro estilo de la película 'El día de la marmota' cada enfrentamiento entre los dos clubes guipuzcoanos es un calco o al menos muy parecido en su desarrollo y sobre todo en el resultado.

Las análisis de derbis anteriores sirven para explicar lo que ocurrió ayer en Landare. Un equipo con más actitud o al menos con más garra se impone a un equipo de más calidad, pero que no logra contrarrestar el empuje del contrincante. Alguien puede achacar las derrotas ordiziarras a mil factores diferentes, pero la realidad es que el desarrollo de los derbis es parecido juegue quien juegue en ambos conjuntos.

Un buen resumen de lo que ocurrió en Hernani pueden ser los últimos cinco minutos donde los locales, ganando de quince, terminaron jugando dentro de la 22 visitante en busca del ensayo. Hasta una última touch de Ampo lograron robarla remarcando el espíritu de esos 22 gladiadores de Polidori.

Desde el primer minuto se vieron signos de por dónde iba a transcurrir el choque. Los locales salieron muy intensos y marcaron la pauta del encuentro. Se jugaba a lo que quería el Hernani. Con un ritmo alto empujaban a su campo al Ordizia, que veía como a los cinco minutos perdía por lesión a una de sus piezas más importantes, el segunda Imanol Iruarriz.

La igualdad en el marcador fue total en los primeros 40 minutos, sin que nadie abriera el marcador hasta a falta de cinco minutos para el descanso. A pesar de esa igualdad en el electrónico la posesión era local y el dominio de juego también. Solo algunas arrancadas y acciones de Rust llevaban cierto peligro al campo del Hernani.

El único pero para los hernaniarras eran las touch, donde no aprovechaban oportunidades para poder abrir el marcador tras golpe a favor. A pesar de no moverse el marcador el partido comenzó a romperse y decantarse al final de la primera parte. Ya se vieron los primeros rifirrafes y quizás algo de cansancio que sacó a los visitantes del partido. En el minuto 33 hubo una primera tángana que se convertía en golpe favorable a los tricolores, que abrían el marcador con una patada de Elosegi.

Era el 3-0 y las hostilidades ya estaban desatadas. La respuesta de Ampo no se hizo esperar y Cruz devolvía las tablas al marcador con otro golpe a falta de dos minutos para el descanso. Los ordiziarras tuvieron otra oportunidad para irse a los vestuarios por delante, pero esta vez el apertura argentino no acertó. Landare es un campo complicado hasta para los mejores pateadores y ayer lo notó Cruz, que falló tres-cuatro patadas que no suele perdonar.

Se rompe el encuentro

A la vuelta de los vestuarios cambió por completo la decoración y no en el juego, sino en el marcador. Nada más comenzar el Hernani movió bien el balón y creó ventaja en el ala derecha y Aitor Lukas anotaba el primer ensayo. Nada más posar el balón recibió un golpe totalmente fuera de lugar e infantil del pilier argentino López, que fue inmediatamente expulsado del partido. La acción salió cara, ya que a pesar de no transformar el ensayo el Hernani tuvo la oportunidad de lanzar un golpe desde el centro del campo que Genua no desaprovechó. Los de Landare se adelantaban 11-3 en el marcador.

El encuentro siguió por los mismos derroteros con un Hernani más enchufado. A los 13 minutos de la reanudación de nuevo una acción individual de Genua rompía la defensa ordiziarra y tras una patada adelantada el ala izquierda de Ordizia no sujetaba el balón y Mikel Bidegaray robaba para anotar el segundo ensayo. Con el 16-3 Ampo necesitaba buscar campo rival y lo logró con una patada de Cruz tras golpe que metió a su equipo a escasos cinco metros de la línea de marca. De esa acción llegó el único ensayo goierritarra a cargo de Albertarrio a los 60 minutos.

Con el 16-8 estaba todo abierto, pero los locales no se vinieron nunca abajo. Siguieron con su juego rápido y con ambos equipos ya cansados aprovecharon mejor los huecos. Primero fue Collado, quien entraba por detrás tras una dejada de Genua, que hizo de medio melé en esa acción y precisamente el medio melé anotaba el tercer ensayo para sentenciar el partido con el 21-8 y la siguiente transformación del zaguero hernaniarra que suponía el 23-8 final.

El Hernani buscó el bonus, pero no llegó. A pesar de ello los primeros cuatro puntos por victoria llegaron a Landare. Esta vez ha sido en la quinta jornada. Hace dos años fue en la décima también ante Ampo Ordizia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate