Gipuzkoa Basket

«Empezamos a resucitar como club y tenemos que aprovecharlo»

Nekane Arzallus, en un momento de la entrevista esta semana en Donostia./USOZ
Nekane Arzallus, en un momento de la entrevista esta semana en Donostia. / USOZ
Nekane Arzallus, presidenta del Gipuzkoa Basket

El buen recorrido deportivo del GBC, unido a una paulatina recuperación económica hace ver el futuro con moderado optimismo

RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

La holgada distancia con el descenso -cuatro partidos- significa que los parones se puedan tomar con calma. Nekane Arzallus es optimista porque las cosas en lo deportivo, social y económico van hacia arriba. La presidenta del Gipuzkoa Basket tiene un objetivo cristalino al margen de lo deportivo: «tenemos que ir paliando la deuda». Las ocho victorias con las que cuenta el GBC no le hacen mirar hacia arriba. «Hay que llegar a doce cuanto antes».

- ¿Cómo le ha llegado el parón al equipo?

- No nos ha venido mal para trabajar cosas y los jugadores también se lo han tomado como un pequeño descanso. El anterior tampoco, así que espero que este vaya bien.

«Varios jugadores tienen el compromiso de seguir si nos mantenemos en ACB. Norel está entre ellos»

- Norel no ha ido con Holanda.

- Llevaba tiempo con sus problemas en la fascia plantar y los médicos le aconsejaron que parara y se tratara de la lesión.

- ¿Llegará al partido de Bilbao?

- Esperemos. No va a ser fácil pero conociéndole, seguro que aprieta para poder estar.

- ¿Vienen de dos derrotas duras?

- No emplearía la palabra dura. En los dos partidos se ha competido y hemos estado cerca de lograr el triunfo. Además, ha sido contra Gran Canaria, que tiene un enorme potencial, y frente al Zaragoza, que nadie se explica cómo está tan abajo con la plantilla que tiene. Más que duras, diría que con pena de no haber ganado alguno de los dos.

- ¿Han podido sembrar alguna duda en la moral de la plantilla?

- En el momento duelen pero considero que el equipo psicológicamente está bien. Los jugadores tienen claro cuál es el objetivo y que van a ser capaces de conseguirlo. Hay que ir a por las doce victorias.

- El equipo está en mitad de tabla. ¿Qué lectura hace?

- Yo diría que nuestra nota ahora mismo es un notable. Si a principio de temporada nos dicen que íbamos a estar en este momento así, lo hubiéramos firmado. También es cierto que se nos han escapado un par de partidos. El equipo lo está haciendo bien, compitiendo todos los partidos y la valoración es buena. El descenso lo tenemos a cuatro partidos pero no nos podemos fiar.

- ¿Le da para mirar hacia arriba de la tabla?

- Creo que en este momento nuestro objetivo es la permanencia. Cuando la consigamos miraremos para arriba. Antes no. Hay que ir a por doce victorias.

- ¿Se pueden ir planificando cosas para la próxima temporada?

- Tenemos a jugadores que tienen adquiridos con nosotros el compromiso de seguir en el equipo siempre y cuando sigamos en la ACB.

- ¿Norel es uno de ellos?

- Sí. Está haciendo una gran temporada, nos ha transmitido que está muy a gusto en Donostia y en el club, y estaríamos encantados de que continuara un año más.

- ¿Y eso que dice Porfi en sus comparecencias que no quiere que los jugadores sigan en el club?

- (Ríe). Yo creo que lo hace para motivarles. Estamos encantados con ellos y los jugadores también. Espero que estén aquí muchos años. Empezamos a resucitar un poco como club y hay que aprovecharlo.

«Estamos en el buen camino: al día en los pagos y poco a poco paliando nuestra deuda»

- Háblenos de la asistencia a Illunbe.

- Quitando los partidos contra Barcelona y Real Madrid, que han sido los de más afluencia, en el resto nos hemos movido entre los 2.500 y 3.000 espectadores.

- ¿Qué lectura hace de eso?

- Sabíamos que no iba a ser fácil. Estamos recuperando poco a poco esa masa de fieles y espero que vayan siendo más de aquí al final de temporada.

- ¿Cómo de importante ha sido la participación de la Minicopa?

- Es muy importante el tener siete clubes representados en la Minicopa. Creo que es un premio a los clubes, a la gente que trabaja con ellos y a los chavales.

- Siga.

- Ellos necesitan referentes que estén en la élite y en este caso somos nosotros. Ahí también va enfocado nuestro trabajo. Los clubes están ayudando y entre todos hay que tirar hacia delante.

- ¿Hace falta la figura de una persona que pueda servir de puente entre el GBC y el los clubes?

- Quizá sí. Ya sea nuestro o con la colaboración de la diputación, puede ser. Nos lo podemos plantear.

- ¿Ilusiona ver a los Beraza, Sanz, Azpeitia en dinámica del primer equipo?

- Por supuesto. Y Maiza que está cedido en el Iraurgi. Es el ejemplo de que en todo el territorio se trabaja muy bien con los chavales. El objetivo es que los mejores jugadores de la provincia estén con nosotros.

- ¿Es un sueño que Darío Brizuela vista la camisola del GBC?

- A mi me encantaría. En su día decidió irse al Estudiantes, pero sabe que las puertas del GBC siempre van a estar abiertas para él.

- ¿Qué puede decir de la situación económica a día de hoy?

- Ha mejorado. Este año hemos conseguido patrocinadores que se han unido al proyecto que no pensábamos que podíamos contratar. Estamos en el buen camino: al día de pagos con trabajadores, jugadores y Hacienda. Vamos haciendo nuestros ahorritos y así paliando la deuda.

- ¿Podían haber tenido un equipo más ambicioso?

- Creo que sí. O por lo menos fichar a jugadores más caros. Pero nuestra intención es doble: intentar hacer el mejor equipo posible pero teniendo en cuenta que debemos guardar algo para limpiar la deuda.

- ¿Tienen contemplado qué cantidad de deuda pueden quitar esta temporada?

- No lo hemos cerrado todavía. Lo importante es que vamos quitando. Todos los días se van cerrando pequeños patrocinadores y en el mes de mayo, veremos cómo nos quedamos.

- Y el domingo que viene llega un derbi en Miribilla.

- Ya toca ganar allí porque hace mucho que no ganamos y estaría bien pero no será fácil. Lo que decía antes. Los equipos de abajo se están reforzando y el Bilbao Basket es uno de ellos. Por eso, entre otras razones, será complicado.

- Bilbao lo está pasando mal.

- En los años precedentes han estado en la zona media alta y en la actualidad para ellos psicológicamente será duro verse ahí abajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos