Porfirio y su locura

El Corte Ucla

El GBC sumó su triunfo número doce de la temporada y ya está cinco por encima del descenso

Fisac da órdenes a Chery./JOSÉ MARI LÓPEZ
Fisac da órdenes a Chery. / JOSÉ MARI LÓPEZ
RAÚL MELERO

Loas y befas. No puede ser de otra manera. El Delteco GBC subió ayer su triunfo número doce. Cinco por encima del descenso y tres por debajo de los playoffs. Sí, sí. Hay que fijarse en todos los lados.Porque como este equipo siga ganando, puede que sea capaz de dar un susto a alguien.

Lo que parece claro es que el año que viene volverá a competir en la Liga Endesa.La ventaja sobre el descenso es suficiente y los rivales deberán hacer pleno de victorias y el equipo de Fisac perder todos los partidos.No se lo creen, ¿verdad? Yo tampoco.

El triunfo de ayer es el de los jugadores.De todos. Desde las dobles figuras de Clark, hasta la fascitis plantar de Oroz, que aunque estaba cambiado no saltó a la pista. Porque ha sido una semana excelente, con dos triunfos en tres encuentros donde se anotaron 92 y 107 puntos a Tenerife yObradoiro. En esos dos partidos, el GBC no ha contado con su jugador franquicia, Henk Norel, lo que eleva muchísimo más la nota al equipo. «Demostramos que no somos Norel y unos amigos», dijo Fisac el viernes. Y ha vuelto a dar en el clavo.

Porfi lo tiene claro. Jugar valiente. No quiere miedos. «Tengo un equipo para hacer ochenta puntos», proclamó. Y ahí está su media. Quizá no tiene a los mejores jugadores pero les hace jugar a mil por hora.Sin temor al fallo. Da igual que solo hayan pasado cuatro segundos de posesión. «Si estás solo, tírala», pretende. Jugar con un punto de locura. ¿Puede un equipo recién ascendido y con el presupuetso más modesto hacer un baloncesto así? Ya lo están demostrando. Porfi debe escuchar a los Maiden.No cabe duda. 'Can I play with madness?' Reza uno de sus himnos. Y que sigan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos