Diario Vasco

snowboardcross

Una Copa del Mundo atípica

La estación suiza de Veysonnaz acogió las dos primeras pruebas de la Copa del Mundo.
La estación suiza de Veysonnaz acogió las dos primeras pruebas de la Copa del Mundo. / AFP
  • Tras la suspensión de las carreras iniciales el campeonato se ha visto reducido a solo tres pruebas

La Copa del Mundo 2014-15 va a ser recordada por dos hechos: el triunfo final del rider donostiarra Lucas Eguibar y porque ha sido una edición atípicamente corta. Solo se han disputado tres pruebas y hubo que hacer modificaciones en el calendario inicialmente previsto por la organización de la Copa del Mundo.

Las primeras carreras del campeonato debían haberse celebrado en Montafon (Austria) y Squaw Valley (USA) pero no se dieron las condiciones adecuadas por la falta de nieve y las pruebas fueron suspendidas.

El reglamento de la Copa del Mundo establece que para que haya un campeón se deben haber celebrado al menos tres pruebas. Tras la suspensión de las dos primeras, la organización del campeonato tiró de imaginación e ideó una solución atípica. Decidió que se celebrasen el mismo fin de semana dos pruebas puntuables en la estación suiza de Veysonnaz. Allí fue donde Lucas Eguibar fraguó gran parte de su éxito.

La tercera y definitiva prueba se celebraría en la estación gerundense de La Molina.