Gipuzkoa basket

Porfirio Fisac: «Solo vivo para conseguir que mis jugadores jueguen bien a baloncesto»

Porfirio Fisac cree que el Delteco GBC debe mejorar en experiencia y en dureza mental./MIKEL FRAILE
Porfirio Fisac cree que el Delteco GBC debe mejorar en experiencia y en dureza mental. / MIKEL FRAILE

El segoviano no está del todo contento del arranque liguero de su equipo y quiere «cinco o seis victorias» antes de acabar la primera vuelta

RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

Lejos de conformarse por cómo ha arrancado el curso, Porfi Fisac se muestra especialmente crítico con él y con los resultados del equipo. «Me falta algo», repite el segoviano. El técnico del Delteco se lamenta de «no haber sacado todo el jugo a los jugadores» y cree que el equipo tiene que «convencer» al público de que suba a Illunbe para hacerlo más acogedor.

- ¿Qué cuerpo se le ha quedado tras la derrota en Badalona?

- Una sensación rara. Me extrañó muchísimo que no empezáramos el partido con la mentalidad adecuada y esto es lo que ahora mismo más me preocupa. A veces no somos conscientes del tipo de equipo que somos y me duele porque son grandes oportunidades las que tenemos y no se pueden desperdiciar.

«A los 'yankees' no les estoy sacando todo lo que tienen dentro, deben hacer 20 puntos entre los dos»

«Estoy un poco desilusionado porque creo que deberíamos llevar algún triunfo más»

«Nosotros a la gente le tenemos que convencer, para que el aspecto de Illunbe sea más acogedor»

- ¿Lo mejor fue la reacción?

- Somos un equipo que tiene una calidad de anotación en torno a 80 puntos. Si hubiéramos empezado normal, creo que hubiéramos tenido la posibilidad de irnos de ocho o de diez puntos y el final de partido hubiera sido distinto.

- Gielo hizo mucho daño. ¿Cree que fallaron los ajustes en defensa para que no lanzara cómodo?

- Ya sabíamos que sus dos 'cuatros' no son postes, sino que son aleros que tiran muy bien. Lo teníamos muy hablado pero esto es la ACB. Cualquiera te puede hacer un agujero. Nadie del GBC pudo salir contento del partido en Badalona.

- ¿Está satisfecho con el balance de tres triunfos y seis derrotas?

- No. (Se toma una gran pausa) Tampoco estoy insatisfecho. No sé. Quizá estoy desilusionado. El equipo ha hecho un baloncesto como para tener alguna victoria más y creo que lo hemos merecido. Nadie tiene la culpa, la tenemos el cuerpo técnico y los jugadores, por eso digo lo de decepcionado.

- ¿Cuál ha sido el partido que más le ha fastidiado perder?

- Baskonia (Rotundo). Además fue una derrota injusta. Es de los pocos partidos donde hay alguna influencia arbitral que marca el resultado.

- ¿Se siente perjudicado por el arbitraje?

- No diría eso. Siempre me han respetado pero en este inicio de Liga creo que está habiendo más errores con el Delteco de lo normal. El arbitraje es honesto y en la ACB ni ganas la liga ni desciendes por eso.

- ¿Le tranquiliza que se haya competido en casi todos los partidos?

- Tranquilo no estoy. Lo estaré cuando en la primera vuelta consiga cinco o seis victorias y en la segunda lo mismo o más. Quiero que mis jugadores hagan 80 puntos. Tranquilo no estoy porque mi equipo no puede tener un hábito de equipo ACB todavía.

- ¿Qué cree que es lo mejor que está haciendo el equipo?

- Creo que es un equipo listo, sabe leer bien el juego, saben lo que quiere el entrenador y creo que son jugadores bastante inteligentes sobre todo tácticamente. Hacemos muchas variantes, muchas cosas y las cogen muy rápido.

- ¿Y en lo que debe mejorar?

- La inexperiencia, algo que, todo hay que decirlo, era obvio por la composición de la plantilla. Creo que debemos dar un paso en cuanto a la dureza mental. Saber de dónde venimos para no volver nunca más.

- ¿Está teniendo un trabajo extra en lo psicológico?

