Gipuzkoa Basket

El invitado más especial de Gipuzkoa Basket

Rafa Martínez frena con falta una penetración de Jordan Swing. / P. MARTÍNEZ
Rafa Martínez frena con falta una penetración de Jordan Swing. / P. MARTÍNEZ

Con el partido de ayer, Valencia Basket ha jugado once veces en Illunbe ante Gipuzkoa Basket, más que ningún otro equipo

BORJA OLAZABAL SAN SEBASTIÁN.

Imaginen equipos de esos que gustan ver. Bien, el Delteco GBC porque es el nuestro, pero no hablamos de eso. Hablamos de esos equipos que, por una razón u otra, gustan más o atraen más público. Podíamos destacar, por eso de la rivalidad, los derbis. Los partidos del Gipuzkoa Basket ante el Baskonia o el Bilbao Basket siempre son especiales. De hecho, el primer partido que los donostiarras disputaron en su cancha en la Liga ACB fue un derbi contra los vizcaínos. Aquel encuentro se disputó hace más de once años. Un 1 de octubre del 2006 y con 10.500 espectadores en las gradas. El ambiente fue impresionante, aunque los donostiarras perdieron en su estreno.

También nos podemos fijar en otros rivales interesantes. Ahí están los de siempre, los potentes Real Madrid o Barcelona.

Pero por encima de todos, y aunque muchos no lo crean, el invitado más especial de los que se puede tener es el Valencia Basket. Y por razones que van mucho más allá de que sea un buen o mal equipo o que sea querido o no por la afición. El Valencia Basket es el invitado más especial que puede tener el GBC porque es el equipo que más veces ha visitado a Illunbe.

Ponsarnau volvió a la que fue su casa y fue recibido con cariño por la afición donostiarra

Los conjuntos que más veces han pasado por Donostia lo han hecho en diez ocasiones, pero los 'taronjas', con la de ayer, se han pasado en once ocasiones por el coso. Como todo, ese partido extra que han disputado en tierras guipuzcoanas tiene su explicación. Una explicación que nos lleva a los mejores años del GBC. Y es que ese partido de más fue el correspondiente a los cuartos de final de los playoff por el título que disputó el equipo que entonces entrenaba Sito Alonso.

Un año histórico

La mejor clasificación histórica del Gipuzkoa Basekt llegó en aquel curso de los playoffs, el 11/12. Los donostiarras acabaron en quinta posición y se clasificaron para jugar por el título, pero a media temporada también habían logrado meterse en la fase final de la Copa del Rey.

El choque que le da el liderato a los valencianos en lo que a visitas a Illunbe se refiere se disputó el 20 de mayo del 2012. El GBC se impuso 86-82 y forzó el tercer partido en una tarde en la que destacó David Doblas, que hizo 21 puntos. 7.345 espectadores disfrutaron de ese enfrentamiento.

Aquel triunfo fue histórico para los donostiarras, sigue siendo el único en unos playoffs, y no fue la única gran victoria ante los valencianos. De hecho, en la primera temporada del Gipuzkoa Basket en la ACB, se le ganó 84-72 al por entonces Pamesa Valencia con un gran Nacho Ordín, que se fue a los veinte puntos. ¡Qué tiempos aquellos!

El paso de los años no ha favorecido en nada al club, que tras tocar techo empezó a caer hasta volver a descender. Uno de los hombres que no lo pasó bien durante las peores temporadas del Gipuzkoa Basket fue Jaume Ponsarnau, el único entrenador en la historia del club que ha sido destituido.

La visita del Valencia Basket también fue especial porque Ponsarnau volvió a Illunbe. Era la primera vez que lo hacía como rival. Actualmente es el ayudante de Txus Vidorreta. No hubo rencores en su aparición en la cancha. Todo lo contrario.

De hecho, el de Tárrega fue recibido con aplausos por su antigua afición. Y no solo eso. Cuando se dirigió al banquillo, Miguel Santos dejó su asiento para ir a darle un abrazo. También saludó afectuosamente al entrenador la presidenta, Nekane Arzallus, que le dio dos besos. El entrenador también se movió de su lugar de trabajo para encontrarse con la peña Omnes Uni.

Y si con todo esto fuera poco, Ponsarnau fue anunciado por megafonía cuando se presentó al Valencia Basket. Algo muy subrayable, ya que no es nada habitual que en los pabellones mencionen al técnico ayudante.

De fuera vendrán...

Pero hay veces que todos los bonitos recuerdos. Que los emotivos reencuentros. Que los momentos especiales. Que todo eso, queda en un segundo plano. O, simplemente, nadie se acuerda de ellos. El Valencia Basket fue ayer un invitado especial, pero como dice el dicho; 'de fuera vendrán y de tu casa te echarán'.

Poco le hizo falta a los de naranja para borrar del partido a los que iban vestidos de azul. El encuentro empezó con un terrorífico 0-17 que dejó temblando todos los cimientos de Illunbe. Los visitantes estuvieron impecables en los minutos iniciales, en los que anotaron cinco triples. El público que se acercó ayer a la cancha, mucho menos que el de aquellas tardes que hemos recordado, no pudo aplaudir una canasta local hasta pasado el minuto cuatro de partido.

Y pocos aplausos hubo ayer. Lógico, por otra parte. Incluso, y esto es noticia porque la afición del GBC no es así, es escucharon algunos pitos. Aunque el basket cambia mucho durante los partidos y al final, como casi siempre, hubo aplausos el día que vino el invitado especial.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos