Gipuzkoa Basket

Ponsarnau: «He dicho no a la selección este año por salud mental»

Ponsarnau, en el funicular de Igeldo durante su estancia en Donostia. / PEDRO MARTÍNEZ
Jaume Ponsarnau, exentrenador del Gipuzkoa Basket)

Ha sido el único técnico cesado del GBC pero guarda un gran recuerdo de su estancia en Donostia. «Me alegro mucho de que vuelvan a la ACB», confiesa

RAUL MELEROSAN SEBASTIÁN.

Campeón de la ACB con el Valencia. Renovado recientemente con el equipo taronja. Feliz por el regreso del Gipuzkoa Basket a la Liga Endesa y echando una mano a Sergio Scariolo en la primera preselección para el Eurobasket. Ese es Jaume Ponsarnau (Tárrega, 1971), exentrenador del GBC durante una temporada y ocho partidos, y actual campeón de Liga. Amable, sencillo y cordial atiende a la llamada de EL DIARIO VASCO desde Benahavis, en Málaga.

- ¿Nos contesta a la llamada desde la concentración de la selección?

- Pues sí. Aquí estamos en unos días con la primera convocatoria de la selección. Muy a gusto, con jugadores que conozco, compartiendo unos días con Sergio (Scariolo), pero dentro de poco vuelvo a coger vacaciones y a estar con la familia.

- Eso le iba a preguntar. Este año no va al Eurobasket. ¿Cómo así?

- Este verano lo voy a dedicar a mi mujer y a los hijos porque ha sido una temporada muy dura viviendo solo en Valencia. Charlé con Sergio en su momento, le voy a ayudar en varios temas como el estar aquí con él, pero decliné la oportunidad de ir al Eurobasket, por salud mental y familiar (Risas).

- ¿Cómo suena eso de campeón de Liga?

- Suena fuerte ¿eh? (Vuelve a reir). La verdad es que estoy muy contento y orgulloso. Es muy difícil ser campeón de liga y más si no estás ni en el Madrid ni en el Barça. Además de cómo se consiguió, compitiendo y jugando muy bien, así que no pudo haber mejor broche.

- Tuvieron mucho mérito eliminando a Barcelona, Baskonia y venciendo al favorito al título.

- Sí, decíamos en broma que hemos eliminado a Bartomeu. Porque son los tres equipos con licencia A en la Euroliga. Además con el factor cancha en contra ante Baskonia y Real Madrid. La verdad es que encontramos nuestro punto álgido de juego en el play-off y sobre todo en la final contra el Madrid. El grupo humano ha trabajado muy bien durante toda la temporada y la filosofía de Pedro como entrenador está basada en crear hábitos desde el entrenamiento.

- Ha pasado casi mes y medio del título. ¿Aún hay resaca?

- No, qué va. Mentiría si dijera que hay veces que voy paseando o estoy pensando en algo y te vienen flashes e imágenes del cuarto partido o la celebración. Pero ya es pasado y hay que mirar hacia delante.

- ¿Es cierto que nunca había ganado al Real Madrid, hasta esta temporada?

- ¡Y le gané tres veces seguidas! Fíjate lo que son las cosas. Tantos años en Manresa, en Donostia, para intentar ganar... Era el único equipo de la liga Endesa que me quedaba. Le he ganado tres partidos seguidos que han servido para levantar el título de la liga.

- Dio la impresión de llegar muy cansado contra ustedes. ¿Cierto?

- Esa sensación dio. Nosotros estábamos justos pero los hechos muestran que jugamos mejor y hemos sido justos vencedores.

- Gana la liga y el entrenador (Pedro Martínez) no sigue. No le quiero meter en un aprieto, pero ¡cómo lo explica?

- Después de ganar una liga que no renueven al entrenador es por cosas que han ido pasando, que son de sintonía, como digo yo. Pedro es un entrenador de principios y que es muy consciente cuando no hay buen 'feeling'. No me sorprende el desenlace, lo que no significa que no me ponga triste.

«Estoy seguro de que todos los técnicos de la ACB han sido cesados al menos alguna vez»

-Se dijo que el trabajo coral de usted, con Pedro Martínez y el resto de ayudantes fue fundamental para ganar la Liga.

- Hay una cosa que la define muy bien y que es un entrenador de entrenar. En los partidos no hay plan B. Hay plan A que es el que hemos entrenado durante toda la semana. Difícilmente se agarrará a intuiciones en el partido. Durante la semana sí y tiene esa brillantez de ser intuitivo, de hacer apuestas y de arriesgar. Es un tío serio y honesto, coherente con sus actos. Respeta muchísimo al entrenador ayudante y es algo que se lo agradezco y que nos ha hecho estar más cerca el uno del otro a medida que ha ido avanzando la temporada.

- Firmó la renovación hasta el 2020. ¿Contento?

- Mucho, sí. El club me trasladó que estaban contentos conmigo. Sí es cierto que el ser primer entrenador tiene mucho peso, pero la oferta fue buena. Viene Txus (Vidorreta), al que conozco muy bien, jugamos Euroliga y el reto es apasionante.

- ¿Tuvo alguna opción de salir de Valencia?

- Sí que hubo algo, pero finalmente no cristalizó. Algo parecido al verano pasado, donde tuve opciones de ir a algún equipo pero se cerraron las puertas hasta que Pedro se acordó de mí y me fichó.

- Le veremos por Illunbe...

- Claro. Es una gran noticia que el Gipuzkoa Basket vuelva a la ACB. Me alegro mucho por el montón de amigos que me quedan en Donostia.

- ¿Cómo vivió la noticia?

- Con mucha alegría, la verdad. Es muy importante que haya baloncesto de élite en Gipuzkoa y que consigan involucrarse no solo la ciudad sino el territorio porque hay grandes equipos, grandes técnicos y grandes jugadores. Hay tradición e ilusión de baloncesto en Gipuzkoa, así que ojalá puedan hacer una gran proyecto en la ACB.

- ¿Un título de liga tapa los malos momentos como el que vivió en Donostia?

- Mira, te lo digo sin pensarlo. Seguro que todos los entrenadores de la ACB han sido destituídos en algún momento. Es más fácil ser destituido en un sitio donde además la situación fue precaria y tantas cosas nos salieron mal. Así es la vida del entrenador.

- ¿Qué futuro le vaticina a Porfi Fisac y sus pupilos?

- Va a ser difícil porque aunque no tengo datos imagino que partirán con un presupuesto justo. Pero ojalá que hagan una buena campaña, que la gente vuelva a subir a Illunbe y regrese la pasión por el basket.

Fotos

Vídeos