- Soy muy exigente ahí. A la hora de la mentalidad, humildad y ambición de los jugadores. A veces soy hasta desagradable. Pero quiero que este club tenga años de vida y no voy a dejar que nadie, ni cuerpo técnico ni jugadores, estemos cómodos.

- ¿Cómo está viviendo personalmente Porfirio Fisac este inicio de campeonato?

- Reconozco que me falta algo. Sí estoy muy feliz aquí, me siento a gusto, pero me falta algo. Vivo para que mis jugadores jueguen bien y me gustaría que alguno de ellos jugara mejor y por ello estoy triste. Tengo que hacer que este equipo juegue a mejor nivel y ganemos más partidos.

- La competición dice que Henk Norel es su principal referente. ¿Esa era la idea que tenía con él?

- Siempre ha sido un jugador que me había gustado. Es difícil esperar lo que ha hecho y los galardones que ha conseguido. Ha sido el jugador por el que más hemos apostado y más esfuerzo hemos hecho.

- Ha demostrado que saca hasta la última gota a sus jugadores.

- No sé, ando un poco jodido con eso.

- ¿Por qué?

- Creo que a los dos 'yankees' no les estoy sacando todo lo que tienen dentro. Nos tienen que hacer veinte puntos entre los dos. El otro día nos faltó eso por ejemplo para ganar. Swing es un jugador muy talentoso que cuando el partido se pone duro, él no tiene ganado el respeto para que le piten alguna falta a favor. Lo debe ir ganando poco a poco.

- ¿Y Chery?

- Entre las lesiones que tuvo al inicio de la pretemporada y el papel que le he dado a Dani Pérez, creo que a Kenny le está costando entender lo de salir desde el banquillo y jugador menos minutos. Le está costando a la grada y yo lo percibo, y me está costando sacarle beneficio.

- ¿Cómo ve a sus rivales?

- El Joventut ha cambiado a un base y no vamos a tener el poder económico de Burgos y Betis. Ellos ya han hecho cambios. Nosotros no tenemos ese poder, no podemos fallar. Tenemos el tema de Chery que si no consigue el pasaporte tenemos una fecha para poder cortar a coste cero y tiene que conseguirlo sí o sí.

- ¿Cuándo expira esa fecha?

- A mediados del mes que viene, creo. La idea nuestra era clara. Con él como cotonou con el pasaporte de Haití, tendríamos una ficha de americano para poder incorporar a un exterior si lo necesitáramos.

- Seguimos con los rivales y la salvación. ¿Dónde está la frontera?

- Es difícil que cambie, está entre las diez y doce para salvar. La parte de arriba se está empezando a mostrar intratable y cada vez va a ser más difícil derrotar a los grandes.

- ¿Qué nos dice de Illunbe?

- Estoy muy a gusto. Yo lo cuento de esta manera: este club volvió a nacer el año pasado, con una política diferente. Irradiaba felicidad hacia el entorno guipuzcoano con un club importante para mí como es el Easo, con una serie de jugadores guipuzcoanos de futuro para empezar. Jugamos en el Gasca donde iban la mitad de ahora, pero parecían el doble. Nosotros a la gente le tenemos que convencer, no le tenemos que pedir. En el primer aspecto como club, que ahora lo estamos haciendo bien, y después en el aspecto deportivo. Que el equipo se entregue, juegue bonito y gane. Eso hará que Illunbe poco a poco sea más acogedor.

- ¿El partido de Unicaja ayuda?

- Sí. Fue bonito, pero me hubiera gustado meter más de ochenta ese día. Queremos que el equipo tengan talento para enganchar.

- En el fútbol, casi todos los niños quieren jugar en la Real. Es su espejo. ¿Debe ocurrir lo mismo con el GBC?

- Sin duda. Y en Illunbe tienen que tener su espacio, como el otro día el Olimpic estaba lleno de chavales con el chándal del Joventut. Es imperiosamente necesario porque si no no tendremos futuro.

- ¿Cree que el club se tiene que volver a abrir a la provincia?

- Es complicado lo que se hacía antes de poner autobuses porque económicamente tiene un costo. Vamos a verlo, no podemos esperar, sino ir a por la gente. Incluso los que estén en la provincia, pero resulta complicado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos