El donostiarra Lucas Eguibar, feliz por ser el abanderado en los Juegos Olímpicos de Invierno

Lucas Eguibar celebra su medalla de plata en los mundiales de Sierra Nevada del pasado año/Reuters
Lucas Eguibar celebra su medalla de plata en los mundiales de Sierra Nevada del pasado año / Reuters

La ceremonia de inauguración se celebrará en la localidad surcoreana de Pyeongchang el próximo 9 de febrero, día de su cumpleaños

LARA OCHOA y OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Lucas Eguibar será el abanderado español en los Juegos Olímpicos de Invierno que arrancarán el próximo 9 de febrero en Pyeongchang (Corea del Sur). El rider donostiarra ha sido elegido por el Comité Olímpico Español y portará el estandarte el mismo día en el que cumplirá 24 años. Sin duda, la mejor manera posible de celebrar su cumpleaños.

Tras confirmarse su designación, Eguibar se ha mostrado muy feliz y ha asegurado que ser el abanderado español es «el mejor regalo para el día de mi cumpleaños. Hoy me voy a dormir con una gran sonrisa y muy agradecido de todo corazón por esta oportunidad».

El rider donostiarra, que se halla en Bulgaria compitiendo en la Copa del Mundo, ha agregado en declaraciones a este periódico que «sabía que podía ser elegido y me hacía ilusión, pero si al final no lo era tampoco pasaba nada. Hay más españoles en el equipo y me habría alegrado por el elegido».

Eguibar considera que este nombramiento no le carga de más responsabilidad, sino que «me carga de orgullo y de ganas de estar ahí, pero una vez allí creo que sentiré más nervios. Además, va a ser mi primer desfile, porque en los Juegos de Sochi no pudimos vivir esa experiencia, y quiero vivirla al máximo».

Finalmente, también ha valorado que la noticia haya tenido mucha repercusión: «La repercusión está siendo muy potente. Soy consciente de que es muy importante. Si te pones a pensar en que en los Juegos de Río el abanderado fue Rafa Nadal y yo soy el siguiente... Sé que Nadal está a un nivel que no tiene nada que ver con el mío, pero lo estoy disfrutando mucho. Es impresionante».

Por su parte, Alejandro Blanco, presidente del COE, ha subrayado que Eguibar «representa a la perfección los éxitos y el espíritu del deporte español y será un abanderado magnífico para nuestra delegación».

Serán los segundos Juegos Olímpicos para el donostiarra, que ya logró un diploma olímpico en Sochi 2014. Precisamente, su séptima posición en la cita olímpica le colocaba en todas las quinielas para ser el abanderado en 2018. Según la normativa del COE, los requisitos para portar la bandera son: ser el deportista con mejor palmarés olímpico de la delegación, estar presente en la ciudad donde se celebran los Juegos el día de la inauguración y no haber sido abanderado en otras citas. Eguibar cumple cada uno de estos requisitos y por eso el próximo 9 de febrero cogerá el testigo de Javier Fernández (2014) y Queralt Castellet (2010).

En los últimos días, Eguibar ya había reconocido que tras cumplir el «sueño» de participar en unos Juegos Olímpicos, también «soñaba» con la posibilidad de ser el abanderado en el desfile. Será el segundo guipuzcoano en lograrlo en un certamen invernal, pues el también ‘snowboarder’ donostiarra Iker Fernández lo fue en 2002 en los Juegos de Salt Lake City (Estados Unidos).

Opciones de medalla

Lucas Eguibar comenzó a esquiar con 2 años, deporte en el que compitió hasta los 15. Después se pasó al snowboard y en 2013 fue campeón mundial júnior. En 2014 acabó séptimo en la cita olímpica de Rusia y en 2015 ganó la Copa del Mundo. El año pasado se proclamó subcampeón mundial en Sierra Nevada y repitió medalla por equipos junto a Regino Hernández. Con este currículum, no es de extrañar que Eguibar sea la gran baza estatal de medalla junto al patinador Javier Fernández y la también snowboarder Queralt Castellet.

Aunque el 9 de febrero le veremos abrir el desfile de la delegación española, no será hasta el 15 cuando Lucas comience a competir en la modalidad de snowboard cross.

Once deportistas

Eguibar será uno de los tres representantes guipuzcoanos en Pyeongchang. Le acompañarán el esquiador tolosarra Imanol Rojo y el patinador donostiarra Felipe Montoya. Completan la delegación española: Regino Hernández (snowboard), Queralt Castellet (snowboard), Juan del Campo (esquí alpino), Martí Vigo (esquí de fondo), Ander Mirambell (skeleton), Javier Fernández (patinaje artístico) y la pareja de danza de patinaje artístico formada por Sara Hurtado y Kirill Khalyavin.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos