Gipuzkoa Basket

Swing y Norel se convierten en los referentes del GBC

Jordan Swing entra a canasta ante el Oviedo. / TOÑO ÁLVAREZ

La pretemporada de los donostiarras deja buenas sensaciones y las malas noticias llegan por las lesiones de Kenny Chery y Fede Van Lacke

RAÚL MELERO SAN SEBASTIÁN.

El Gipuzkoa Basket se encuentra en la recta final de su preparación para acometer a partir del próximo 1 de octubre su décima temporada en la liga Endesa. Solo tiene por delante un último choque de preparación, ante el Baskonia el próximo martes, pero que se jugará a puerta cerrada y la intención es que no trascienda ni el marcador ni los anotadores. Han sido cinco amistoso con un balance de tres triunfos y dos derrotas. El equipo llegará al comienzo de liga con la moral alta ya que las victorias se han producido además en los tres últimos choques. Los dos encuentros que se perdieron fueron ambos por dos puntos de diferencia, ante el Bilbao y el Obras Sanitarias.

Por otro lado está los problemas físicos que ha tenido la escuadra donostiarra. Algo normal en pretemporada cuando la carga de trabajo es mayor que durante el curso y que se ha cebado con dos hombres: Kenny Chery y Fede Van Lacke. Dos jugadores que a priori partirán en el quinteto inicial cuando arranque la competición y que a día de hoy llegarán al primer partido si no hay ninguna recaída. El base canadiense sufrió una luxación en el codo izquierdo el pasado día 17, mientras que el argentino tuvo un golpe en el primer minuto del choque ante el Oviedo. Ambos ya habían arrastrado problemas en pretemporada.

Una torre y un francotirador

Si algo ha dejado claro los cinco partidos de preparación diseñados por el cuerpo técnico del GBC es que hay dos referentes claros: Henk Norel y Jordan Swing. El pívot holandés ha terminado con 19,3 puntos de media por partido mientras que el de Alabama se ha ido a los 16,5 jugando un partido menos. Norel va a ser un elemento vital en el juego del GBC por sus 2,12 de altura y lo que obliga a cerrarse a los rivales. En cuanto a Swing, ha demostrado que cuando su muñeca está caliente es dificilísimo de parar. Además su punto fuerte es que anota tras bote y bloqueo, con lo que es capaz de fabricarse sus propias canastas.

El último en llegar a la disciplina del GBC ha sido Daniel Clark por su participación con Gran Bretaña en el Eurobasket. En su estreno con los guipuzcoanos, se fue hasta los doce puntos y un rebote. Sin fallo en los tiros de dos y con un aceptable dos de cuatro en triples.

Uno de los sellos de Porfirio Fisac en sus equipos es el constante trabajo para capturar más rebotes qeu el rival. En los tres triunfos, el Gipuzkoa Basket ha sido más poderoso bajo el tablero y eso ha derivado en que haga más tiros a canasta.

Por lo demás, jugadores como Salvó, Dani Pérez, Fakuade y Oroz han tenido más luces que sombras en lo que respecta a la labor individual de cada uno en estos partidos. Ocho días para el pistoletazo de salida de una primera semana que tendrá tres encuentros de competición ante Gran Canaria, Betis y Estudiantes.

Fotos

Vídeos