Gipuzkoa Basket

La mayor remontada en la historia de la ACB

Fisac da instrucciones a Clark y Fakuade en Tenerife./MIGUEL BARRETO
Fisac da instrucciones a Clark y Fakuade en Tenerife. / MIGUEL BARRETO

Ningún equipo había levantado 21 puntos de desventaja para ganar un partido desde la temporada 2000/01 hasta que el miércoles lo hizo el GBC en Tenerife

RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

El triunfo del Delteco GBC en Tenerife ha pasado a la historia. No solo en la particular de la escuadra donostiarra, sino en la de toda la ACB. Desde que la competición cambió de los dos tiempos de veinte minutos a los cuatro cuartos de diez, en la temporada 2000/01, ningún equipo había remontado 21 puntos para ganar, como hizo el miércoles la escuadra de Porfirio Fisac.

Al término del segundo periodo el Gipuzkoa Basket perdía 56-35 y terminó ganando 88-92. Cierto es que al inicio del tercer cuarto caía por 22 puntos (60-38) pero consultada la ACB por este periódico, los registros absolutos oficiales se contabilizan de cuarto en cuarto. Con lo cual, la de Tenerife es la mayor remontada para ganar el partido en la historia de la ACB tras el descanso.

El anterior récord estaba en posesión del Leche Río Breogán, que remontó 20 puntos (27-47) al Gran Canaria en la jornada 22 de la temporada 2005/06 para vencer por 71-67. El Delteco GBC se mete de esta manera en la historia de una competición tan importante como la Liga Endesa.

Hasta el miércoles, la mayor remontada del equipo guipuzcoano se logró en la temporada 2015/16, también con Porfirio Fisac como entrenador cuando pasó de perder por catorce puntos al descanso en la cancha del Manresa,41-27, a derrotar a los del Bagés al final del encuentro en el Nou Congost por 78-80.

Una remontada basada en un mayor vigor defensivo, conjugado con una clarividencia en ataque que no se dio en los dos primeros cuartos. La suma de esfuerzos ofensivos y la sangre fría de Clark para clavar un triple a falta de cuarenta segundos que pusieron el choque en la rampa de despegue en dirección Donostia.

Desparrame anotador

La escuadra de Porfirio Fisac anotó 54 puntos en los últimos 18 minutos y medio de partido. La división ofrece un espectacular dato: 3 puntos por minuto. Una absoluta barbaridad. El cuadro guipuzcoano jugó a lo que quiere su entrenador. Valentía, ritmo y descaro en ataque. Trece canastas de dos puntos, seis triples y diez tiros libres fueron las vías de anotación del conjunto guipuzcoano. Chery con 13 tantos y Van Lacke y Dani Pérez con 9 fueron los más destacados.

Paso adelante en defensa

El ataque canario fue la némesis del donostiarra en los dos últimos cuartos. Desde que logró su máxima renta -22 puntos- el equipo de Katsikaris metió 28 tantos en 18 minutos y medio. El GBC dio un paso adelante en defensa. Fue más agresivo, sobre todo punteando los triples rivales. También las manos rápidas de los jugadores del Delteco originaron robos de balón que se tradujeron en canastas fáciles. Kenny Chery, además de hacer un partidazo en ataque, robó cinco balones

Los triples, termómetro del partido

Como ocurre casi siempre, el Iberostar vio el aro como una piscina durante la primera mitad. Hizo un espectacular doce de veinte en triples. Sin embargo, las muñecas se enfriaron en la segunda parte, dos de dieciséis para los aurinegros. Por ahí se les fue parte del partido. Al contrario, la puntería del Gipuzkoa Basket fue mejorando a medida que el reloj descontaba los segundos. Siete en la segunda parte, pero lo más importante: cinco en el periodo final.

La mano de Clark

Y, siguiendo con los triples, hay que pararse en uno sobre el resto. El que anotó Clark a falta de cuarenta segundos para terminar el choque y que puso al equipo con ventaja de tres puntos. Después, el compendio de buena defensa, control del rebote y toma de buenas decisiones finales proporcionó el triunfo. Al británico no le tembló el pulso. Daniel Clark no se lo pensó. Agbelese le ofreció la bola y, a ocho metros, se levantó para anotar una canasta fundamental para la victoria. Otorgó esa distancia de seguridad que todos los equipos quieren en los segundos finales. Clark metió la canasta ganadora. Su única canasta en la segunda mitad. Así son las cosas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos