Gipuzkoa Basket

La primera rampa para el GBC es la más empinada

Salvó, Agbelese, Beraza, Chery y Pardina durante un ejercicio de tiro en el Gasca. / IÑIGO SÁNCHEZ
Salvó, Agbelese, Beraza, Chery y Pardina durante un ejercicio de tiro en el Gasca. / IÑIGO SÁNCHEZ

Recibe, en esta semana de tres partidos, al actual campeón de la ACB, el Valencia (17.00 h.) ante el que busca la sorpresa

RAÚL MELERO

Semana de tres partidos. Algo a lo que, equipos como el Delteco Gipuzkoa Basket, no están acostumbrados y que, lamentablemente, suelen pasar factura. Normalmente en modo de lesión o problema físico que merma las opciones de un equipo, que como el donostiarra centra sus esfuerzos en un partido a la semana.

Esta tarde, (17.00 horas Movistar Plus) el conjunto guipuzcoano tiene el primero de sus envites, un puertaco imponente, ya que es el actual campeón de liga quien visita Illunbe, el Valencia Basket. Después la cuesta se suaviza un poco, porque visitará el miércoles al Iberostar Tenerife y rematará estos frenéticos siete días recibiendo al Obradoiro el domingo que viene.

Y lo que toca hoy es otro rival de Euroliga, como la semana pasada, que no atraviesa por un buen momento en la Liga ACB, pero que tiene un nivel enorme. Llega de perder ante el Murcia en su cancha de La Fonteta y en las ocho jornadas de la segunda vuelta ha vencido solo en la mitad de los partidos, cifras muy por debajo de lo que se espera de una plantilla como la taronja.

Eso sí, no habrá que fiarse ni un pelo porque el equipo con el que cuenta Txus Vidorreta es de campanillas. La campaña no ha sido nada fácil para los valencianos, sobre todo por la plaga de lesiones que le han asolado casi desde la pretemporada. De hecho para el choque de hoy tendrá tres notables ausencias: Antoine Diot, Guillem Vives y Fernando San Emeterio, que sufrió una rotura fibrilar en el sóleo de su pierna izquierda el viernes pasado. En lo que respecta al GBC, Norel y Clark, han arrastrado pequeñas molestias, pero se espera que los dos pilares interiores sean de la partida.

Defender el triple, clave

Mirar las estadísticas generales del cuadro naranja hacen que el Delteco deba subrayar en rojo el porcentaje valenciano en el tiro de tres puntos. Es el mejor de toda la ACB con un 41%. Vidorreta cuenta en sus filas con depuradísimos tiradores como Rafa Martínez -quinientos partidos para el de Santpedor-, Doornekamp, Abalde, Joan Sastre o Erick Green. Vamos, que en cualquier quinteto que ponga el bilbaíno sobre la cancha hay cuatro jugadores que pueden amenazar desde más allá de la línea de 6,75. O los cinco, si juega, por ejemplo, con Bojan Dubljevic como referente interior.

Otro de los puntos que caracterizan al Valencia Basket es su defensa, la tercera mejor del campeonato, que solo concede 76 puntos por choque a su rival. Por ello Fisac advirtió en su comparecencia que «tenemos que igualarles en físico». El cuadro taronja es capaz de sacar de la pista literalmente a su oponente como no encuentre respuesta en el mismo nivel de intensidad.

El Delteco puede tener el antídoto ante un equipo del potencial del valenciano: los primeros 25 minutos ante el Baskonia son un claro ejemplo. Pero habrá que intentar que se acerquen a los cuarenta. La capacidad de sufrimiento y concentración será vital para intentar subir la undécima victoria al casillero.

Siempre es especial un choque ante un rival de la vitola del Valencia Basket y la motivación debe ser total por mucho que vengan después dos partidos. Como será especial para Jaume Ponsarnau, extécnico del GBC, hoy ayudante de Vidorreta y que pisará Illunbe por primera vez desde que fuera despedido hace un par de temporadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos