Gipuzkoa Basket

El peor escenario en el peor momento posible

Mike Fakuade bota el balón durante un entrenamiento esta semana en Illunbe./ARIZMENDI
Mike Fakuade bota el balón durante un entrenamiento esta semana en Illunbe. / ARIZMENDI

El Delteco GBC, sin Henk Norel otra vez, visita al todopoderoso Real Madrid (12.30 horas) con la intención de poner las cosas difíciles al líder

RAÚL MELERO

La cita es la más complicada. Por el momento, por el rival, por la situación, por las bajas, por todo. Así es el calendario y desde finales del mes de agosto -aunque recuerden que se sorteó dos veces por la readmisión del Betis tras un litigio con la ACB- se conocía que el primer fin de semana de mayo tocaba pasarse por el WiZink Center de la capital para medirse al Real Madrid. Esto será este mediodía (12.30 horas, Movistar Plus) y tras el partido solo quedarán los tres últimos fogonazos de esta temporada 17/18.

El líder espera a un Delteco GBC que no contará por quinta vez consecutiva con su jugador franquicia, Henk Norel. Porfirio Fisac, en su comparecencia previa, desveló que el holandés tenía «el alta médica» y que iba a depender de él y sus sensaciones si se iba a vestir de corto ante los merengues. Parece que su reaparición tendrá que esperar una semana más porque el gigante de Gorinchem, que por cierto sigue siendo el segundo mejor valorado de la Liga tras Shengelia, no cogió ayer el autobús que desplazó a la plantilla guipuzcoana hasta el centro de Madrid.

Sí han viajado Jon Urtxulutegi (vinculado del Easo con el GBC) y Gaizka Maiza, que ha sido dado de alta tras su cesión en el Sammic Iraurgi, y que va a contar para Fisac en estos últimos cuatro partidos. Sin embargo no es que la tropa donostiarra esté en plenitud de facultades. Daniel Clark, Danny Agbelese y Kenny Chery han arrastrado diversos problemas físicos que no les han dejado estar al cien por cien durante los entrenos de esta semana.

Así las cosas, el partido llega en un momento que no parece propicio para que el Delteco GBC pueda asaltar el fortín blanco. De hecho no lo ha conseguido nunca y es junto con La Fonteta, la única cancha donde el Gipuzkoa Basket, con sus distintas denominaciones comerciales, no ha conseguido arrancar un triunfo a domicilio. A punto estuvo de hacerlo dos veces, precisamente con el actual entrenador del Real Madrid en el banquillo donostiarra. Una se escapó por poco (71-67) y en la otra, el GBC hincó la rodilla en la prórroga (110-100). Por lo menos, el Delteco GBC ya ha ganado esta temporada en el WiZink Center. Fue en la tercera jornada liguera, pero enfrente no estaba el Madrid, sino el Estudiantes, hoy será distinto.

Felipe Reyes, 750 partidos

Las lesiones le han respetado durante casi toda la temporada a la plantilla dirigida por Porfirio Fisac, aunque en las últimas semanas, quizá sus jugadores estén pagando los esfuerzos realizados durante los últimos meses. El rival de los guipuzcoanos también ha tenido un año marcado por los problemas físicos. Pablo Laso tendrá hoy varias bajas como las de Campazzo, Randolph y quizá Doncic. Se ha dado el alta federativa al base Chasson Randle, en detrimento de Troy Thompkins.

El líder de la ACB presenta un imponente saldo de 27 triunfos y solo tres derrotas. Se ha clasificado recientemente para disputar la quinta Final Four de la Euroliga en las últimas seis campañas y desde hace diez días el extécnico del GBC cuenta con su gurú, Sergi Llull. El balear ha pasado ocho meses en el dique seco por una lesión y llega al tramo de temporada donde su equipo se va a jugar los dos títulos que restan: la Liga y la Euroliga.

A la electricidad de Llull hay que unir el desbordante talento que tiene una plantilla como la del Madrid que posee de todo. Tiro, defensa, transición, rebote o intimidación. Además, Felipe Reyes cumplirá nada menos que 750 encuentros en la ACB en la que es su decimonovena campaña en la máxima categoría.

Con todo esto, la papeleta del Delteco Gipuzkoa Basket es muy complicada en una cancha donde el conjunto merengue solo ha perdido un partido de Liga, contra el Barça, ha pasado dos veces de 100 puntos y en siete ha metido más de noventa. Solo en una ocasión, ante el Obradoiro, el equipo de Laso no ha llegado a ochenta puntos. A priori es el peor escenario para darse una alegría.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos