GIPUZKOA BASKET

La pelea del GBC por un presupuesto digno

Nekane Arzallus.
Nekane Arzallus.

La Diputación aportará 1.4 millones de euros las dos próximas campañas, una cifra vital para el club. El resto de flujo monetario llegará de la televisión, abonos, y club de empresas. La figura de un patrocinador sería básica para dar solidez

RAÚL MELERO SAN SEBASTIÁN.

El Gipuzkoa Basket se pudo inscribir en la ACB el sábado 15 gracias a la ayuda de 700.000 euros de la Diputación para esta temporada y al aval concedido por el Banco Sabadell contra la ayuda foral de otros 700.000 euros correspondientes a la temporada 2018/19. Esas dos aportaciones permitieron al club asumir los costes de ascenso e inscripción en la Liga Endesa.

La entidad de Illunbe tuvo que abonar los 404.021 euros que solicita la ACB, y que suponen la cuarta parte del valor de participación, necesario para todos los recién ascendidos que quieren disputar la Liga Endesa. Si se mantiene en la máxima categoría, antes de comenzar la próxima temporada el GBC debería volver a abonar esa misma cantidad. También presentó toda la documentación necesaria y adjuntó un presupuesto mínimo de dos millones de euros verificable por los responsables de la ACB.

Así las cosas, la ayuda de las instituciones supone la mitad del presupuesto que estima el club presidido por Nekane Arzallus para esta campaña 2017/18. El ente foral destina 700.000 euros para esta temporada y la misma cuantía para la que viene. Además el Ayuntamiento donostiarra aporta, si no ha habido variación en el acuerdo del pasado año, 235.000 euros.

El Gipuzkoa Basket completará el presupuesto para la temporada 17-18 con cuatro patas más, igual de importantes que el dinero asignado desde las instituciones. Los derechos de televisión, los abonos, el club de empresas más la figura de un patrocinador principal, configurarían el mapa completo de ingresos para el cuadro donostiarra.

A diferencia del apoyo institucional, la cantidad de estas ayudas puede oscilar. Respecto a su última participación en la ACB los derechos por televisión han aumentado y desde el club se estima que la plataforma Movistar puede aportar entre 300.000 y 400.000 euros al GBC.

Un asunto importante y a cuidar será el de los abonos. La presidenta declaró que estaría satisfecha con una cifra de «alrededor de los 3.000 socios». Si la media de un abono en ACB rondaba los 150 euros temporadas atrás, que hubiera tres mil socios en Illunbe supondría 450.000 euros para las arcas del conjunto guipuzcoano. Una cifra muy importante dentro de la totalidad del presupuesto. El club ha anunciado que la próxima semana se procederá a la renovación de carnets y posiblemente se informe de los pasos a dar para ser abonado en Illunbe.

Otro punto de ingreso monetario para el GBC, y al que desde el club se le da mucho valor por la fidelidad de todas las marcas, es el llamado club de empresas que, según afirmó Arzallus, aporta unos 300.000 euros en cada ejercicio.

El gran caballo de batalla

Así las cosas los derechos de televisión, los abonos más el club de empresas reportarían al GBC una cantidad cercana al millón de euros o superior dependiendo de los variables. Por ello la importancia que tiene el número de abonados, ya que muchos menos de esos tres mil que pronosticó la presidenta serían una reducción importante en el presupuesto general del club. La ayuda institucional más estos flujos de ingreso, suman alrededor de los dos millones de euros mínimos que solicita la ACB.

En todo este compendio faltaría la figura del patrocinador principal que dote de estabilidad y seguridad al proyecto, amén de más recursos para la contratación de jugadores. RETAbet fue el último sponsor con el que ha contado el Gipuzkoa Basket y en su último año en la ACB destinó 350.000 euros.

Una cifra similar de un posible nuevo sponsor dotaría de cierto margen de maniobra al cuadro donostiarra si hubiera algún contratiempo o lesión. En las dos últimas campañas en la ACB, que se saldaron con el descenso deportivo, el GBC salió con 3,2 y 2,6 millones de euros de presupuesto.

La concreción de un patrocinador principal que dé nombre al equipo y que pueda figurar en la camiseta de juego es el gran caballo de batalla del club. Los responsables del GBC llevan manteniendo múltiples conversaciones y han visitado innumerables empresas sin que por el momento haya cristalizado ninguna. Encontrar un sponsor sería una excepcional noticia para el Gipuzkoa Basket y todo su entorno.

A la espera de que se vayan concretando las cifras sobre los abonos o si se cierra un sponsor, la ayuda institucional es vital para que el GBC pueda seguir en lo más alto del baloncesto estatal. En total la ayuda es de 1.900.000 euros en las últimas tres temporadas. Medio millón la pasada campaña en la Liga LEB -250.000 para la inscripción en la Liga y otros tantos para cuadrar el presupuesto- y los 1.400.000 para las dos próximas campañas . A eso habría que sumar los 235.000 euros que el Ayuntamiento destina a apoyar al GBC cada ejercicio.

Más

Fotos

Vídeos