Gipuzkoa Basket

Una victoria o que pierda el vecino

Fisac, en el centro, durante un tiempo muerto el domingo en Illunbe ante el Burgos. / J. M. LÓPEZ
Fisac, en el centro, durante un tiempo muerto el domingo en Illunbe ante el Burgos. / J. M. LÓPEZ

El Delteco GBC logrará la salvación matemática si gana uno de los cuatro partidos que restan o cuando Bilbao, que cesó ayer a su técnico, pierda

RAÚL MELERO SAN SEBASTIÁN.

No ha cambiado mucho el panorama desde que el Delteco doblegara en la prórroga al Obradoiro. Ese día consiguió su duodécimo triunfo y la permanencia virtual en la ACB. Los chicos de Fisac han perdido sus dos siguientes encuentros, ante el Barcelona y el Burgos, y ahora mismo la distancia con el primero que desciende -Bilbao Basket- es de cuatro encuentros con también cuatro partidos por disputarse.

Como el averaje con los bilbaínos es favorable a los hombres de negro por un punto, la permanencia matemática no ha llegado todavía, si bien nadie en el club ni en el entorno piensa que el Delteco no vaya a estar otro año más en ACB. Solo falta ganar uno de los cuatro partidos que quedan o esperar a que los bilbaínos pierdan uno o el Tecnyconta Zaragoza, dos. Como el Bilbao Basket visita esta próxima jornada la cancha del Obradoiro el sábado, se puede dar la circunstancia de que el GBC se salve antes de jugar contra el Real Madrid el domingo a mediodía, siempre y cuando los vizcaínos caigan en Santiago.

De los siete equipos que pelean por eludir los dos últimos puestos, el Delteco y el Obradoiro, con 12 triunfos, están a una victoria de mantenerse y el Burgos (11), tras su último triunfo en Illunbe, lo tiene también muy cerca. El Joventut (10), que parecía desahuciado hace un mes y medio, ha ganado seis de sus últimos siete partidos y ahora parece un firme candidato a la permanencia. Así que los que peor lo tienen son Zaragoza (9), Bilbao (8) y Betis (7), con cuatro jornadas por disputarse.

El equipo de Fisac tiene tres partidos fuera -Real Madrid, Andorra y Fuenlabrada- por solo un encuentro en Illunbe, la penúltima jornada ante la Penya. Un calendario complicado, aunque bien es cierto que lo que ha hecho hasta ahora la escuadra guipuzcoana le puede valer para salvarse incluso perdiendo todos los choques.

También se puede dar la circunstancia de que haya empates múltiples en las últimas jornadas y haya que revisar los averajes. El GBC lo tiene ganado con el Betis y Burgos, perdido con Zaragoza y Bilbao, y pendiente con el Joventut que debe visitar Illunbe. En el choque de la primera vuelta los de Fisac cayeron por nueve puntos (76-67).

Bilbao se aferra a Lakovic

El Gipuzkoa Basket mira así de reojo lo que sucede en Miribilla, que por otra parte tiene tintes dramáticos para los intereses del Bilbao Basket. La directiva del cuadro vizcaíno decidió ayer poner punto y final a la vinculación de Veljko Mrsic «de forma amistosa mediante mutuo a cuerdo» y es su ayudante Jaka Lakovic quien se va a hacer cargo de los hombres de negro en estos últimos cuatro encuentros que quedan. Mrsic ha dirigido al equipo bilbaíno en 21 partidos de Liga con un balance de 5 victorias, todas ellas en Miribilla, y 16 derrotas, 10 de ellas en otros tantos encuentros como visitante.

La racha del Bilbao Basket es nefasta. Lleva siete derrotas consecutivas y ha ganado solo un partido -al Betis en Miribilla- de sus catorce últimos compromisos. Si en el caso del GBC no sería positivo tener que llegar a depender de los averajes, lo es mucho menos en el caso del Bilbao Basket. Lo tienen perdido con el Zaragoza, con lo que deben ganar dos partidos más que ellos en las cuatro jornadas que restan. Pero es que tampoco lo tiene fácil Zaragoza, que visita esta jornada Burgos en un encuentro que puede ser dramático, y debe visitar las canchas de Unicaja y Barcelona, recibiendo a Fuenlabrada entre medias.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos