Diario Vasco
Jokin Esnal trata de sortear a un jugador del Cisneros.
Jokin Esnal trata de sortear a un jugador del Cisneros. / PEDRO MARTÍNEZ

MAS DEPORTES

El Cisneros, demasiado rival para el Hernani en su estreno en casa

  • Los hernaniarras plantaron cara a los madrileños, que sacaron a relucir su defensa y calidad en Landare

El Hernani no pudo lograr su primera victoria de la temporada en su estreno en Landare al perder 10-29 ante el Complutense Cisneros. Los madrileños demostraron ser un equipo llamado a estar en la pelea por los puestos de arriba y ganaron tras plantear un partido serio y muy físico al que no pudo responder el cuadro guipuzcoano pese al apoyo de su afición.

Sorprendió el planteamiento visitante demostrando que este año van a incidir más en el trabajo defensivo y en la disciplina táctica.

Cada vez que el Hernani tenía la posesión entraban al ruck con muchísima fuerza y la delantera ha ganado peso en su juego. En las melés demostraron ser un equipo potente y ahí el Hernani sufrió bastante pese a intentarlo. En la primera parte, la igualdad y la disputa fueron la nota predominante. Ni uno ni otro conjunto se imponían y sin apenas errores de ambos bandos los únicos puntos llegaron con sendos golpes de castigo nada más iniciarse el partido. En juego, poco que hacer.

Elosegi abrió el marcador a los dos minutos, pero la respuesta no se hizo esperar. Al minuto siguiente, con otra patada de Martínez, las tablas volvieron al electrónico: 3-3 e igualdad máxima también sobre el verde. A los trece minutos, el tercera local Ander Gutiérrez se retiraba lesionado del aductor izquierdo y tras ese contratiempo llegó la primera renta visitante. Crearon ventaja en la ala izquierda e Iñigo Olaeta logró el primer ensayo. Martínez transformó una patada dificilísima y el marcador enseñaba el 3-10. Los madrileños comenzaron a dominar y a marcharse en el marcador.

Llegaron las precipitaciones

Hasta ese instante, el Hernani estuvo bien en las fases de conquista, pero a partir de verse por detrás llegó la precipitación en las touche y todas las opciones de ensayar se perdieron al perder el balón en esa faceta. No podían hacer nada. Antes del descanso y tras una touche a cinco metros, abrieron rápido el oval los madrileños y Soriano ensayó al borde del descanso, al que se llegaba con un resultado de 3-15.

En la segunda parte, el partido no se movió en los primeros minutos y el encuentro se decidió ya en los últimos quince minutos con dos ensayos más del Cisneros, que sentenciaba el partido en el minuto 67.

El ensayo de honor de los locales llegó casi con el pitido final, a cargo de Mattin Collado. El equipo madrileño fue demasiado rival para un Hernani que no pudo estrenarse con buen pie en casa.