Gipuzkoa Basket

Una racha que invita a creer en la sorpresa

Preparados. Sanz, Chery, Swing, Norel y Fakuade realizan ejercicios de calentamiento antes de un entrenamiento en Illunbe./MIKEL FRAILE
Preparados. Sanz, Chery, Swing, Norel y Fakuade realizan ejercicios de calentamiento antes de un entrenamiento en Illunbe. / MIKEL FRAILE

El Delteco GBC, con la ausencia de Agbelese, a por un triunfo de prestigio ante el Herbalife Gran Canaria (12.30 horas) en Illunbe

RAÚL MELERO

Vuelve el baloncesto a Illunbe (12.30 horas, Movistar Plus) con un Delteco Gipuzkoa Basket enrachado, en un gran estado de forma, si nos atenemos a los últimos resultados, y con ganas de subir un triunfo más a su casillero. Algo que, por otra parte, no será nada fácil ya que enfrente estará el Herbalife Gran Canaria, uno de los equipos que en la última década se ha instalado en la alta alcurnia de la ACB. Sin estar al nivel de los equipos de Euroliga pero que ya les ha dado varios sustos tanto en eliminatorias de play off como en la Copa.

De hecho el conjunto guiado por Luis Casimiro viene de clasificarse exitosamente para los cuartos de final de la Eurocup con una victoria el pasado martes en la cancha del Alba Berlín. El 'Granca' sabe lo que es disputar una final continental y meterse regularmente en las eliminatorias por el título de la Liga Endesa. Es más, si los canarios no entran entre los ocho primeros, se puede considerar como sorpresa.

Por ello debe ser un rival muy a tener en cuenta por la escuadra donostiarra, pero el estado de forma y lo que ha demostrado en los dos últimos meses de competición, dan al Delteco GBC opciones de vencer y subir la novena victoria a su casillero. Algo que, dicho sea de paso, sería una proeza.

Reinventarse por dentro

Que el conjunto donostiarra haya vencido en cuatro de sus seis últimos partidos -solo ha caído ante el Real Madrid y el Barcelona- es el principal argumento para soñar con un triunfo este mediodía. Además en esos dos encuentros ante los todopoderosos de la Liga, enfrente hubo momentos de gran baloncesto que desarbolaron a un voluntarioso GBC.

Eso sí, las alegrías duran poco en casa del pobre. La semana pasada Fisac recuperó a Dani Pérez y Joan Pardina, pero para el partido de hoy el segoviano no va a poder contar con Danny Agbelese. El poste estadounidense ha tenido que ser hospitalizado durante la semana por un proceso gástrico y no ha podido completar ningún entrenamiento. Con lo cual, la rotación interior se acorta en demasía el peor día posible.

El Gran Canaria cuenta con tres torres capaces de hacer un agujero en cualquier lado. Balvin (2,17), Pasecniks (2,16) y Fischer (2,11) tendrán como gran opositor a Henk Norel y sus 2,12. A partir de ahí, Fisac y sus colaboradores deberán tirar de imaginación y de 'trampear' al rival.

No le va a quedar más remedio al técnico de Fuenterrebollo de jugar algunos minutos sin un 'cinco'. Daniel Clark, Michael Fakuade, Miquel Salvó y en menos medida el joven Xabi Beraza tendrán que ocupar las dos posiciones interiores. El precioso juego del gato y el ratón. ¿Podrá la escuadra guipuzcoana hacer daño a su oponente sin un referente interior o sufrirá con los centímetros y físico de los postes rivales?

De todas formas, el equipo amarillo es más que sus pívots aunque tiene bajas de calado como Albert Oliver, Eulis Báez u Oriol Paulí. El equipo que entrena Luis Casimiro ha tenido que acudir al mercado y ha incorporado al argentino Nico Brussino y al serbio Nikola Radicevic. El rasgo más característico del Herbalife es su funcionamiento como un bloque sin fisuras, aunque lejos del Gran Canaria Arena han pasado problemas porque solo han vencido en dos salidas. El GBC lo ha hecho en cuatro.

No hay nadie que supere los diez puntos de media y hasta seis jugadores rondan la decena de tantos de promedio. Mekel es un base muy sólido, Ericsson un seguro desde la larga distancia, Seleey rebosa clase, mientras que Aguilar y Rabaseda conocen la Liga perfectamente.

El Delteco deberá estar atento a todos los jugadores prestando atención en defensa por igual a bases, aleros o postes. Pero como dice Fisac, «hay que ir a disfrutar a Illunbe y que la gente se vaya con una sonrisa». Si el Delteco gana, se quedaría a un triunfo del Gran Canaria. Podría parecer una chirigota, pero no lo es.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos