Diario Vasco

Natación

Merecidos homenajes en la Gala de la Natación Guipuzcoana

  • Los nadadores Markel Alberdi y Richard Oribe y la juez Josune Orbegozo reciben el reconocimiento de la natación guipuzcoana en la cita que reparte los premios de fin de temporada

Con un acto celebrado en el cine Latxartegi de Legazpi se ha puesto fin a la temporada 2015/2016 de la natación guipuzcoana. En la cita se han repartido los premios de la Liga de Travesías de Gipuzkoa, la Liga escolar de Waterpolo, la Liga de Invierno y Liga de Primavera de Natación así como los premios de final de temporada de natación.

Por primera vez la Gala de la Natación Guipuzcoana ha tenido lugar fuera de San Sebastián. Se trata, tal y como recordaba Mikel Gaztelumendi, presidente de la Federación Guipuzcoana de Natación, de un doble reconocimiento a la localidad ya que el Legazpi fue el primer club de natación de Gipuzkoa.

Durante la gala se ha rendido además merecido homenaje a tres personas que han hecho mucho por la natación guipuzcoana. Por un lado la juez Josune Orbegozo que tras muchos años arbitrando en competiciones deja ya de realizar esta labor. Orbegozo recibía una placa conmemorativa, un ramo de flores y el aplauso de todo el público en reconocimiento a su trabajo.

Por otro lado los nadadores Richard Oribe y Markel Laberdi recibían una insignia por sus exitosas carreras deportivas. Un emocionado Richard Oribe, que este año ha decidido decir adiós a la competición, agradecía al público el cariño demostrado a lo largo de su carrera. Oribe, con 16 medallas logradas en seis Juegos Paralímpicos, es el nadador afectado de parálisis cerebral con mejor palmarés del mundo.

Por su parte el eibartarra Markel Alberdi, que este verano ha participado en los Juegos Olímpicos de Río en la prueba de 4x100 libre, se mostraba feliz de poder asistir a la Gala ya que, tal y como él mismo explicaba, nunca había podido hacerlo anteriormente por sus compromisos con los entrenamientos. Alberdi recordaba que estos últimos años en los que ha estado entrenando en el Centro de Alto Rendimiento de la Blume en Madrid, ha venido a Gipuzkoa en contadas ocasiones pero que siempre se ha sentido muy arropado por toda la gente. Tanto el nadador del Bidasoa XXI como Richard Oribe posaron pacientemente tras la gala con otros nadadores y asistentes a la gala que quisieron fotografiarse con ellos.

El presidente de la Federación Guipuzcoana de Natación quiso agradecer además de forma especial a los entrenadores que están ayudando a que siga adelante la natación guipuzcoana.