Gipuzkoa Basket

Kenny Chery, Daniel Clark y Jordan Swing, los escuderos de Norel

Clark postea ante Javi Vega en Illunbe. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Clark postea ante Javi Vega en Illunbe. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Entre los cuatro anotan más de la mitad de los puntos que promedia el Delteco y se han erigido fundamentales para la buena marcha del equipo

RAÚL MELERO

La importancia de Henk Norel en el juego del Delteco es fundamental. Básica. Por ello, cuando falta se le echa de menos. Aunque sin el holandés, el equipo guipuzcoano ha sido capaz de ganar en dos de los seis encuentros en los que el pívot no ha participado.

De los 26 partidos que ha jugado, su equipo ha ganado diez. En ocho de ellos Norel anotó diez o más puntos, siendo fundamental en casi todas las victorias. Solo ante el Obradoiro y el Betis no llegó a la decena de tantos quedándose en siete y cuatro, respectivamente.

Está claro que en baloncesto no todo son los puntos. Pero en el estilo de juego que plantea Porfirio Fisac, con muchas posesiones y que no importa que hayan pasado pocos segundos de ataque para lanzar a canasta, que haya jugadores acertados en ataque es básico.

El Delteco no es solo Norel. Como dijo Porfirio Fisac tras el triunfo en Tenerife, «no solo somos Norel y una banda de amigos». Efectivamente. El holandés tiene varios escuderos de lujo que son tan culpables como él de la buena marcha del equipo. Kenny Chery, Daniel Clark y Jordan Swing están detrás de Norel en los puntos anotados por partido.

La segunda vuelta del canadiense, le ha puesto en segunda posición en el ranking del GBC con 13,5 tantos por choque. Swing ha mantenido una regularidad importante y promedia 10,4. Clark por su parte está completando su mejor temporada de cara al aro en la ACB y firma por encuentro 11,5 puntos. Los tres junto con los 14 que hace Norel por partido, hacen exactamente 49,4 puntos de los ochenta que anota el GBC.

Gran rendimiento

Los tres escuderos de lujo están realizando una temporada sobresaliente. Por encima de lo esperado. Chery fue cortado la pasada temporada del Betis tras jugar veinte partidos. Sus promedios no eran malos, nueve puntos por choque, pero no terminó de encandilar a los verdiblancos. La explosión del de Montreal se produjo entre el final de la primera vuelta y el inicio de la segunda, donde completó ocho encuentros seguidos con dobles dígitos. Se da la circunstancia de que ha llegado a hacer 20 o más puntos en seis encuentros.

También era un temporada de reivindicación para Jordan Swing. El zurdo de Tennessee, cortado en pretemporada por el Betis, ha ocupado en veinte ocasiones un puesto en el quinteto inicial. Ha sido una de las sorpresas de esta campaña porque ha demostrado muchísima clase y talento. Quizá haya pagado no ser un jugador respetado en la Liga y algunas desconexiones le han hecho cometer errores de bulto. Con todo, no está al alcance de muchos hacer más de diez putos de promedio todos los días en la ACB.

Clark ha dado un paso al frente en su rendimiento. Quizá porque es en Donostia donde ha tenido un papel más importante. Con que juegue nueve minutos en los dos partidos que restan, habrá superado su mejor marca total que data de hace unas temporadas cuando militó en el Fuenlabrada. El inglés se ha destapado con varios partidos imponentes como el de Betis, 25 puntos, el del Tenerife en Illunbe, 21, o los 18 tantos que hizo en el triunfo frente al Obradoiro.

Otros jugadores como Van Lacke, Agbelese, Fakuade o Dani Pérez han realizado partidos espectaculares, y su aportación ha sido importante, aunque sin llegar a los promedios de sus tres compañeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos