Diario Vasco

rugby

Hernani y Ordizia apelan a la ilusión

La plantilla del AMPO y jugadores de las categorías inferiores de Ordizia Rugby Elkartea, junto a técnicos y directivos, ayer en la Plaza Mayor de Ordizia.
La plantilla del AMPO y jugadores de las categorías inferiores de Ordizia Rugby Elkartea, junto a técnicos y directivos, ayer en la Plaza Mayor de Ordizia. / JOSETXO MARIN
  • Los goierritarras quieren encender la chispa perdida en las dos últimas temporadas y el Hernani busca salvar la categoría

Una nueva temporada de rugby se pone en marcha este fin de semana con Ampo Ordizia y el Hernani en liza. Los ordiziarras sumarán ya doce temporadas consecutivas en la División de Honor desde el ascenso de 2005 y el Hernani cumplirá la quinta tras su regreso a la máxima categoría después de un paréntesis de 25 años.

Se presenta una temporada interesante, donde la palabra ilusión inunda a los dos equipos guipuzcoanos. Sobre todo a la entidad ordiziarra, que ayer se presentó en sociedad en el Dorretxe de Idiazabal, en la sede de Ampo. Allí se encontraban las principales novedades deportivas del equipo para la presente temporada. Tampoco faltaron miembros de la directiva, representantes de las instituciones y directivos de la empresa Ampo.

El primero en tomar la palabra fue Jon Gorrotxategi, presidente del consejo rector de Ampo, para enseguida llegar el turno de Iñaki Calparsoso, miembro de la junta directiva de Ordizia Rugby Elkartea. Ambos destacaron sentirse orgullosos de patrocinar al club y de ser respaldados por Ampo, respectivamente. Valoraron el papel de educador y de trasmisión de valores del rugby «como el trabajo en equipo o el compromiso». El representante de Ampo habló de «encender de nuevo la chispa» e indicó el camino que van a tratar de llevar este año en Ordizia.

Ordizia Rugby Elkartea ha experimentado varios cambios importantes dentro de su estructura que permitirán un funcionamiento diferente. El más importante ha sido dividir en dos la directiva. Un equipo trabajará solo en la administración del club y un segundo equipo de seis-siete miembros llevará la dirección deportiva y serán los que tomen las decisiones deportivas.

Entre ellos se encuentra Joseba Otamendi que ayer habló sobre los objetivos de la temporada y la nueva vía de trabajo en el club. «El primer objetivo es recuperar la ilusión en el club, entre los jugadores y entre la afición. Recuperar una ilusión perdida en los últimos tiempos. También se quiere mejorar el funcionamiento interno del club».

Cinco fichajes de Ampo

Por segundo año consecutivo Wade Kelly es el entrenador del primer equipo y han realizado hasta la fecha cinco fichajes «de calidad», según Otamendi. «Deben aumentar el nivel en el equipo y lograr que el salto para los chavales del club a la primera plantilla no sea tan brusco y se haga de forma natural».

El único profesional que sigue en el club es Christian Rust y han fichado a Jerónimo Albertario y Fernando López, que vienen de la Pro2 en Francia, Valentín Cruz, que llega directamente de Argentina, y los guipuzcoanos Unai Lasa y el local Julen Goia, que vuelve a Ordizia tras su periplo por el rugby de Iparralde. Lasa y Goia jugaron en Maule en Federal 1. «También estamos buscando un tercera, pero por ahora no hemos cerrado el fichaje», asegura Otamendi. Entre las novedades también destaca la vuelta de Imanol Iruarriz.

Desde el cuerpo técnico creen que puede ser un año bonito el que se presenta y sin duda ayudará para que así sea Julen Goia. El hijo pródigo vuelve a casa y también habló de ilusión. «Nos han presentado un bonito proyecto y hemos empezado a trazar el camino correcto. Tenemos todo a favor para que realicemos una buena temporada. Estoy seguro que daremos más de una alegría a la afición».

En cuanto a objetivos, Otamendi admitió que «mejorar la temporada anterior» es el primero y principal. Después la temporada pondrá a cada uno en su sitio y cuando empiece la Liga el domingo se podrá ver con más exactitud a qué puede aspirar Ampo Ordizia.

Para empezar tiene un hueso duro de roer, el Alcobendas de Madrid. Altamira acogerá el domingo, a partir de las 12.00 horas, el estreno de los entrenados por Wade Kelly y que no podrán contar con Oier Goia e Iñaki Puyadena, que se lesionaron en los partidos amistosos de pretemporada. «Rust es todavía duda, pero esto lo sabíamos y hay que contar con esas circunstancias».

Hernani mantiene la plantilla

También con ilusión afronta el Hernani la nueva temporada, aunque con diferentes objetivos a los ordiziarras. En Hernani tienen claro que cumplirán si salvan la categoría. «Mantenernos un año más en División de Honor sería buena señal», asegura su presidente, Juan Rodríguez. Respecto a la temporada pasada no cuentan con apenas ninguna variación y los cambios que se produzcan serán los típicos por lesiones o porque Genua tenga que acudir a la selección seven, por ejemplo.

Si hace falta gente volverán a recurrir al segundo equipo o al juvenil y seguro que un año más vuelve a debutar alguien en la máxima categoría. La temporada pasada tuvieron una plaga de lesiones que les perjudicó mucho entre noviembre y febrero. Para comenzar la temporada cuentan con alguna baja como la de Tony Jones, que se lesionó el hombro, y la de Igor Etxeberria, también lesionado.

El inicio no será sencillo, ya que el domingo, a las 12.30 horas, jugarán en San Roman ante el Independiente de Santander. El primer partido por lo tanto será lejos de Landare. Esta semana se presentará el equipo de forma oficial ante la afición, que vuelve a estar ilusionada, pero que mantiene siempre los pies en el suelo. El Hernani no ha hecho ningún fichaje y sigue con su misma política de trabajo. Si hay algo claro en Hernani es su forma de trabajar y su filosofía de club, que por una parte los limita, pero por otra les otorga esa ventaja de tener las cosas claras. Saben de dónde vienen, lo que son y lo que quieren. Para empezar mantenerse otro año más en División de Honor con una plantilla al 100% canterana salvo el ya casi local Jones.

Desde el club hasta que empiece la temporada no saben cuáles serán sus principales rivales. Hasta que comience la liga no se puede saber cómo está cada equipo y qué cambios tienen y si son a mejor o a peor. Hay que esperar y comenzar a ganar el máximo número posible de partidos.