Gipuzkoa Basket

El peligro reside en confiarse demasiado

A por la novena. Fakuade, Norel, Salvó (detrás), Dani Pérez y Clark durante el entrenamiento del martes pasado en Illunbe. /P. Martínez
A por la novena. Fakuade, Norel, Salvó (detrás), Dani Pérez y Clark durante el entrenamiento del martes pasado en Illunbe. / P. Martínez

El Delteco recibe a un peligroso Tecnyconta en Illunbe (18.00 h.) con el objetivo de encarrilar la salvación en la ACB

RAÚL MELERO

La frase formulada por Porfirio Fisac fue un aviso a navegantes. «Que la clasificación no nos engañe», dijo el entrenador segoviano en la previa del partido. Y lleva razón el castellano porque el rival del Delteco Gipuzkoa Basket esta tarde en Illunbe (18.00 horas) es el Tecnyconta Zaragoza. Batible por su situación en la tabla. Complicadísimo si se repasa su plantilla.

Haría mal la escuadra donostiarra si pensara que por las dos victorias de ventaja que tiene sobre el Zaragoza y la baja de Dragovic cree que puede batirle al equipo maño a medio gas. Cierto es que la dinámica y el estado de forma otorga al Delteco más opciones de triunfo pero si los Neal, McCalebb, Bellas o Varnado se ponen a jugar, le pueden hacer pasar una mala tarde a cualquiera.

Vuelve Agbelese

El GBC se juega llegar a las nueve victorias -algo para celebrar a estas alturas de campeonato- y meter tres encuentros de distancia al Tecnyconta. Parece complicado ganar el average ya que en el choque jugado en el Príncipe Felipe la distancia fueron 16 tantos, 93-76. Así que el triunfo puede ser un botín suficiente para Fisac y los suyos. Una victoria que, de producirse, debe encarrilar el camino hacia la salvación. Nueve de veinte partidos es un botín para estar más que satisfechos habida cuenta del presupuesto que maneja el club donostiarra en esta campaña. El de Fuenterrebollo recupera a Agbelese, quien fue baja en el último choque ante el Herbalife. Así que la rotación de Norel volverá a estar bien cubierta por el nigeriano.

El Tecnyconta llegará a Illunbe con la sensible baja de su ala pívot titular, Nikola Dragovic. Pep Cargol deberá echar mano o bien de Barreiro o bien de De Jong para completar los minutos al ‘cuatro’ y dar descanso a Álex Suárez.

El principal peligro de los maños es su batería exterior. Liderada por el veterano Gary Neal que viene de hacer 36 puntos al Obradoiro. Un anotador compulsivo que promedia 18,7 por noche y que ha metido al menos diez puntos en todos los choques menos en uno. McCalebb es un base con pedigree de Euroliga capaz de desnivelar la balanza y Janis Blums posee una muñeca que siempre debe ser vigilada de cerca. Un choque para no fiarse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos