Diario Vasco
Leyenda. La jugadora, entre lágrimas, ayer durante su despedida.
Leyenda. La jugadora, entre lágrimas, ayer durante su despedida. / RFEBM

balonmano

El espíritu de la guerrera siempre permanece

  • Eli Pinedo se despidió ayer entre lágrimas de la selección y del Bera Bera tras más de 17 años en activo

Una de las grandes jugadoras del balonmano femenino colgó ayer las botas entre lágrimas. Eli Pinedo se despidió ayer de la competición profesional con un emotivo adiós después de «17 maravillosos» años dedicados al deporte de su «vida».

En una rueda de prensa celebrada en la sede del Comité Olímpico Español (COE) la alavesa resaltó que quería retirarse «compitiendo al máximo nivel como una más» antes de que su «rendimiento lo impidiera». «El día que un deportista se retira es el más triste de su carrera. Siempre creía que mi cuerpo me avisaría de cuándo terminar mi etapa pero he de reconocer que si por él fuera seguiría entrenando. Ha sido mi cabeza quien tomó la decisión hace un tiempo».

La alavesa afirmó que camino de la rueda de prensa le vinieron «muchos recuerdos a la cabeza». «La última derrota en los Juegos Olímpicos de Río y todas las victorias, medallas y campeonatos que he conseguido. Pero no me quedo con nada de esto», explicó.

«Me quedo con la cantidad de amigos que me ha dado el balonmano y los momentos únicos que he compartido con ellos. Amigos que le importa más cómo estoy que lo que gano. Pero sobre todo me quedo con esa niña que iba a entrenar ilusionada a Eibar de la mano de mi hermana Patri».

La alavesa estuvo arropada durante el acto de despedida por Alejandro Blanco y Francisco Blázquez, presidentes del Comité Olímpico Español y de la Federación de Balonmano, respectivamente, familiares, amigos, el seleccionador nacional, Jorge Dueñas, y excompañeras como Bea Fernández.

Tanto Blázquez como Blanco agradecieron a Pinedo «todo» lo que ha hecho por el balonmano. «El balonmano femenino siempre te estará agradecido por el posicionamiento que has conseguido con tu demostración en el terreno de juego y por la reivindicación de la mujer en el deporte», señaló Blázquez. «Intenté convencerla para que se quedara un poco más pero se ha ido cuando ella ha querido. Solo puedo agradecerle todo lo que ha hecho en la pista. Gracias por ser una guerrera pero sobre todo por ser Eli Pinedo», añadió el presidente de la Federación.

«Con una trayectoria que la convierte en leyenda. Ha sido una persona que se creó así misma y que tiene claro todo lo que hay que hacer en cada momento y siempre lo has hecho. Ahora afronta otra etapa en la vida en la que estoy seguro que alcanzará todo lo que se proponga», comentó Blanco. El presidente del COE quiso desearle «toda la suerte del mundo» y destacó lo «importante» que ha sido «no solo para el balonmano» sino para el «deporte». «Eli tiene un ADN particular y especial y seguro que la suerte le acompañará».

Bera Bera, su segunda familia

Pinedo, natural de Amurrio, también tuvo palabras para la selección de balonmano femenino. «Agradecer a mis guerreras por todo estos años. Ha sido emocionante ser un pedacito de ellas. Son muy grandes y nos lo van a seguir demostrando». Y tampoco se ha olvidado de sus compañeras del Bera Bera, «un ejemplo de club» y su «pequeña gran familia», ni de todos los entrenadores que ha tenido y que «confiaron» en ella.

Pinedo finalizó su emotivo acto de despedida «agradeciendo» a su familia por mostrarle siempre su «apoyo» y recordando una frase que le dijo su padre y que le ha acompañado durante toda su carrera: «El talento te hace destacar y el corazón te hace transcender».

Con 35 años, la jugadora del club Balonmano Bera Bera cierra una carrera llena de éxitos tanto a nivel clubes como con la selección de España, con la que disputó 201 partidos en los que anotó 438 goles.

Debutó contra Noruega el 4 de marzo del 2005 en el Torneo Internacional realizado en la ciudad alemana de Riesa y desde aquél día, ha participado de forma activa en los mayores logros en el balonmano femenino, conquistando cuatro medallas en los últimos 8 años: plata en el Campeonato de Europa en Macedonia 2008, bronce en el Campeonato del Mundo de Brasil 2011, bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y plata en el Campeonato Europeo de Hungría y Croacia 2014.