Diario Vasco

resumen deportivo

Donostia disfrutó otra vez con la máxima expresión del remo

fotogalería

Se pudo ver un fantástico ambiente. / EFE

  • Heroico triunfo del Eibar con diez jugadores en Granada en un fin de semana en el que el Bera Bera aseguró su presencia en la Copa EHF en la que debutará en noviembre

El coraje que embargaba a los componentes de la Ama Guadalupekoa y a las remeras de Hibaika contrastaba con la euforia patente de los de Bermeo y San Juan, después de la jornada decisiva de la Bandera de La Concha del 2016. Y es que los de Hondarribia no pudieron llegar a la altura de sus principales rivales en la resolución de la prueba masculina, mientras que las de Errenteria si que ganaron la pugna con las mujeres de San Juan, pero la renta, aunque fuera escasa de la primera jornada, les dejó con la miel en los labios.

Así que gran triunfo y toda la alegría para la Bou Bizkaia, que ganó por 1.78 en la primera jornada y amplió un poco más su renta en la tanda de honor que resultó espectacular desde muchos puntos de vista. De la importancia que para todos los remeros tiene ganar en Donostia era prueba evidente la euforia máxima demostrada por los vizcainos. Pero no solamente estuvo la emoción por el primer puesto, sino porque la victoria de Orio en la primera tanda, la llamada de consolación fue rotunda, hasta el punto de superar la desventaja de cuatro segundos con San Juan, que bogó en la de honor, y por un solo segundo, los amarillos se pudieron por delante de los rosas en la clasificación final. Aún duele más en Orio aquel largo de vuelta del primer día en que quedaron atascados en aquella polémica lucha con la trainera de Kaiku.

Otra cosa que conviene destacar es la precisión con la que José Ramón Mendizabal, el director técnico de la Donostiarra hizo sus previsiones. Dijo Mendi que su objetivo era restar una docena de segundos de la regata del primer domingo, que lo podían conseguir y que era el comienzo de ese playoff por el ascenso a la ACT que van a disputar el próximo fin de semana. Portugalete, Ondarroa y Ares tomarían nota de la buena regata de los donostiarras, que fueron por delante de Tiran toda la regata, hasta la misma línea de meta en que les superaron los gallegos por un mínimo tiempo.

En fin, que el remo tuvo su gran fiesta, tanto en la lucha de las mujeres como la de los hombres, cuatro tandas que fueron todo un espectáculo seguido por cientos de aficionados que disfrutaron con la cita más esperada por todos los que de una u otra forma tienen algo que ver con este precioso deporte.

No es que no sea bonito el fútbol, pero es verdad que para cuando disfrutas con un buen partido pasan muchos que son poco vistosos. Por cierto monumental sorpresa del Alavés en el Camp Nou, lo que ya impide que el Barça vaya a superar tampoco este año el récord de imbatibilidad de la Real de Ormaetxea. El viernes en Anoeta asistimos a uno de esos partidos que no hay por dónde coger, con una Real Sociedad que sólo pudo empatar con el Espanyol y menos mal que marcó Willian José en el tramo final, porque Piatti había sorprendido a Rulli con un disparo lejano y daba ventaja a los periquitos que sin hacer mucho pudieron llevarse el partido. Hay jugadores en la Real que aún no le han cogido la onda a la Liga y Eusebio cabila sobre quienes pueden formar ese once más repetido que tanto gusta encontrar a los entrenadores. Ahora esperan dos rivales amarillos, el Villarreal el domingo y el siguiente miércoles a las diez de la noche en Anoeta, con la visita de la U.D. Las Palmas, equipo que se complicó mucho para los realistas la pasada temporada, tanto en la Liga como en la Copa. Y después, en sábado a la una del mediodía, visita a Ipurua, donde esperará el siempre peleón Eibar.

Heroicidad del Eibar

Que Granada le va al Eibar es algo seguro, porque si el año pasado ganaron allí, ayer lo volvieron a lograr, pero con unos ingredientes especiales en un choque que tuvieron que jugar durante una hora con un jugador menos, con la expulsión del meta Riesgo, pero la fe de este equipo mueve montañas y provocó un terremoto en el Nuevo Los Cármenes. Primero con un gol de Pedro León al filo del descaso y aunque el equipo de Jémez empató avanzado el segundo tiempo, en la última jugada Escalante ganó un balón que Sergi Enrich llevó al gol cuando el reloj ya superaba los 93 minutos. Valió el 1-2 y ni siquiera hubo tiempo para sacar de centro. Gran triunfo que tuvo ribetes de heroico. Y aplausos a los buenos informes que aportó José Manuel Otxotorena sobre el meta Joel, que ha venido desde el Valencia y ratifica la categoría en la puerta del Eibar para cuando, como ayer, falte Riesgo.

Nuestras mujeres deportistas siguen muy activas en las diferentes competiciones, además de las ya citadas en el remo, pero es que el Bera Bera de balonmano disputó con uñas y dientes la clasificatoria para la ronda europea, que podrá jugar no en la máxima categoría por su derrota en el primer partido, pero si en la segunda, en la EHF tras pasar por encima del segundo rival en Anoeta. Será en noviembre y para el sorteo saldrán como cabezas de serie.

Agur en el centenario del Hipódromo

El hipódromo donostiarra cerró su temporada de carreras de caballos del centenario, con una jornada festiva el pasado sábado y última cita del G.P. San Sebastián, que se llevó Again Charñie, lo que permitió a la familia Delcher pasar por el podio de vencedores a la hora de bajar el telón de una temporada que ha dejado muy buen sabor de boca y que, pasado el momento más crítico, se espera que no se presenten más dificultades para que se disputen más carreras en este escenario que ha superado ya sus cien años de historia.

Terminó también la Vuelta Ciclista a España con el triunfo de Nairo Quintana, logrado sin duda en aquel error monumental del equipo Sky en la salida de la etapa que concluyó en Formigal, donde Froome perdió el tiempo que ahora le hubiera dado la carrera, tras la gran demostración que volvió a hacer en la crono en la que superó holgadamente al colombiano que, sin embargo, era el protagonista ayer para recibir el último maillot rojo en Madrid. Hacía décadas que ningún español subía al podio final, pero ni Contador, que lo perdió el penúltimo día, ni Alejandro Valverde, al que pasó factura la tercera gran vuelta en la misma temporada, estuvieron a la altura de su cartel de favoritos con que partieron de Galicia. No sólo eso, sino que en toda la carrera no se registró más que un triunfo español en una etapa, la del joven De la Cruz, que además cogió el liderato un día. Con todo, ha sido una carrera muy entretenida y con nivel demostrado por ciclistas de la nueva generación.