Diario Vasco

RÍO2016

Juegos Olímpicos

Paralímpicos Río 2016

El egipcio que juega al tenis de mesa sin brazos

Ibrahim Hamadtou, durante uno de sus partidos
Ibrahim Hamadtou, durante uno de sus partidos / AFP
  • El palista tiene una forma espectacular de devolver la pelota, solo usando su boca

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

La habilidad no tiene límites y en los Juegos Paralímpicos se demuestra una y otra vez. El último en llamar la atención del público de Río ha sido el egipcio Ibrahim Hamadtou, que no tiene brazos y juega al tenis de mesa manejando la pala con la boca.

Perdió los dos brazos en un accidente de tren, pero eso no le hizo perder el gusto por jugar al tenis de mesa y encontró una nueva forma de hacerlo. Coloca la pala en sus labios y golpea la bola de una manera espectacular.

Su forma de sacar ha llamado más aún la atención, ya que lanza la bola al aire con el pie para después darle con la pala. Ha perdido sus dos partidos en estos Juegos, pero ha sido capaz de dejar a todos con la boca abierta. Aún le queda la competición por equipos para seguir asombrando.