Diario Vasco

MAS DEPORTES

El Super Amara no se puede fiar del Canyamelar Valencia

  • Las levantinas han vendido caras sus dos derrotas en este inicio liguero frente a dos gallitos como el Rocasa y el Prosetecnisa Zuazo

Después de completar un buen inicio en cuanto a resultados, pero flojo en lo que respecta a nivel de juego que se le puede exigir al vencedor de las cuatro últimas ediciones de la Liga, el Super Amara tiene motivos reales para estar alerta y no fiarse lo más mínimo de la visita que el Canyamelar Valencia efectuará esta tarde (18.00 horas) a Bidebieta.

A las victorias poco convincentes y un tanto apuradas obtenidas frente al Aula Cultural Valladolid en casa y a su paso por Elche hay que añadir la buena impresión que ha dado el conjunto valenciano en este arranque liguero, a pesar de haberse estrenado con dos derrotas.

A su favor hay que significar que debutaron en el campeonato con el eterno subcampeón Rocasa (22-21)y que posteriormente cayeron por 19-21 en el terreno del subcampeón de Copa, el Prosetecnisa Zuazo.

En los dos encuentros las valencianas plantaron batalla hasta el final. En los dos casos entraron en los últimos diez minutos con el marcador igualado. Fue en este intervalo en el que acabaron por ceder el mínimo terreno que acabó por costarles las victorias.

El plantel que presenta este año es muy competitivo a pesar de acusar la marcha de dos de sus mejores efectivos, Sheila Segura o Mireia Payá. Como contrapartida, han suplido estas bajas con cuatro incorporaciones, entre las que se encuentra la que fuera jugadora del Bera Bera, la israelí Nitsan Dunay. Se trata de una lateral que se caracteriza por sus imparables y veloces penetraciones hasta los seis metros. También ha fichado a las extremos Laura Morais y Stroe.

La convocatoria de Montse Puche presenta en esta oportunidad una novedad, al contar con la zarauztarra Andrea Zaldua, que sale de una larga lesión y con Eider Lizarbe.

Mejorar el reajuste defensivo es uno de los retos que se marca alcanzar el Super Amara de cara a este nuevo choque, frente a un rival que, si bien no ha demostrado disponer de una alta capacidad realizadora, cuenta a su favor con el hecho de saber levantar una sólida muralla defensiva.

De cara a este duelo Puche confía en «afianzar nuestro juego y que las jugadoras adquieran mayor confianza».

Respecto al rival comentó que «tienen muy claro a qué quieren jugar y nosotras tenemos que tener nuestras armas para contrarrestarlo».

Sobre la igualdad existente en este inicio de Liga Lotería, la preparadora del club donostiarra puso de manifiesto que «la competitividad es mucho mejor para nosotras y para el público y cualquiera de puede dar un susto».

El Canyamelar Valencia ya ha dado muestras suficientes de querer dar un susto a los equipos de la zona alta de la Liga. Su posición en la tabla no se ajusto lo más mínimo a su condición. El propio Bera Bera, además, ya sabe cómo se las gasta este equipo cuando iba colista y luchaba por el título de Liga.